Desde el momento en que dicen “sí, acepto”, los recién casados tienen dos años para disfrutar la bendición especial que trae el nuevo amor. Este nuevo hallazgo, que fue reportado recientemente por el periódico New York Times, está basado en un estudio que fue realizado por investigadores norteamericanos y europeos que siguieron la huella de 1.761 personas que se casaron y que permanecieron en esa condición durante 15 años. Después de dos años, las parejas pasaron a un estado más de camaradería en su relación.

El estudio también reportó que la investigación, que culminó en el año 2009, fue confirmada por estudios recientes. A pesar de que la excitación del nuevo amor disminuyó después de los primeros dos años, el estudio encontró que la mayoría de las parejas pasó a una relación más de camaradería y que estaban conectadas en sus vidas. Algunas de las parejas mostraron mantener una versión de esa excitación y felicidad iniciales, mientras que otras simplemente experimentaron una vida más mundana.

¿Cuál fue la diferencia entre el grupo que experimentó simple camaradería y el grupo de las parejas que experimentaron más pasión?

Las parejas más alegres hicieron que las cosas siguieran siendo interesantes, y complementaron los intentos por mantener la novedad con sorpresas y consideración por el otro. Porque, como señala el periódico, a nosotros nos gusta la novedad, anhelamos lo diferente y lo nuevo. Muchas parejas están satisfechas con la condición de compañía y tranquilidad del matrimonio después de los dos años. Sin embargo, algunas parejas sintieron que algo estaba mal. Es bueno que las parejas entiendan que, a pesar de que la excitación inicial disminuye, igualmente pueden conservar algunos elementos de esa excitación inicial.

¿Qué cosas generan una sensación de novedad capaz de desatar sentimientos románticos?

1. Experiencias. Inscríbanse a una clase o vayan a una actividad que esté fuera de la rutina. Las parejas que intentaron cosas nuevas excitantes sintieron un cierto grado de excitación.

2. Viajen. Ver cosas nuevas y estar en lugares nuevos activa las áreas del cerebro que están asociadas con el placer y la novedad. Planear un viaje también puede ser excitante y divertido. Si el dinero y el tiempo no abundan, entonces planifiquen un viaje siendo creativos con los gastos. Después de la muerte inesperada de un amigo cercano y el infarto de alguien de su misma edad (de poco más de cuarenta años), una pareja decidió dejar de postergar su viaje soñado a Europa hasta alguna fecha que quizás nunca llegaría. Lo planificaron para el año siguiente. Para solucionar la estrechez económica, utilizaron millas para volar, sus días de vacaciones e hicieron las reservas en temporada baja. El viaje y su planeamiento le dieron a la pareja un empuje impresionante. Si hacer un gran viaje no es posible, traten al menos de tomarse un día libre para ir a un lugar nuevo o para visitar un lugar turístico cercano.

3. Sorpresas pequeñas y consideración. Tráele a tu mujer su caramelo o perfume favorito. Cómprale a tu marido una entrada para un evento deportivo. Invita a tu pareja a algo que siempre haya querido hacer. La investigación descubrió que las parejas que hicieron cosas excitantes juntos expresaron una mayor satisfacción. Quienes vivieron sorpresas expresaron más felicidad (medida en base a la actividad cerebral). La sorpresa no tenía que ser necesariamente algo grande.

4. Baja el ruido. Nuestra vida diaria y nuestras relaciones sufren cuando hay muchas cosas distrayéndonos. Los mensajes de texto y los emails del trabajo son parte de la vida diaria. Algunas parejas apagan el teléfono en el restaurante y realmente se conectan durante ese tiempo. Sin embargo, el ruido no sólo es electrónico. Otras cosas, como suegros exigentes, amigos que generan drama y obligaciones que no dejan tiempo libre para nuestras relaciones agregan al aburrimiento. Trata de minimizar esas obligaciones. Imagina qué pasaría si tu vida no las incluyera, ¿no te divertirías más con tu media naranja?

5. Préstale atención a los detalles. Haz aquello que tu pareja ha estado tratando de hacer por mucho tiempo. Deséense un buen día y buenas noches. Expresen aprecio a diario. Ideen cosas que puedan esperar con ansias.

Estos estudios son buenas noticias. Muestran grandes beneficios por inversiones relativamente pequeñas de tiempo, dinero y amabilidad. Además, ¿qué mejor que invertir en nuestras relaciones?