Uno de los mayores conceptos erróneos que muchos tienen sobre las relaciones es que ambos miembros de la pareja deben esforzarse para lograr mejorar un matrimonio. Pero la forma más efectiva de mejorar cualquier relación es prestar atención exclusivamente a nuestros propios actos, palabras y pensamientos. En vez de dar un cincuenta por ciento y esperar que tu compañero aporte otro cincuenta por ciento, trata de convertirte en la clase de compañero que tú esperas que sea tu pareja. (Por supuesto que esto sólo aplica a una relación básicamente saludable, no a una relación abusiva).

Aquí propongo diez formas de mejorar una relación a través de nuestros propios actos:

1. Cultiva la gratitud. Concéntrate en agradecer cada día por la presencia de tu esposo/a en tu vida. Recuerda todas las bendiciones y beneficios que esa relación trae a tu vida. Escoge cualidades específicas de tu pareja por las cuales estás especialmente agradecido y concéntrate en ellas cada día.

2. Concéntrate en dar. No lleves la cuenta de quién da más en la relación. En cambio, presta atención específicamente a aquello que tú puedes dar a la relación y cómo puedes llegar más allá de las expectativas de tu pareja.

3. Interésate en aquello que es importante para tu esposo/a. A pesar de no compartir todos los intereses con tu pareja, interésate genuinamente en aquello que es importante para el otro. Formula preguntas y expresa apoyo y empatía. Escuchar activamente y compartir el entusiasmo de tu pareja mejora la cercanía y la comunicación en la relación.

4. Expresa tus sentimientos sin culpar. No son los sentimientos negativos los que arruinan una relación. Lo que destruye tu conexión con los demás es el hecho de expresar tus sentimientos de forma destructiva. Todo el mundo experimenta desilusiones y frustraciones, y tienes que aprender a expresar tus necesidades y emociones sin dirigir la culpa a tu pareja. Un día difícil en la oficina no necesita convertirse en una noche difícil en el hogar.

5. Comienza con cosas pequeñas. Comienza a hacer las cosas pequeñas que nutren la relación. Una tarjeta afectuosa. Un pequeño regalo. Ofrécele a tu pareja una taza de café. Estas cosas pequeñas pueden parecer insignificantes, pero son “depósitos en el banco de la relación”. Las cosas pequeñas son importantes, ellas demuestran que el otro te importa de forma constante.

6. Perdona rápidamente. Aprende a dejar atrás el pasado. No te aferres a las discusiones del año pasado, ni siquiera a las del día previo. Mientras antes las dejes partir, más rápidamente podrás construir una conexión fuerte con tu pareja.

7. Comparte las partes positivas de tu día. Al fin del día, es tentador arrojar todas nuestras quejas y frustraciones sobre nuestros seres queridos para recibir empatía y apoyo. A menudo ellos pueden brindártelo y lo harán, pero primero trata de compartir una o dos experiencias positivas del día antes de desahogarte. Los relatos positivos no sólo mejorarán tu perspectiva sobre las experiencias negativas que viviste, sino que también mejoran el ánimo a tu alrededor.

8. Acepta las imperfecciones de tu pareja. ¿Tienes expectativas no realistas sobre tu pareja? Nunca debe estar de mal humor. Debe satisfacer cada una de tus necesidades. Debe ser un padre perfecto y exitoso en todo lo que hace. Esto no sólo es injusto sino que también te impide ver la bondad verdadera y humana que existe en tu compañero. Nadie es perfecto, así que no esperes la perfección de los demás.

9. Coloca tu relación dentro de un marco espiritual. Recuerda los valores más elevados que te ayudan a dar prioridad y a comprometerte por completo con tu relación. Lo ideal es que tus relaciones estén fundadas con valores espirituales compartidos y que participes en una comunidad que apoye esos valores. Haz lugar en tu relación para la profundidad y el significado que trasciende tus objetivos individuales.

10. Elogia a tu esposo/a. Elogia con frecuencia a tu pareja con cumplidos que expresen auténticamente por qué admiras lo que él/ella hace, dice o viste (y guárdate las críticas). Mientras más construyas a tu pareja, más firmes serán las bases de tu relación.