Querida Emuna,

Mi hijo se casó hace algunos años con una chica adorable, o al menos eso pensábamos. Mientras más tiempo llevan casados y más hijos tienen, ella menos quiere tener cualquier relación con mi esposo y conmigo. Ella quiere nuestra ayuda financiera (ambos están en escuela de postgrado), de hecho la espera, pero rara vez nos habla. Lo gracioso es que nuestro hijo es feliz, pero la actitud de su esposa nos hace difícil pasar tiempo con ellos y con nuestros nietos. Todas las interacciones de ella con nosotros parecen implicar que en realidad no nos soporta, pero dado que somos los padres de su esposo ella tolera (apenas) nuestra presencia. Yo siento que nuestra ayuda financiera es lo que la obliga a comportarse civilizadamente, y ahora debemos reducir los gastos. Tenemos miedo de que esto pueda terminar con la relación por completo, sin embargo, ¿qué tipo de relación es esta en realidad? Toda la situación es muy dolorosa para nosotros. ¿Tienes algún sabio consejo?

- Padres Adoloridos

Queridos Padres Adoloridos,

Tengo un consejo para darles, aunque no puedo garantizar que sea un consejo sabio. Una vez que nuestros hijos se casan, sus vidas y sus elecciones quedan fuera de nuestro control. Si piden nuestro consejo (rara vez ocurre), entonces podemos darlo, pero de otra forma ellos usualmente no están interesados en nuestra opinión y ciertamente no están interesados en sugerencias de cambio para ellos o para su pareja.

Hacer las paces con esto es muy difícil. Y si además de tener que aceptar un rol más limitado en la vida de tu hijo debes proveer asistencia financiera, la situación se hace más compleja. Sin embargo esta es la realidad para la mayoría de los padres de hijos casados.

Donde tu situación es diferente es en la actitud de tu nuera. Tú no quieres ser vengativa, pero entiendo que puedas sentirte resentida por entregar tanto y recibir tan poco. Esto también es parte de la realidad de la vida ya que mientras más entregas, más te importa, lo que causa inevitablemente que los padres estén más involucrados en la relación que los hijos.

Vivimos en un mundo en donde hay un agudo sentido de derecho.

Además, no hay que olvidarse que vivimos en un mundo en donde hay un agudo sentido de derecho. Los niños frecuentemente esperan que el mundo (léase: padres, ¡y quizás incluso el gobierno!) les de a ellos todo lo que desean. Y cuando se ven obligados a aceptar menos de lo que consideran que les deben, los resultados pueden ser desagradables.

Quizás puede ser una lección adicional de construcción de carácter que debes darles —un sentido de responsabilidad y consecuencias—, aunque puede que ellos no escuchen el mensaje.

Entiendo que el dolor es muy grande y constante, y puede que en el futuro se haga más profundo. Pero recuerda que, si Dios quiere, la vida es larga. Las relaciones tienen sus altos y bajos y la historia final aún no se ha escrito. Y por sobre todo, no te olvides que Dios está solamente a un rezo de distancia.

-- Emuna


Querida Emuna,

Tengo una cuñada que me hiere constantemente. Ella tiene mucho tiempo para pasar con sus padres y con sus hermanos y respectivas parejas e hijos. Pero a mí —que soy soltera y no tengo hijos— me invitan con muy poca frecuencia, y cuando voy, me siento invisible para la mayoría de ellos. He intentado decirle a mi hermano y cuñada que estoy sufriendo. Es verdad que mi hermano pasa un poco de tiempo de calidad conmigo cada mes, pero mi cuñada siempre está "demasiado ocupada". ¿Debiera dejar de asistir a estas reuniones con su familia? Siempre salgo de ellas sintiéndome triste, avergonzada y enojada. No conozco bien a mi cuñada, pero creo que ella tiene un buen corazón y posiblemente quiere ser buena persona, por lo que me gustaría seguir comunicándome con ella. El problema es que me está costando trabajo sobreponerme a mi vergüenza, frustración y asombro de por qué ella me trata así (y por qué trataba así a mi madre, que en paz descanse). Yo le pregunté si hice algo para herirla u ofenderla, pero ella me dijo que no. ¿Tienes algunas palabras de apoyo para mí?

- Cuñada triste

Querida Cuñada triste,

¡Ay, estas relaciones políticas! Son tan complicadas. Suena como que tu cuñada no es cruel, sino que simplemente no está consciente y le falta sensibilidad. Probablemente no es que "ella tiene mucho tiempo para pasar con sus padres, etc.", sino que es con ellos con quien ella prefiere pasar su tiempo. Ella se siente mucho más cómoda con su familia de origen y con sus hermanos que con los miembros de la familia de su esposo. Esto es normal, especialmente si ella es joven y no ha estado casada mucho tiempo. Podemos esperar (y rezar) que con la madurez vendrá más integración y sensibilidad.

Cuando dices que has intentado decirle a tu hermano y a tu cuñada que estás sufriendo, es difícil para mí saber exactamente a qué te refieres. ¿Les has dicho y ellos no escucharon? ¿Les has dado indicios de eso y esperaste que ellos se dieran cuenta por sí mismos? Si no nos comunicamos en forma clara no podemos esperar que los otros (incluso nuestra propia pareja y especialmente aquellos que no nos conocen bien) entiendan exactamente a qué nos referimos.

