El e-mail llegó justo antes de Shabat, preguntando si podía comprometerme a dar tzedaká para ayudar en los programas de ayuda a las Bahamas. La nota, de mi sinagoga ortodoxa en Chicago, era uno de los tantos pedidos que las organizaciones judías estaban formulando para ayudar a la nación que acababa de ser desolada a causa del huracán Dorian.

Dorian fue uno de los peores huracanes registrados en el Atlántico, y el alcance de la devastación que provocó en las Bahamas se va revelando poco a poco. Murieron decenas de personas, destruyó por lo menos 13.000 casas; hospitales, caminos y barrios enteros desaparecieron por completo. El golpe fue todavía más duro en las islas del norte del país, Abacco y Gran Bahama. “En algunas partes del norte de Bahamas nos encontramos en medio de una tragedia histórica”, dijo el Primer Ministro Hubert Minnis. Él afirmó que la destrucción “es extensa y no tiene precedentes”.

Cuando Dorian todavía no había terminado de alejarse, IsraAID, la agencia israelí de asistencia en desastres, anunció que enviaría voluntarios para ayudar a la recuperación de Bahamas. “El equipo de emergencia de IsraAID distribuirá suministros de ayuda urgente, ofrecerá primeros auxilios, tratamientos psicológicos e instalara filtros de agua para restaurar el acceso al agua potable. También continuaremos evaluando otras necesidades de las comunidades afectadas”, anunció el grupo. IsraAID tiene mucha experiencia ayudando en casos de desastres. Sólo en el año 2018 asistió a más de 25.000 personas en siete países luego de que ocurrieran desastres naturales.

Entre las organizaciones judías de los Estados Unidos que solicitaron pedidos de ayuda para las Bahamas se encuentran Federaciones Judías, el Comité de Distribución del Joint, Bnei Brit Internacional y Jabad. Cuando Dorian todavía atacaba la zona, el Comité de Distribución del Joint anunció: “Nosotros estamos proveyendo suministros médicos de emergencia”.

La Unión Ortodoxa anunció que había una enorme ola de personas que rezaban por las Bahamas y que deseaban donar para ayudar a los afectados. Ellos remitieron a los donantes al fondo de ayuda de emergencia del Comité de Distribución del Joint.

En las Bahamas mismas, los encargados de coordinar la ayuda son Rav Shalom y Shira Bluming, directores de Jabad de las Bahamas. En las Bahamas viven alrededor de mil judíos y durante el año llegan de visita unos 100.000 judíos, lo que hace que las Bahamas cuenten con una vibrante presencia judía. Rav Bluming y su esposa registraron el estado de los miembros de la comunidad que conocen en Nassau, donde está ubicado el centro de Jabad, pero no lograron comunicarse con amigos y conocidos en Abacco. “Nassau relativamente no se vio afectada por Dorian, por lo que nuestro foco es proveer ayuda a la gente que quedó aislada en Abacco, tratar de ponernos en contacto con los residentes y asegurarnos que reciban los suministros y la ayuda que cada uno precise”, explicó Rav Bluming.

A medida que el mundo descubre la escala de la devastación que sufrió las Bahamas, la comunidad judía sigue trabajando para ayudar. A continuación hay algunos links de los programas judíos de ayuda. Que el pueblo de las Bahamas experimente una pronta y completa recuperación. En este momento las plegarias de los judíos de todo el mundo acompañan a los habitantes de las Bahamas.

Esfuerzo de ayuda del Comité de Distribución del Joint
https://donate.jdc.org/give/248154/#!/donation/checkout

Centro de ayuda en casos de desastres de Bnei Brit Internacional
https://www.bnaibrith.org/press-releases/ready-to-help-bnai-brith-disaster-relief-fund-accepting-donations

Centro de ayuda en casos de emergencia de la Federación Judía de Miami
https://jewishmiami.org/gift/hurricanedorian/

Centro de ayuda de la Federación Judía
https://donatenow.juf.org/disaster

Jabad, ayuda por el huracán en las Bahamas https://www.relief.jewishbahamas.com/

IsraAID Fondo de Respuesta en Emergencias para las Bahamas
https://www.classy.org/campaign/israaid-emergency-relief-fund/c146616?_ga=2.208960208.359576241.1567810346-883125294.1567810346