Todavía recuerdo una historia que me contó una amiga sobre sus años de universidad. Una noche ella regresó de la biblioteca y encontró la cama de alguien en el pasillo de su residencia de estudiantes. Ella comenzó a reírse – era una broma tonta pero le gustó a su (aún) adolescente sentido del humor. Entonces se dio cuenta de que era su cama. Ella llamó a las autoridades del campus e hizo que arrestaran a los culpables.

En realidad no lo hizo; esto ocurrió hace muchos años y ella tan sólo siguió riéndose. Ella reconoció una inofensiva e inocente travesura.

Admito que hay una línea fina entre travesuras inocentes y maldad, entre divertidos ritos de iniciación universitaria y novatadas peligrosas. Pero hay una línea. Y la mayoría de las personas la reconoce.

Me acordé de esta anécdota cuando leí sobre el estudiante de 4to grado en Nueva York que fue suspendido de la escuela por poner un cartel de "Patéame Por Favor" en la espalda de un compañero de clase. Pienso que quizás su verdadero crimen es la falta de originalidad - ¿No es viejísima esa broma?

Pero en Nueva York hoy en día, esta acción viola el Código de Disciplina y es parte de la política de "tolerancia cero" en contra del acoso escolar.

Por supuesto que nadie está a favor del acoso escolar. Pero pienso que hay dos preguntas importantes aquí.

Una es "¿Qué es acoso escolar?" ¿Es cada broma, cada burla, cada nota pegada en la espalda de alguien sin su conocimiento (orejas de conejo detrás de su cabeza durante una fotografía quizás) acoso escolar?

Puede que no sea agradable. Puede que no sea el más alto nivel de buena conducta. ¿Pero es realmente acoso escolar? ¿Es sólo un peldaño desde esas “notas” a “torturar gatos” u otras formas de conducta destructiva?

No me parece. Yo personalmente no creo que algo así merezca una suspensión de la escuela. Pienso que padres responsables podrían hablar con su hijo y resolver esta situación de una manera mucho menos polémica. Pero nadie me preguntó a mí…

El segundo tema es si esto realmente ayuda a la "víctima" de esta broma de mal gusto. No podemos rescatar a nuestros hijos de cada situación y tampoco deberíamos tratar. Los niños necesitan aprender habilidades de enfrentamiento. Ellos deben encontrar formas de lidiar con la adversidad. Ellos deben aprender a navegar los altos y bajos de sus amistades e incluso sus relaciones con sus adversarios deben ser manejadas estratégicamente.

Si los padres o las escuelas u otras figuras de autoridad se meten cada vez, entonces el niño se queda sin ninguna herramienta para lidiar con los desafíos de la vida. Y no sé si este papelito califica como uno de los desafíos de la vida.

No estoy disminuyendo el dolor del niño de 4to año pero crecer es difícil. Las amistades son complicadas. Habiendo conducido a muchas niñas a través de esos años, puedo testificar en cuanto a las lágrimas, el dolor y la frustración. Un día no se hablan; al día siguiente son mejores amigas.

Pero aprendí en el proceso. Vi que todas eventualmente crecen y encuentran su camino hacia relaciones sanas, maduras y consideradas con otros y que mi intervención (en aquellas pocas ocasiones en las que no pude controlarme) NUNCA mejoró las cosas y a veces incluso las empeoró.

En la escuela, las maestras y directores deberían tratar a sus estudiantes con intuición y entendimiento y no en base a un código rígido. Eso es absolverlos también a ellos de la responsabilidad. Solamente puedo asumir que, habiendo sido criados bajo tal sistema, ellos también carecen de habilidades de enfrentamiento. Quizás el hecho de no tener que pensar en una respuesta creativa y solamente recurrir a las reglas hace que su trabajo sea más fácil.

Pero los estudiantes son los que salen heridos. Todos pierden la oportunidad de aprender y crecer a partir de la situación. Y no creo que las reglas y los códigos puedan realmente resolver el problema del acoso escolar serio.

No estoy defendiendo estas travesuras juveniles; solamente estoy ofreciendo un poco de perspectiva. Y si vas a realizar estas tontas (e inofensivas) bromas, un poco de creatividad por favor.