Mientras miraba el video de los mineros chilenos, emergiendo uno por uno de su módulo de rescate, no podía evitar imaginar que estaba atestiguando un nacimiento.

El Ministro de Salud de Chile, Jaime Manalich, anunció que cada vez que saliera un minero, sonaría una sirena, como anunciando la llegada de un momento tan alegre como la llegada de un bebé al mundo.

Los mineros de Chile son extraños que posiblemente nunca conoceremos. Entonces, ¿porqué esta historia tiene a todo el mundo fascinado? ¿Por qué nos importan tanto?

Creo que es porque, en lo más hondo del alma, todos apreciamos el inmenso valor de la vida. Cada individuo es precioso y amado, cada individuo es un increíble reflejo de Dios.

Y es por eso que el gobierno chileno utilizó todo recurso posible para salvar a los mineros. Vinieron expertos de todo el mundo – expertos en supervivencia, nutricionistas, sicólogos, especialistas de la NASA, y expertos en perforaciones de una docena de países. Nadie cuestiona la decisión de gastar una cantidad impensada de millones para rescatar a los 33 hombres.

Lo que lleva a una conclusión ineludible: si compartimos la alegría del rescate de esos 33 mineros en Chile, entonces busquemos sentir la misma alegría por los otros seis mil millones con los que compartimos el planeta.

En los 48 Caminos a la Sabiduría, Rav Noaj Weinberg ZT’L sugiere una herramienta para medir nuestro amor por los demás. ¿Cómo reaccionas instintivamente cuando un extraño entra en un cuarto? ¿Sientes una sensación de calidez, o tu primera respuesta es reprimirte? ¿Estás ansioso por descubrir cosas sobre esa persona, o te sientes distante?

El antídoto para no renunciar a esa conexión es darte cuenta de que no importa cuán repulsiva pueda ser una persona, todavía tiene virtudes estupendas: es una criatura intelectual, con libre albedrío, creada a imagen y semejanza de Dios.

Rav Weinberg sugiere que comencemos tratando a todos con más cuidado y respeto. Y cada vez que te encuentres con una persona difícil, intenta pensar: “Si fuese mi hermano o hijo a quien extrañé por mucho tiempo, ¿Cómo respondería?

La Alegría de la Vida

El rescate de los mineros también es instructivo en una forma muy personal también, ya que plantea la pregunta: ¿Acaso sientes una gran alegría por el simple hecho de estar vivo?

Rav Najum de Horadna, al describir el nivel de alegría que toda persona debería sentir por el simple hecho de estar vivo, presentó este escenario:

Si Dios se acercara a un hombre muerto y le dijera: “Levántate de la tumba y disfruta”, imagina la alegría colosal que él sentiría. ¡Cada momento con su familia, cada pájaro cantando, cada aliento es otro regalo!

Deberíamos esforzarnos por conseguir ese mismo sentimiento todo el tiempo, dice Rav Najum de Horadna. ¡Cada mañana cuando salimos de la cama, deberíamos agradecerle a Dios y sentir la impresionante alegría de estar vivos!

En un área desolada del desierto chileno, apodada Campo Esperanza, toda la humanidad recibió un mensaje muy claro: La vida humana es infinitamente valiosa. Toda vida, todo momento.

“Cuando salga”, le dijo la madre de Víctor Zamora Bugueno de 33 años, a la CNN, “Nacerá de nuevo”.

Ahora tomemos esa energía y vivamos.