La gente más realizada en el mundo es experta en fijar y alcanzar objetivos. ¡Aprende de ellos!

Todas las personas grandiosas son grandiosas porque se han planteado objetivos significativos y se pusieron en acción para alcanzar esos objetivos. Ahora bien, también existen personas grandiosas alegres. Las personas grandiosas alegres son las personas más felices del mundo, porque disfrutan todo lo que están haciendo para alcanzar sus objetivos significativos.

Dos personas pueden estar ocupadas por la misma cantidad de tiempo. Pero la persona que sabe lo que quiere lograr logrará más en la misma cantidad de tiempo. La claridad de objetivos te da motivación e incentivos extra.

Cuando conoces tus prioridades en la vida, enfocas tu atención en ellas. Esto lleva a palabras y acciones más enfocadas. Cuando sabes hacia dónde apuntas, puedes mejorar la puntería. Cuando sabes adónde quieres ir, puedes llegar a tu destino. Y si disfrutas del viaje, tendrás energía extra, y de esta manera podrás realizar todo lo necesario para llegar.

La habilidad de fijar un objetivo y perseguirlo es una de las habilidades más esenciales que una persona puede tener. Tener un deseo fuerte de alcanzar la meta es un factor determinante para alcanzarla.

Si supieras que puedes alcanzar cualquier objetivo que escribas, ¿qué objetivos pondrías en tu lista?

La gente tiende a lograr más cuando escriben sus objetivos. Esto es especialmente importante cuando tienen muchos objetivos significativos.

Si supieras que puedes alcanzar cualquier objetivo que escribas, ¿qué objetivos pondrías en tu lista?

Si aún no has hecho una lista, es una buena idea dejar de leer y escribir un objetivo. Elige un objetivo que te haría sentir muy bien si lo alcanzaras. Pero no escribas solamente para haber escrito una lista de objetivos. También debes tener un fuerte deseo de alcanzar esos objetivos, para evitar distraerte mientras tratas de alcanzarlos. Para comenzar, hasta puedes escribir un objetivo que sea fácil de cumplir. Ponte como objetivo llamar a alguien que apreciaría escuchar de ti, y luego llámale. Ponte como objetivo escribirle a alguien a quien le gustaría recibir una carta, y luego escríbela. Otro objetivo posible es ir a una tienda y comprar algo que necesitas.

¡Pensar en estas pequeñas acciones como objetivos y luego cumplirlos, aumenta tu creciente lista de objetivos cumplidos!

Es importante ser claro con el objetivo de tus objetivos. ¿Por qué quieres los objetivos que quieres? ¿De qué otras maneras puedes alcanzar los objetivos de tus objetivos?

Cuando tienes una fuerte voluntad y el deseo de alcanzar un objetivo, tienes más posibilidades de alcanzarlo. Encontrarás a la gente correcta para ayudarte. Obtendrás el conocimiento y las habilidades que necesites. Encontrarás un maestro, mentor o entrenador para ayudarte.

Cree en tu habilidad para fijar y alcanzar objetivos. ¿Cómo obtienes esta confianza? A través de experiencia. Recuerda una vez en la que te las arreglaste para lograr algo que hubieses pensado que era imposible. Aún si necesitas realizar un gran esfuerzo, esa experiencia es un recurso para toda la vida. Es una clara prueba de que puedes hacer algo si estás determinado a hacerlo. Después de fijar un objetivo, planea cómo alcanzarlo. Alguna gente fija objetivos y desea sinceramente alcanzarlos, pero como no tienen un plan, no dan los pasos necesarios para lograrlo.

Sé consciente de los posibles obstáculos que pueden evitar que logres tus objetivos. Planea qué hacer para superar los obstáculos. Si intentaste con un plan que no funcionó, haz otro plan.

Con perseverancia, terminarás logrando muchas cosas valiosas durante tu vida.

Si eso no funciona, haz otro plan hasta que tengas éxito. Estate abierto a las respuestas que recibes de cada plan que no funciona. Esta experiencia te dará más sabiduría y conocimiento. Con perseverancia, terminarás logrando muchas cosas valiosas durante tu vida.

¿Cuáles de tus objetivos agregarán felicidad y alegría a tu vida y a las vidas de los demás? ¿Qué objetivos te darán una sensación de significado y realización?

Alguien que ha logrado mucho en su vida me contó la siguiente historia:

Yo sentía una tremenda presión para lograr cosas importantes. Era muy consciente de los logros de la gente que respetaba y admiraba, y me la pasaba pensando que yo no había logrado lo suficiente. Hablé con alguien que era muy bueno ayudando gente a definir objetivos y alcanzarlos.

“Es altamente admirable que tengas fuertes deseos de lograr cosas”, me dijo. “Pero, ¿tienes claro qué cosas necesitas lograr para dejar de ser tan duro contigo mismo?”.

“No exactamente. Pero sé que lo que he logrado hasta ahora no es suficientemente significativo. Constantemente me repito que si no logro más, consideraré que mi vida es un fracaso”, confesé.

Él sugirió definir objetivos espirituales. Aclaró: “Toma tiempo hasta que alcanzas objetivos materiales. Y muchos objetivos necesitan la ayuda de otra gente para lograrlos. Pero con los objetivos espirituales, desde el primer día que tienes claridad respecto a ellos y los escribes, experimentas un cambio de conciencia.

“Cuando persigues activamente tus objetivos espirituales, puedes transformar tus sentimientos o fracasos en un sentimiento de valor. Dejas de considerarte a ti mismo como un ser finito que está en el planeta por un corto período de tiempo, con una vida que está llena de frustraciones y desilusiones. Tu parte espiritual está conectada con el Creador. Tienes una sensación de lo infinito y lo eterno”.

Después de la primera semana de claridad espiritual, me di cuenta que mi vida tenía mucho más significado. Antes, nunca estaba satisfecho con ningún logro. Ahora comienzo a experimentar una profunda sensación de serenidad.

Me doy cuenta de que siempre hay mucho más para hacer. Pero vivo en el momento presente. Tengo objetivos a largo plazo, pero vivo la vida cada instante. Mi nueva conciencia del Creador y Su amor por mí me ha devuelto las esperanzas.