Una de mis costumbres favoritas en esta época del año es hornear las redondas y dulces jalot que usamos en esta temporada. La primera receta de aquí está extraída de mi libro “A Taste of Challah”, y la he hecho varias veces con excelentes resultados. Ahora, quisiera compartirla con ustedes:

Jalá Integral

Esta gran cantidad es suficiente masa para cumplir con la mitzvá de hafrashat jalá, es decir, separar jalá con una bendición. Alcanza para 6 jalot grandes, o 8-9 jalot de tamaño mediano.

21-22 tazas de harina / 3 kilos de harina integral finamente molida

5-6 tazas de agua tibia

3 huevos

1 cucharada de sal

1 ¼ tazas de azúcar rubia liviana

1 ½ tazas de aceite de canola

100 gramos de levadura fresca en cubo o 3 y ½ cucharaditas de levadura seca

Huevos y semillas para decorar

Para aquellos de ustedes que quieren una receta más pequeña (sin hafrashat jalá con brajá), aquí hay cantidades más pequeñas:

7 tazas de harina integral finamente molida

2-2 ½ tazas de agua tibia

1 huevo

1 cucharadita de sal

1/3 de taza + 2 cucharadas de azúcar rubia liviana (si te gustan las jalot menos dulces, no uses las dos cucharadas).

1 Cucharada de levadura seca

2 huevos adicionales para barnizar mas adelante

Pon la levadura fresca en el fondo de un recipiente para mezclar grande; desmenúzala un poco con tus manos. Si estás usando levadura seca, simplemente ponla en el recipiente. Vierte ¼ de taza de azúcar sobre ella. Agrega parte del agua tibia para cubrirla; luego tapa el recipiente y deja que descanse durante 5-8 minutos. (Si usaste levadura seca, no tienes que esperar; solamente continúa). Agrega la mitad de la harina, el aceite, azúcar y huevos. Comienza a mezclar mientras agregas un poco más de agua. Agrega la sal y continúa amasando. Debería parecerse a una mezcla espesa a estas alturas.

Apaga la batidora y tapa nuevamente el recipiente. Deja descansar la mezcla por 10 minutos. Enciende nuevamente la batidora y agrega lentamente la harina restante mientras mezclas y agregas agua al mismo tiempo, hasta que se forme una masa suave y ligeramente pegajosa. Esto puede hacerse con la mano tanto como con batidora. Continúa revolviendo hasta que la masa esté uniformemente mezclada. Agrega pequeñas cantidades de agua y aceite si es necesario para completar la textura de la masa. Cuando esté lista, transfiere la masa a un recipiente muy grande aceitado para leudar. Da vuelta la masa una o dos veces para que se cubra un poco con aceite. Luego cubre la masa con papel plástico y una toalla, y déjala leudar por 45 minutos.

Separa jalá con brajá, (importante: sólo si es que hiciste la cantidad grande).

Si vas a darle forma a las jalot mucho más tarde en el día o a la mañana siguiente, engrasa tus manos con aceite, pégale a la masa por todos lados y ponla dentro de una bolsa de basura grande. Saca todo el aire y séllala con un nudo fuerte. Ponla en el refrigerador hasta que vayas a darle forma. Cuando quieras darle forma, sácala del refrigerador al menos una hora antes para que se entibie primero a temperatura ambiente.

Forma y hornea como se indica en los capítulos 2-4. La costumbre es formar las jalot redondas en esta época del año, para simbolizar que el año judío nunca termina; se completa el circulo y luego comenzamos de nuevo. También nos recuerda que le rezamos a Hashem para que nuestras vidas continúen… así como el círculo continúa. Muchas también hacen sus jalot más dulces, para simbolizar nuestra esperanza y rezos de que seamos inscritos para un año nuevo dulce. A mi me gusta hacer eso rociando una mezcla de canela y azúcar sobre las jalot cuando han terminado de leudar y justo después de glasearlas con huevo. En vez de rociarles semillas, las rocío con la mezcla de azúcar y canela.

Aquí tienen unas cuantas recetas más que incorporan algunos de los alimentos simbólicos de Rosh Hashaná utilizados en esta época del año. Esta receta tiene zanahorias y manzanas en ella…

Kugel de zanahoria y manzana

5 huevos

½ taza de aceite

½ taza de azúcar (a mi me gusta usar azúcar rubia liviana)

1 ½ taza de zanahorias, ralladas

2 manzanas, peladas y ralladas

¾ taza de pasas

¾ taza de harina

½ taza de harina de matzá, o si no tienes, usa más harina

3 cucharadas de jugo de limón fresco

2 cucharaditas de canela

Mezcla todos los ingredientes. Hornea en una fuente a 180ºC durante 40 minutos. Trozar y servir.

La siguiente receta incluye espinaca, llamada tered en hebreo, y es otro de los alimentos simbólicos que muchos tienen la costumbre de servir en Rosh Hashaná…

Panqueques de espinaca y papa

Para aproximadamente 20 “latkes” o panqueques

6 a 8 papas peladas

1 cebolla mediana

3 huevos

2 dientes de ajo, picados

3 tazas de espinaca picada

¼ taza de harina de matzá

¼ taza de harina

1 cucharadita de sal

¼ cucharadita de pimienta negra molida

4 cucharadas de aceite de oliva

Ralla las papas y la cebolla. Ponlas en un recipiente grande. Agrega el ajo y la espinaca. No necesitas cocinar la espinaca. Solamente descongélala y estrújala con tus manos un poco antes de agregarla a las papas.

Mezcla bien y saca el exceso de líquido. Agrega los huevos, la harina de matzá, la harina normal y los aliños. Si la mezcla está muy liquida, agrega un poco más de harina. Deja descansar la mezcla (o refrigérala) por 5 minutos mientras se está calentando el aceite en un sartén de teflón.

Vierte cucharadas grandes de esta mezcla en el sartén y aplasta cada una hasta más menos ½ pulgada de espesor. Cocina hasta que estén dorados y luego gíralos y continúa cocinando hasta que el segundo lado esté dorado.

Disfruta y que tengas un significativo, saludable y ¡dulce Año Nuevo!

Deseándoles lo mejor,

Tamar Ansh