"¡Tú no me amas realmente!".

¿Cuántas veces has escuchado a tu pareja decir esta frase? "¿Cómo puede ser?", te preguntas mientras recuentas la infinidad de formas en las que le has expresado tu amor. El problema es que muchas parejas no se dan cuenta que la forma en que demostramos amor a nuestro cónyuge no es necesariamente la forma en que nuestro cónyuge necesita sentirse amado.

Descubrí esto cuando me encontraba trabajando con una pareja hace muchos años, y desde entonces lo he vuelto a ver una y otra vez en las parejas que aconsejo. Al esposo "baboso" le encantaba expresar sus sentimientos por su esposa repetidamente en nuestras sesiones. Era obvio que él estaba loco por ella y que su devoción por ella no tenía límites. Por eso fue bizarro cuando ella admitió que no se sentía querida.

Su explicación fue bastante reveladora. Ella no necesitaba palabras. A ella le gustaba cuando su esposo le compraba regalos, aunque fueran sólo chocolates. Esa era la forma en que ella se sentía amada. Por otro lado, ella no era tan expresiva y casi nunca le decía "Te amo" a su esposo, por lo que él tampoco se sentía amado. Ella estaba sorprendida de que él no notara todo el trabajo duro que ella hacía en la casa, cuidando a los niños y preparando la cena. Esas eran sus demostraciones de amor por su esposo.

Este fue un descubrimiento monumental. Las parejas pueden entregar y entregar, pero seguir errando el blanco. Ellos pueden terminar sintiéndose poco apreciados y resentidos, y por lo tanto incapaces de complacer alguna vez a su pareja. Si tan sólo pudieran hablarle a su pareja en el idioma de amor de ellos, entonces lograrían que la pareja se sintiera realmente amada.

A medida que fui aprendiendo más sobre los "5 Idiomas del amor" del Dr. Gary Chapman, comencé a ver cómo las parejas suelen tener idiomas de amor opuestos. Esto iba en línea con mi creencia de que el matrimonio es la mejor oportunidad de crecimiento que existe. En lugar de enfocarnos en nosotros mismos y en qué nos hace sentir amados, debemos enfocarnos en el otro y en qué los hace a ellos sentirse amados. Aprender a amar de la forma en que nuestra pareja se siente amada nos da una oportunidad de crecer y de convertirnos en una persona más balanceada. Por ejemplo, si no eres tan expresivo verbalmente, entonces la necesidad de tu pareja te obligará a ser más comunicativo.

Estos son los cinco lenguajes del amor:

  1. Palabras de afirmación: Aunque todos disfrutan de una linda palabra, algunos necesitan más afirmación que otros. ¿Cuán a menudo le dices a tu esposo que lo amas y que lo aprecias? ¿Cuándo fue la última vez que le dijiste a tu esposa que te gustaba su ropa o que se veía bien? Para aquellos que necesitan palabras de afirmación, la ausencia de ellas puede llevar a sentimientos de resentimiento. A pesar de que tengas sentimientos positivos sobre tu pareja, intenta verbalizarlos y ve el poder de tus palabras.

  1. Tiempo de calidad: Quizás tú eres el tipo de persona que se siente conectado con su pareja incluso cuando están a miles de kilómetros de distancia, pero muchas personas necesitan salir en citas o tomar unas vacaciones para sentirse valorados. Puede que estés trabajando tan duro para proveer a tu familia que ni siquiera pases tiempo con tu pareja. El tiempo de calidad con tu pareja es una excelente forma de demostrarle que es una prioridad en tu vida.

  1. Recibir regalos: Si eres del tipo de persona que no necesita nada, entonces puede que te sea difícil dar regalos. Recuerdo cuando me comprometí y escuché de todos los regalos que se suponía que tenía que dar: una pulsera, un anillo de compromiso… Viniendo de una familia de puros hijos hombres, era difícil para mí apreciar por qué alguien querría tantas joyas, pero me di cuenta del mensaje positivo de amor y preocupación que mi futura esposa recibiría a través de los regalos. Incluso si tú no querrías que gastaran dinero en ti, enfócate en el sentimiento del receptor y entrega con todo el corazón.

  1. Actos de servicio: Como la esposa de la historia anterior, algunos de nosotros mostramos nuestro amor dando de nosotros mismos, y nos sentimos amados cuando nuestra pareja hace lo mismo. Ya sea lavar los platos, ayudar con los niños o llevarlos a la escuela, puede que nos sintamos más amados cuando nuestra pareja realiza actos de servicio en vez de un regalo o de la palabra más amable del mundo.

  1. Contacto físico: Algunas personas necesitan el afecto físico más que otras para sentirse amadas. He visto muchas parejas cuyo reclamo principal es que su cónyuge no era lo suficientemente físico. A pesar de que darle un abrazo al cónyuge sin una razón particular puede ser algo difícil, eso es precisamente lo que necesita para sentirse querido. Si el contacto físico es la forma de demostrarle amor a tu pareja, entonces haz un esfuerzo extra por iniciar contacto. Un simple abrazo, beso o incluso una caricia en el brazo puede lograr mucho.

Hay 3 preguntas principales que puedes hacerte para descubrir cuál es tu lenguaje de amor.

  1. ¿Cómo expresas más a menudo tu amor hacia el resto? Si siempre estás haciendo servicio comunitario, esa podría ser una buena pista de cómo expresas tu preocupación por los demás.

  1. ¿De qué te quejas más a menudo? Si le dices constantemente a tu pareja que nunca te lleva a ningún lado, entonces probablemente necesitas más tiempo de calidad para sentirte amado.

  1. ¿Qué pides más a menudo? Si sueles pedir más abrazos y besos, entonces es probable que el lenguaje con el que más te relaciones sea el contacto físico.

Y a pesar de que es posible tener más de un lenguaje de amor, usualmente hay uno que es el primario.

Aprende cómo se sienten amados tú y tu pareja y pongan esto en práctica. Se asombrarán de cómo años de frustración puede cambiar dramáticamente. Incluso si estás experimentando un conflicto, el aire fresco que generará el hecho que cada uno hable el lenguaje de amor del otro los ayudará a eliminar una buena parte de la negatividad y los llevará a un lugar mejor y más constructivo desde donde podrán trabajar para mejorar su relación.

Cuando finalmente des en el blanco, experimentarás un amor renovado y una mayor apreciación por tu pareja.