1. No puedes "hacer" que alguien te ame, y nadie podrá transformarte en una persona feliz.

2. Por más que trates todo lo que quieras, nunca cambiarás a tu pareja. Sin embargo, si tú cambias, tu pareja puede cambiar.

3. Las personas no se casan con personas; se casan con ilusiones y fantasías. (¡Que sorpresa descubrir que tu pareja es un ser humano como tú!).

4. Un matrimonio real comienza justo en el punto donde terminan las ilusiones. El desafío del matrimonio es descubrir con quién te has casado.

5. El amor es sólo una de las razones por las cuales elegimos a nuestra pareja. (A veces, no es la más importante).

6. Lo más probables es que las cualidades que ahora te sacan de quicio son las mismas que en primer lugar te atrajeron hacia tu pareja.

7. Es imposible tener una relación sin experimentar períodos de dolor y soledad.

8. El mejor regalo que le puedes dar a tus hijos es un matrimonio lleno de amor.

9. Un matrimonio es exitoso cuando cada uno se da cuenta que las necesidades de la pareja son al menos tan importantes como las propias.

10. Un matrimonio es la mejor oportunidad para crecer, superar el egoísmo y aprender a amar.

¡Ahora deja que tu matrimonio vuele muy alto!

Reimpreso con autorización de www.wholefamily.com (sitio en inglés)