Me gusta comprar libros en Amazon.com. La experiencia es rápida, eficiente y muy personal. Cuando voy a Amazon, la página me recibe: "¡Hola, Sarah! Tenemos algunas sugerencias para ti". Después Amazon muestra el tipo de libros que a mí me gusta leer. Ellos crean mi página de inicio "personal". ¿Cómo hacen esto?

En realidad ellos no crean mi página; yo lo hago, al seleccionar mis libros. Por ejemplo, supongamos que compro un libro sobe judaísmo. La vez siguiente que me registre, Amazon me estará ofreciendo varios libros sobre judaísmo. ¿Pero qué si esta vez quiero un libro de cocina? Simplemente hago clic en la sección de libros de cocina y hago una elección diferente. Y la próxima vez que me registre en Amazon, ¡quién lo hubiera dicho!, mi página de inicio mostrará una selección de libros sobre judaísmo y de libros de cocina. Mi preferencia previa determinó qué opciones son ofrecidas. Todo depende de mí.

Pensamientos en tu Mente

Cuando te levantas en la mañana, un montón de pensamientos llenan inmediatamente tu mente. Cuando ocurre algo molesto, tu mente hace correr pensamientos y sentimientos. ¿De dónde vienen todos estos pensamientos? Tú no te dices a ti mismo: "Voy a pensar este pensamiento ahora". Tú simplemente observas que el pensamiento está allí. ¿Pero cómo llegó ahí?

 

La pantalla muestra tus típicos pensamientos favoritos de las mañanas.

 

Imagina que te levantas en la mañana y una pantalla aparece de repente en tu mente con una selección de pensamientos: "Hola, Jason. Tenemos algunas sugerencias para ti". Y la pantalla muestra tus típicos pensamientos favoritos de las mañanas. "Oh, si sólo pudiera seguir durmiendo esta vez", o "Necesito un café, ¡Rápido!".

O imagina que corres a la tienda para comprar algo que necesitas. Lo tomas, lo llevas a la registradora, abres tu cartera y ¡ups!, olvidaste traer dinero o tus tarjetas. Te registras. "Hola, Rajel. Tenemos algunas sugerencias para ti". Y con precisión de computadora, tienes el aluvión usual de pensamientos negativos: "¿Por qué siempre me pasa esto a mí? ¿Cómo puedo ser tan estúpida?"

¿Cómo sabe tu mente qué pensamientos ofrecer en tu "pantalla"?

Son enviados por Él que observa tus elecciones previas. Tus opciones por defecto actuales dependen de tu comportamiento anterior.

Cambiando tu Página de Inicio

¿Te gustaría trabajar con algo diferente? Supón que durante las próximas visitas a Amazon, yo ignoro todas las selecciones de judaísmo y sólo busco libros de cocina, finanzas e historia. Pronto, la próxima vez que me registre en Amazon, estaré mirando una página de inicio llena de libros de cocina, finanzas e historia, y ¡nada de judaísmo! Una vez que he tomado mis decisiones, mi página de inicio automatizada y personalizada se ajusta a si misma de acuerdo a ellas.

En el judaísmo, nosotros llamamos a esto "libre albedrío". Tú eliges en qué pensamientos concentrarte, y cuales dejar pasar. Entonces si no te sientes completamente extasiado cada minuto de tu vida, es por las elecciones en tu pantalla. ¿Cómo puedes sentirte feliz cuando tu mente está mostrando "sugerencias" de preocupación, depresión o quejas? Mientras sigas eligiendo estas opciones (examinándolas, considerándolas) seguramente sentirás su negatividad.

Ahora, ¿Qué ocurriría si decides no comprar ninguno de esos pensamientos hoy? ¿Qué si te arrastras fuera de esa página, y eliges seleccionar de una categoría de pensamientos completamente nueva?

Por ejemplo, supón que algo no placentero acaba de ocurrir. Tu pantalla negativa aparece. Pero esta vez ignoras todos esos pensamientos sugeridos y te mueves hacia otra categoría, una página llamada "confianza en Dios". Aquí puedes seleccionar: "En el fondo Dios quiere lo mejor para mí", o "Dios se hará cargo de eso", o "Todo es para bien".

El efecto de esta elección es rápidamente observado. La próxima vez que encuentres un problema y tu pantalla muestre las opciones, junto con los pensamientos negativos que usualmente seleccionabas también habrá una selección de pensamientos relacionados con la confianza en Dios. ¡Haz clic en ellos!

 

Practica esto por un mes y serás otra persona.

 

Una vez que haces clic en otra categoría, encontrarás más ofertas similares. "Dios dirige el mundo y sabe lo que está haciendo". "Esto es en realidad una prueba para ayudarme a crecer". "Una solución ya está en camino".

Y la próxima vez que tengas un problema, verás un cambio dramático en los primeros pensamientos que "saltan" a tu mente. Haz esto todos los días por sólo una semana y comenzarás a ver un cambio dramático en tu conciencia.

Mantenlo por un mes, y serás otra persona.

Tú eres el comprador. Tú creas tu propia página. Tú puedes elegir seleccionar pensamientos positivos de la gran tienda de pensamientos en el universo. Los pensamientos positivos son sanadores para el cuerpo y la mente. Se sienten bien, y traen buenos resultados. Comenzarás a ver pequeños milagros pasando constantemente.

Tienes libre albedrio. Úsalo para cambiar tu mente hoy.