No sé qué decir, pero no siento que deba ignorarlo tampoco.

Aparentemente hay un sitio en Internet con más de 8 millones de miembros cuya consigna es "La vida es corta. Ten un romance". (¡Eso está muy lejos de "Come postre primero"!).

Sí, leyeron eso correctamente. No es para formar parejas. No es para la extraña persona casada entre solteros sinceros. Son SÓLO personas casadas. Es PARA personas casadas.

No pienso que la membresía en este sitio esté estimulada por el deseo físico. Pienso que las personas están aburridas, solitarias, confundidas, asustadas. Están asustadas de envejecer, asustadas de sentirse atrapadas, asustadas de no lograr nada realmente. Tienen miedo de la falta de sentido, del vacío que enfrentan cada día, miedo de la incapacidad que tienen sus relaciones – amigos, hijos e incluso pareja – de llenar el vacío interno.

Así que buscan una solución rápida, una droga, un breve momento en donde todo lo demás se disipa.

¿Pero a qué costo? ¿Qué precio pagan por una traición tan profunda? ¿A quién ven cuando miran en el espejo? El abismo interno sólo parece agrandarse.

Y eso es sólo si no son descubiertos. Eso no incluye la terrible humillación y el dolor de la pareja y los hijos.

Esto nos lleva a preguntarnos: si así es como se comportan las personas casadas, ¿qué significa el matrimonio para ellos exactamente?

Compromiso significa que a pesar de nuestras frustraciones e insatisfacciones, estamos unidos a este otro ser humano.

Yo pienso que muchos de nosotros no comprendemos totalmente el verdadero significado de compromiso. Compromiso significa que a pesar de nuestros dolores y desilusiones personales, a pesar de nuestras frustraciones e insatisfacciones, a pesar del hecho de que la vida es en realidad corta, estamos unidos a este otro ser humano. Estamos, en una palabra, comprometidos.

Compromiso significa que incluso si su apariencia cambia (y lo hará), incluso si sus circunstancias financieras cambian (y podrían cambiar), incluso si su alegría y excitación se apagan, estamos entrelazados el uno con el otro.

Y una vez que este reconocimiento está claro, hay otra realidad importante que enfrentar. Nuestras parejas no son los arquitectos de nuestros desafíos, ni la solución a ellos – aunque definitivamente hay ciertas luchas que son más fáciles cuando se enfrentan juntos.

El mayor desafío de la vida – encontrar felicidad y sentido entremedio del dolor y el esfuerzo – es individual, y se resuelve solamente a través de una relación personal y constante con Dios.

Las personas que manejan estos sitios de Internet se benefician (literalmente me temo) de la miseria de otros y destruyen familias. Ellos deberían estar avergonzados.

Pero en relación a los miembros que lo utilizan, siento lástima. Pienso que ellos en realidad están buscando esperanza y sentido. Y asumiendo que eso es lo que quieren, yo con seguridad puedo dirigirlos a un sitio de Internet que los puede ayudar con eso…