Recientemente un video del discurso de Ashton Kutcher en los premios Teen Choice se hizo viral. Muchos utilizan la oportunidad como una plataforma para agradecer a los fanáticos y la familia, pero Ashton la utilizó para enseñar. Él dijo que quería compartir sus secretos para el éxito. Lo primero que dijo fue que uno necesita oportunidades. ¿Cómo definió él ‘oportunidad’?

Él definió ‘oportunidad’ como: trabajo duro. No es una definición exactamente inspiradora o exorbitante. De hecho, cuando lo dijo, hubo un silencio ensordecedor; fue como si el público hubiese estado esperando el remate del chiste. En cambio, él pasó a detallar todos los trabajos triviales y laboriosos que tuvo durante la adolescencia y que finalmente lo transformaron en quien es hoy, explicando que nunca había renunciado a un trabajo por ser muy duro.

No era exactamente lo que estos ruidosos fanáticos adolescentes esperaban escuchar esa noche.

¡Pero espero que hayan escuchado! Ya que es uno de los mensajes centrales que los integrantes de la Generación del milenio deben absorber, pero que rara vez oyen.

En lugar de eso, demasiado a menudo ellos escuchan que todos sus sueños son alcanzables, pero casi nunca se menciona todo el trabajo duro que es necesario para lograrlo. Los medios de comunicación celebran el estilo de vida de los ricos y famosos, pero rara vez se centran en los años de esfuerzo y constante dedicación. En Hollywood vemos historias de éxito de la noche a la mañana, pero la vida real funciona de manera opuesta: las personas invierten horas de sudor y trabajo duro para moverse centímetro a centímetro hacia la meta.

Ashton suena como mis padres, pero su mensaje es absolutamente acertado: el éxito no es instantáneo y rara vez se alcanza sin esfuerzo.

Ser físicamente atractivo fue su siguiente tema. Fue aleccionador escuchar lo que este galán —que trabaja en una industria donde la belleza física es glorificada y cultivada— encuentra verdaderamente atractivo. Sus palabras respecto a este tema también fueron muy sorprendentes. “Lo más sexy del mundo es ser inteligente —dijo—. Y también ser atento y generoso”.

¿Qué hay de la belleza que vemos en las revistas y la pantalla? Cuando vemos o leemos algo sobre las estrellas de Hollywood podemos llegar a pensar que sus vidas son completamente perfectas. A veces pareciera que las celebridades que idealizamos lo tienen todo: casas hermosas, esposas hermosas, niños hermosos, apariencia perfecta, todo.

Aquí Kutcher nos reveló un secreto que aprendió después de vivir en ese extraño mundo. Es algo que "la gente te vende para que te sientas menos", concluyó.

Por último, Kutcher dijo que quería abordar el tema de “vivir la vida”. En lugar de aceptar pasivamente el mundo a tu alrededor, debes verte a ti mismo como un actor en ella. “Tú puedes vivir tu propia vida. Así que construye una vida. Encuentra tu oportunidad”.

Estamos en el mes judío de Elul, un momento en el que miramos dentro de nosotros mismos, examinamos el año que pasó y pensamos en los valores, las esperanzas y los planes que queremos implementar durante el próximo año. Mientras hacemos esto, Kutcher nos ha dado un gran regalo: una lente valiosa a través de la cual observar algunos de nuestros deseos. Sus palabras —viniendo de alguien que ha escalado las alturas de la fama y al parecer “lo tiene todo”— pueden servir como una llamada de atención, que nos recuerda que las cosas más duraderas en la vida son aquellas que creamos para nosotros mismos, que lo que somos importa más que lo que piensan los demás, y que transformarnos en la persona que podemos llegar a ser —trabajadora, honesta, inteligente— nos hará mucho más felices que perseguir sueños abstractos de fama y riqueza.