Aquí hay cinco cosas que a tu mujer le gustaría que supieras pero que, por distintas razones, no te dirá.

  1. Se siente abrumada y le gusta cuando te haces cargo. Entre hacerse cargo de los niños, preparar la cena y mantener la casa en orden – por no mencionar trabajar – ella tiene mucho para hacer. Quiere que tú seas su socio, no otra persona más a quien debe cuidar. Es por eso que le gusta tanto cuando te ofreces para preparar la cena o para bañar a los niños, a pesar de que hayas trabajado todo el día. Ayudar un poco a mantener el orden la alivia en gran forma, y ella lo aprecia mucho. No esperes que te lo pida, sólo hazlo.

  1. Le resulta difícil salirse del "modo mamá". No siempre está atenta a ti porque está preocupada de los niños. No es que no le importes ni que no te ame, sino que le resulta muy difícil dejar de pensar en ellos y en sus necesidades, incluso cuando ya son adultos. A pesar de que es crucial que tengas un tiempo a solas con tu esposa, debes entender cuán difícil puede resultarle reenfocar su energía hacia ti, y no debes tomarlo como una señal de rechazo.

  1. Le encanta que le muestren aprecio. A pesar de que quizás no tengas una inclinación natural a expresarte emocionalmente, de una forma u otra forma debes hacerle saber a tu esposa que la amas y que la aprecias. Díselo con palabras – escritas o habladas, con un buen regalo o con una escapada romántica. No importa cómo, sólo haz que se sienta especial. Puede que los hombres se las arreglen sin muchas de estas cosas, pero para muchas mujeres es vital. Cuando le muestras tu aprecio y la haces sentir importante, se siente valorada y apreciada como esposa. Cuando no se siente apreciada, puede sentirse resentida o estar insegura sobre la relación.

  1. Es sensible a otras mujeres y a la posible competencia. Cuida la forma en que hablas sobre otras mujeres y cómo las alabas, incluso en cosas benignas como: "Wow, es una excelente madre". Ella quiere ser la mejor ante tus ojos. La sola idea de que alabes a otra mujer, siendo que a ella no la alabas mucho, puede hacer que tu esposa sienta que no es capaz de satisfacer tus necesidades. Si tienes amigas mujeres (lo cuál probablemente no es la mejor idea) o colegas, ten cuidado. Si tu matrimonio está atravesando una situación difícil, tener una relación con otras mujeres (amistosa o comercial – no romántica), especialmente si implica que disfrutas de su compañía, le puede resultar muy doloroso.

  1. Quiere ser oída. Escucha sus inquietudes, incluso si te parecen triviales. En lugar de decirle que no se preocupe, valida sus miedos y ofrécele ayuda. Cuando se ponga nerviosa por el transporte de los niños del año que viene, no te la quites de encima. Escúchala de verdad y ofrécete para ayudar. Den en conjunto pasos prácticos para aliviar la ansiedad – eso la calmará y hará que se sienta protegida.

Puede que estos cinco puntos te parezcan obvios, pero te asombrará el efecto positivo e inmediato que pueden tener en tu matrimonio. Al tomar las riendas cuando tu esposa se siente abrumada, entender lo difícil que le resulta desactivar el "modo mamá", apreciarla, ser sensible al hablar sobre otras mujeres, escucharla y validarla, le estarás mostrando que estás haciendo tu parte para crear una mejor y más satisfactoria relación.

Artículo Relacionado: 5 cosas que a tu marido le gustaría que supieras pero que nunca te dirá.

Si tu matrimonio requiere una ayuda más inmediata, descarga tu copia gratis del libro de Rav Slatkin, Is My Marriage Over: The Five Step Action Plan to Saving Your Marriage (en inglés).