Además, también es posible que tu cuñada esté realmente intentando —en lo que sólo puede ser descrito como una forma torpe e inefectiva— ser comprensiva y sensible. Quizás ella no te invita tan a menudo como a ti te gustaría porque piensa que tu incomodidad es un resultado de tu soltería y falta de hijos. Quizás ella está intentando ser atenta a tus necesidades.

Finalmente, tú no explicaste en realidad qué pasa en estos encuentros familiares que te hacen sentir humillada y enojada. ¿Las personas son realmente crueles contigo? ¿Te ignoran? ¿O te sientes fuera de lugar? ¿Estás involucrada en las conversaciones o estás esperando que ellos te presten atención? Sin esta información, es difícil darte un consejo. Sin embargo, voy a sugerir una cosa que creo que hará una gran diferencia: interésate en ellos y en sus vidas. Llama a tu cuñada para preguntarle por sus hijos (si tiene), sus hermanos, sus sobrinas y sobrinos. En las reuniones familiares, haz un esfuerzo por conocer a su familia, por entablar conversaciones con ellos, por hacerles preguntas sobre sus vidas y por jugar con sus hijos. Si intentas acercarte a ellos, entonces 1) disfrutarás más, 2) te preocuparás más por ellos y 3) ellos te querrán más; te convertirás en alguien con quien ellos querrán pasar tiempo. Enfocarse en los otros en vez de en uno mismo es la solución a muchas situaciones sociales incómodas o desagradables. Inténtalo; estoy bastante segura de que funcionará. Mantenme informada.

- Emuna


Querida Emuna,

Estoy acercándome a la mayor cantidad posible de personas para pedir consejo. Mi madre perdió su trabajo hace dos años y ha estado "cuesta abajo" desde entonces. Primero empezó a tener problemas de estómago; luego empezó a perder su memoria y eventualmente terminó actuando de forma agresiva con mi padre y conmigo. Mi hermano la llevó a un neurólogo ya que estábamos preocupados de que se tratara de un comienzo temprano de demencia o Alzheimer. En el doctor ella admitió que bebía demasiado. Este problema de bebida ya lleva dos años, y ahora está en una etapa de negación y esconde el alcohol. Yo sé que ella ha debido enfrentar la soledad, depresión y todo lo que viene con el síndrome del nido vacío. Mi padre no es un tipo emocional y pese a que viven juntos, según lo que yo he visto no están felices juntos. Ella tiene mucho resentimiento y ahora se ha convertido en una alcohólica. Ella está en una etapa de negación y mientras está sobria está bien, pero apenas se emborracha se vuelve abusiva y enojona. Yo ahora tengo seis meses de embarazo de nuestro primer hijo y me está costando mucho lidiar con la situación. ¿Alguna sugerencia?

- Hija codependiente

Querida hija codependiente,

Pese a que entiendo tu deseo de obtener el mejor consejo posible, creo que debo advertirte sobre tu intento de preguntarle a la mayor cantidad de gente posible. Inevitablemente tú no sabrás a quien escuchar y al final terminarás con todas las sugerencias revueltas en tu mente o bien terminarás adoptando la última sugerencia que escuches, ¡y luego cambiarás de rumbo cada vez que escuches una nueva sugerencia! Las personas y su consejo no son algo que uno debe acumular. Escoge unas cuantas personas en las que confíes (es por eso que Pirkei Avot nos insta a escoger un rabino para nosotros) y apégate a ellas.

Dicho eso, entiendo tu preocupación sobre el matrimonio de tus padres. Eso, sin embargo, deben arreglarlo ellos, no tú. Lo que no entiendo es qué tiene que ver la situación con el hecho que estés esperando tu primer hijo, y con qué es lo que te está costando lidiar.

A pesar de que compartiste pocos hechos personales, asumo que estás felizmente casada y muy emocionada por este bebé que viene en camino. Tu relación con tu esposo e hijos no debieran verse afectadas por la desafortunada situación de tu madre. Entiendo que es una fuente de dolor para ti, pero no tienes muchas posibilidades de hacer un cambio real en la situación. Por favor consulta un profesional con experiencia antes de intentar cualquier tipo de intervención familiar. A pesar de que una intervención podría ser necesaria, es un paso muy drástico que sólo puede tomarse bajo supervisión y con una guía apropiada. Por lo general, en toda situación terapéutica es el paciente quien tiene que escoger la terapia. Rara vez (aunque hay excepciones) funciona cuando es impuesta por otros. En situaciones que involucran el abuso de sustancias, por lo general el individuo tiene que tocar fondo antes de ser capaz de apreciar que realmente necesita esforzarse para poder tener una mejor vida.

Es por eso que opino que tu rol aquí es limitado. Tu madre debe decidir que ella ya no puede vivir de esta forma y que quiere cambiar. Tú no puedes hacer que ocurran los cambios. Y, como dije antes, tampoco puedes ayudar en el matrimonio de tus padres. No es tu trabajo, y lo que tú juzgas como falta de felicidad doméstica puede ser de hecho una situación estable a la que ellos están acostumbrados por lo que una intervención no solicitada de tu parte podría incluso llegar a ser destructiva.

Tu trabajo por el momento es enfocarte en tu matrimonio y en tu familia. Sólo estará bien que te involucres si un profesional competente sugiere que juegues un rol concreto con respeto a tu madre. Obviamente deberás ser compasiva y cariñosa, pero esto no se trata de ti. Por el bien de tu familia —futura y presente— debes intentar crear una separación entre las emociones de tu madre y las tuyas. Y necesitas hacerlo ahora ya.

- Emuna