Los Rolling Stones tocaron en Israel. Y eso es increíble.

Los Stones son el grupo más grande del mundo. También son el más antiguo del mundo. Me sorprende que un grupo que ha existido tanto tiempo como los Stones, y que ha estado de gira por tanto tiempo como los Stones, nunca llegara a Israel.

Pero para eso están las giras de 50 años de aniversario.

Los Stones no son solamente músicos. Ellos son perspicaces comentaristas sociales. En sus letras hay mensajes de esperanza, desesperación; una perspectiva sobre la vida contemporánea.

Y si pones atención, también se pueden extraer importantes lecciones judías de sus canciones.

He aquí las cinco mejores:

1. I Can't Get No Satisfaction (no puedo obtener ningún tipo de satisfacción)

Yo sé. Esta es una elección obvia. Sin embargo, es una poderosa lección de vida.

"Cuando estoy manejando en mi auto, y ese hombre suena en la radio, y él me está diciendo más y más, sobre cierta información inútil, que supuestamente debiera encender mi imaginación".

De acuerdo a los Stones, el evidente consumismo te ha convencido de que no puedes obtener satisfacción. ¡Nunca! Lo que tienes simplemente no es suficiente. Tú quieres más. Tú necesitas más.

Y si no quieres más, ese hombre en la radio te convencerá de que sí quieres. Pero, de acuerdo a los Stones, eso es una tontería.

"¿Quién es rico? El que está contento con su porción" (Pirkei Avot, 4:1). Dudo que los Stones estuvieran estudiando Talmud cuando escribieron Satisfaction, pero dieron en el clavo.

puedes obtener satisfacción. Aprecia lo que tienes. No hagas que tu felicidad dependa de cosas externas. Las cosas externas están fuera de tu control. Sé responsable por tu felicidad. Haz un recuento de lo que tienes y estate satisfecho con tu porción.

La verdadera riqueza depende de ti. No necesitas más.

2. You Can't Always Get What You Want (No siempre puedes conseguir lo que quieres)

Eso es cierto. Pero cuando intentas —a veces— consigues lo que necesitas.

No estás en control de las situaciones. Los eventos y las cosas en la vida se desarrollan a tu alrededor. Y tú no estás en control. No depende de ti.

¿Qué puedes hacer?

Puedes quejarte. Puedes lloriquear. Puedes molestarte. Puedes sentirte miserable porque nada sale como tú quieres.

O puedes escuchar el mensaje de los Stones.

No siempre puedes conseguir lo que quieres. ¿Pero qué importa? ¡Dios te da siempre lo que necesitas!

Un gran entrenador te presionará hasta que te duela. Te hará trabajar duro. Lo odiarás por eso. Tú no quieres trabajar tan duro.

Pero en el fondo sí quieres.

Y cuando logras tus metas. Cuando tú equipo gana. Cuando tienes éxito más allá de tus expectativas. Estás agradecido. Le agradeces al entrenador por haberte presionado. No te gustó en ese momento. Pero valió la pena; con perspectiva ves eso.

No era lo que querías, no fue agradable, pero te convirtió en la persona que querías ser.

Y esa es una importante idea judía.

3. Paint it Black (Píntalo negro)

No te quedes atorado. No seas ensimismado. No seas egoísta. No te quedes pegado en tus obsesiones o inhibiciones.

"Veo una puerta roja y quiero que la pinten negra. Ya no más colores, quiero que se conviertan en negro... Tengo que voltear mi cabeza hasta que mi oscuridad desaparece".

No pienses así.

Los Stones —en esta inteligente analogía— te están diciendo, "No". Enfócate en lo bueno en vez. Sé positivo. Sé un rayo de luz.

Rav Noaj Weinberg, de bendita memoria, enseñó, "La felicidad no es un acontecimiento. La felicidad es tu responsabilidad". La melancolía y la fatalidad son caminos fáciles. Son pretextos. Yo soy el problema. Toma responsabilidad por tu felicidad. Enfócate en lo bueno de tu vida. Haz de la felicidad tu prioridad.

La elección es tuya.

4. Time Waits For No One (El tiempo no espera a nadie)

Así es. Cuando se acaba, se acaba. Y todos vamos al mismo lugar: la tumba (ver Pirkei Avot, 3:1).

"El tiempo puede derribar un edificio o destruir la cara de una mujer. Las horas son como diamantes, no los desperdicies".

Tienes solamente una vida. No la arruines. No desperdicies tu tiempo. Y no pierdas tu tiempo en vanidad. No pases tu vida persiguiendo tonterías y cosas vacías. Dedica tiempo a invertir en algo real.

Y si estás en desacuerdo, la muerte es la prueba. El hombre más rico y el hombre más pobre ambos mueren. Y no hay nada que puedas hacer al respecto.

Escucha a los Stones. Piensa en tus valores y prioridades. Piensa en tus metas. Piensa en tu propósito y misión. E invierte en eso.

Haz el esfuerzo de invertir en lo que es realmente importante.

5. Waiting on a friend (Esperando a un amigo)

"Solamente estoy esperando a un amigo".

Tus amigos son las personas más importantes en tu vida. Tus amigos harán cualquier cosa por ti. Y tú harías lo mismo por ellos.

La amistad es una inversión. Requiere esfuerzo y trabajo. Tus amigos tienen virtudes. Piensa en esas virtudes. Enfócate en ellas. Valóralas. Y valora esas relaciones.

Y cuando todo lo demás falla, puedes contar con tus amigos. Invierte en ellos. Espera por ellos.

Los Stones son más que solamente un grupo. Son experimentados veteranos en el camino de la vida.

Y tocaron en Israel.

Al diablo con el BDS.