El judaísmo es un sistema de vida que está construido en base a obligaciones en lugar de derechos. Esto es especialmente verdad respecto al enfoque judío del matrimonio. Las obligaciones fomentan la responsabilidad y el dar. Los derechos fomentan un sentido de privilegio que puede llevar a la irresponsabilidad. En el judaísmo, uno no tiene derecho a nada; todo lo bueno que tenemos es un regalo.

Entonces, con esto en mente, presento el ‘Protocolo de obligaciones matrimoniales’ del judaísmo:

Tengo la obligación de:

1. Ser un mensch (caballero); ¿Hace falta que diga algo más? Si hace falta, entonces deja que te lo defina…

2. Luchar para darle a mi pareja placer, y no dolor.

3. Evitar culpar y atacar a mi pareja por cosas que me molestan.

4. Expresar lo que necesito y no esperar que mi pareja me lea la mente.

5. Tomar los sentimientos y las necesidades de mi pareja seriamente.

6. Asegurar que mi pareja se sienta emocionalmente segura conmigo.

7. Darle a mi pareja una intimidad física disfrutable y consistente.

8. Expresar consistentemente amor y afecto.

9. Reconocer las cosas que mi pareja hace por mí y expresar gratitud por ellas.

10. Reconocer mis errores y asumir responsabilidad por ellos.

11. Trabajar con mi pareja para encontrar soluciones a nuestros problemas que nos satisfagan a ambos.

12. Buscar ayuda profesional de un psicoterapeuta licenciado o de un rabino si no podemos resolver nuestros temas por cuenta propia.

13. Siempre hablarle a mi pareja con respeto.

14. Siempre tratar a mi pareja con respeto y dignidad.

15. "Pelear limpio".

16. Nunca pelear con mi pareja frente a nuestros hijos.

17. Apoyar y alentar el crecimiento personal de mi pareja.

18. Luchar siempre para ser un buen amigo de mi pareja y compartir sus batallas personales.

19. Poner límites para proteger nuestro matrimonio de influencias externas nocivas.

20. Hacer que mi pareja sea mi prioridad número uno (no mi carrera, los niños o mis padres).

21. Nunca discutir nuestros problemas matrimoniales con nadie a menos que mi pareja lo sepa y me dé permiso, con excepción de cuando yo esté seguro/a de que a mi pareja no le importará.

22. Mantener límites "sanos" entre mí y las personas del sexo opuesto.

23. Ser financieramente responsable.

24. Ser feliz y saber que mi pareja no es responsable por mi felicidad.

25. Luchar para crear una atmósfera hogareña pacífica y relajada.

26. Nunca gritar con furia, ser violento/a, causar temor ni ser controlador/a.

27. Dejar que mi pareja sepa en dónde estoy, adónde estoy yendo, qué estoy haciendo y con quién estoy.

28. Permitir que mi pareja tenga su espacio y privacidad.

29. Halagar a mi pareja, y nunca ofenderla.

30. Divertirnos juntos y buscar un balance en nuestras vidas.

31. Nunca amenazar a mi pareja con el divorcio.

32. Hacer mi parte para asegurar que estemos trabajando juntos como un equipo.

33. ¡Ser un mensch! ¡Ahora sabes lo que significa!

Artículo relacionado: Las promesas de un marido.