En la tarde del miércoles 22 de marzo de 2017, el puente Westminster de Londres estaba repleto de peatones. Una SUV Hyundai 4x4 de color gris repentinamente se desvió de la calle y arremetió contra la multitud en la acera, atropellando a todo aquel que se cruzaba en su camino. Tres personas murieron, además del terrorista, y más de 40 personas resultaron heridas, muchas de ellas de gravedad.

Dentro de las víctimas estaba un grupo de estudiantes franceses de la escuela secundaria Saint-Joseph de la ciudad de Concarneau, ubicada al norte de Francia, quienes estaban visitando Londres en un viaje escolar. Tres oficiales de policía que estaban caminando por el puente después de una ceremonia de recomendación también resultaron heridos. Un grupo de estudiantes de la Universidad Edge Hill de Ormskirk, Lancashire, en Gran Bretaña, estaban en un paseo educativo de dos días por el parlamento y también resultaron heridos.

Keith Palmer, en el recuadro.

Una vez que el terrorista llegó al parlamento, embistió contra las rejas de los edificios, salió de su auto y acuchilló a muerte a Keith Palmer, un policía de 48 años, antes de que la policía le disparara. El parlamento, el cual estaba en sesión, fue cerrado por motivos de seguridad.

Mientras Gran Bretaña aún está conmocionada por este ataque a su gobierno, y nuestros corazones están con sus ciudadanos, muchos de nosotros nos preguntamos: ¿qué podemos hacer luego de esta mortal arremetida? He aquí cuatro formas en las que podemos responder.

1. Nunca excuses al terrorismo

El ataque de Londres vino un año después de los ataques terroristas en Bruselas, los cuales cobraron 32 vidas. En las horas posteriores a la matanza en Londres, las autoridades británicas dieron el inusual paso de llamarlo un "probable ataque terrorista". A pesar de que aún no había sido anunciado un autor oficial, durante las horas posteriores al ataque, los partidarios de ISIS alrededor del mundo celebraron lo ocurrido en Twitter, escribiendo “Allahu Akbar” junto a fotografías de víctimas heridas en el suelo, enviando mensajes alabando el “bendito ataque de Londres” y compartiendo fotografías del ataque con humo saliendo y el mensaje “Nuestra batalla sobre vuestra tierra”.

Si se determina que el ataque efectivamente fue perpetuado por un islamista radical, es de esperar que esto lleve a que los muchos británicos que han excusado y disculpado al terrorismo islámico cuando ha sido dirigido en contra de judíos e Israel, reconsideren su postura. Jeremy Corbyn, líder del partido Laborista, el partido más grande de la oposición en Gran Bretaña, es co-fundador de la agrupación Stop the War Coalition ('Detengan la coalición de guerra'), la cual ha organizado agresivas marchas atacando a Israel, incluyendo cánticos en los que se glorifica a las organizaciones terroristas: “¡Ahora todos somos Hamás!” y “¡Victoria a Hamás!” se escucharon en Londres cuando los británicos protestaban por las acciones militares de Israel en Gaza.

El trágico ataque de Londres sirve como un importante recordatorio de que debemos mantenernos firmes en contra del terrorismo islámico, dónde sea que ataque. Justificarlo o intentar excusarlo cuando el blanco son los judíos, alienta al terrorismo e incentiva a aquellos que buscan hacernos daño.

2. Ante el terror, actúa.

En los minutos posteriores al ataque, el congresista Tobias Ellwood surgió como uno de los héroes del día. El ministro de la Oficina de Relaciones Exteriores le realizó una reanimación cardiopulmonar a un policía herido e intentó contener las heridas punzantes del oficial durante 15 minutos hasta que llegó ayuda.

Congresista Tobias Ellwood

Jonathan, el hermano del Sr. Ellwood, fue asesinado en los ataques terroristas de Bali en el 2002, en los cuales 202 personas —incluyendo 27 británicos— fueron asesinados por terroristas islámicos. El Sr. Ellwood, ministro a cargo de Medio Oriente en Gran Bretaña, declaró hace unas semanas en el parlamento que “es inaceptable que los israelíes que viven tranquilos tengan que someterse a la brutalidad y al asesinato que estamos presenciando. Israel tiene el derecho —de hecho iría más allá y diría que tiene la obligación— de defender a sus ciudadanos”.

3. Refuerza la protección

En las horas posteriores al ataque terrorista de Londres, la policía británica aumentó las patrullas en las zonas con mayor población judía de Londres. Cuando un paquete sospechoso fue visto cerca de las oficinas de un periódico judío en la ciudad británica de Manchester más tarde ese mismo día, la policía evacuó un bus y acordonó el área para investigar.

Esta precaución elevada no está fuera de lugar. En los meses recientes, ISIS ha publicado un manual de terrorismo para enseñarles a los potenciales terroristas cómo usar camiones como armas para “aplastar a muchas víctimas” en ataques como los ocurridos en Berlín y Niza. En las horas posteriores al ataque, los partidarios de ISIS alabaron al terrorista de Londres como un “soldado”. Dado este riesgo a nuestra seguridad y forma de vida, cada uno de nosotros tiene que exigir que nuestras comunidades sean provistas de protección, particularmente en lugares de alto riesgo como las escuelas judías y sinagogas.

4. Haz buenas acciones en mérito de las víctimas

Cuando las cosas parecen oscuras, la respuesta judía es buscar formas para traer más luz al mundo. Encender velas de Shabat (o, si ya enciendes velas, decidir hacerlo más temprano) en mérito a quienes fueron asesinados o heridos es una forma de luchar contra las fuerzas del mal que perpetraron este ataque. Estudia Torá o realiza una buena acción extra como una forma de contrarrestar la violencia trayendo más bondad al mundo.

Save