En la noche de Rosh HaShaná, es tradicional comer simanim, diferentes alimentos simbólicos que tienen un sabor dulce o tienen nombres que suenan similares a nuestras esperanzas y rezos para el año nuevo. A menudo los simanim se comen por separado, ¡pero no hay ninguna razón para no prepararlos de forma apetitosa e incorporarlos en la cena! De esa forma recuerdas a lo largo de toda la cena la importancia del día.

Haz clic aquí para imprimir un archivo pdf de las bendiciones y declaraciones que se recitan por los simanim.
Cortesía de Artscroll

Remolachas (Betarraga o Betabel)

Las remolachas son llamadas selek en hebreo, así que rezamos "sheistalkú oieveinu" – que nuestros enemigos sean removidos. Tengo que admitir que yo nunca preparo remolachas – me dan mucho miedo las manchas rojas. Sin embargo me encanta comerlas cuando otros las sirven. Media taza de rojas rebanadas de remolacha tiene solamente 37 calorías que acompañan su sabor especial. Unos cuantos gramos de fibra y un poco de proteína, vitamina C, acido fólico, y hierro son puntos adicionales.

Remolacha a la Vinagreta:

  • Remolachas, cocidas y rebanadas (unas 3 grandes).
  • 1 cebollín o cebolla en cubos.
  • 1 cucharada de sal.
  • 3 cucharadas de azúcar.
  • 1/3 taza de vinagre o jugo de limón.
  • ¼ taza de aceite.
  • ¼ cucharita de pimienta.

Frijoles/Porotos de Ojo Negro

Los frijoles de ojo negro, llamados rubia en arameo, simbolizan "sheirbú zjuioteinu" – que nuestros méritos sean aumentados. Es raro encontrar a alguien que los come regularmente, ¡pero deberíamos! Media taza de rubia contiene 5.5 gramos de fibra y 6.5 gramos de proteína, tanto como casi la mitad de los requisitos diarios de acido fólico y alrededor del 12% de los requisitos de hierro, tiamina y magnesio. Puedes tan sólo hervirlos y sazonar con un poco de sal y pimienta, pero aquí hay una receta de frijoles caseros horneados que funciona bien con rubia si quieres algo más interesante.

Frijoles horneados:

  • 500 gramos de rubia.
  • 2 cucharitas de sal.
  • 1 lata de salsa de tomates de 400 gramos.
  • ½ taza de azúcar rubia.
  • 1 cebolla mediana.
  • 2 clavos de olor.

Remoja la rubia durante 45 minutos en suficiente agua para cubrir los frijoles. Agregar la sal y luego remoja por 15 minutos más. Cocina por 1 hora a 1½ hora, hasta que la piel comience a salirse. Pon la rubia en una olla. Guarda el líquido que utilizaste para cocinar la rubia. Combina 1 taza del líquido con la salsa de tomate y el azúcar rubia. Viértelo sobre los frijoles. Pincha los clavos de olor en la cebolla y ponlas dentro de la olla. Hornea tapado durante 5-6 horas hasta que la salsa esté espesa y como jarabe. (Si estás apurada, hornea por 2 horas y termina hirviendo a fuego bajo en una olla tapada. ¡Eso si, míralo todo el rato!)

Zanahorias

Las zanahorias son también un popular símbolo "sheirbú zjuioteinu" que nuestros méritos sean aumentados, porque la palabra en Idish para zanahorias (meren) también significa "aumento". Por supuesto, ustedes saben que las zanahorias son una gran fuente de vitamina A – tan sólo media taza provee más de la cantidad necesaria de vitamina A para dos días.

Tzimmes Clásicos

  • Media bolsa de zanahorias (alrededor de ½ kilo), peladas.
  • ¼ cucharita de sal.
  • ¼ taza de miel.
  • 2 cucharadas de azúcar.
  • 1.5 cucharada de aceite.
  • 1.5 cucharada de fécula de maíz, disuelta en 2 cucharadas de agua fría.

Hierve las zanahorias en una olla con suficiente agua para cubrirlas hasta que estén blandas (unos 45 minutos). Sácalas del agua y córtalas en rebanadas de ½ centímetro (se pueden rebanar también antes de hervirlas). Guarda 1 taza del agua de cocción. Mézclala con los otros ingredientes. Viértelos sobre las zanahorias. Deja marinar los tzimmes durante 2-3 días para un óptimo sabor (opcional). Hornea tapado durante 1 hora.

Calabaza

Una calabaza, o kara en arameo, es un símbolo de "sheikrá roa gzar dineinu veikrú lefaneja zjuiotenu" – que cualquier decreto malo contra nosotros se rompa y que nuestros meritos sean leídos frente a Dios. Puede que no haya calabazas en tu supermercado local, pero si hay, aquí hay una buena receta:

Calabaza Rellena

Hierve una calabaza (del tamaño de 6 calabacines medianos) durante 5-10 minutos.

Pártela por la mitad y separa la pulpa.

Saltea ½ taza de zanahoria rallada, 1 taza de champiñones picados, una cebolla en cubos, y la pulpa.

Agrega 1 cucharita de sal, ¼ cucharita de ajo en polvo y 1/8 de cucharita de pimienta a la mezcla.

Deja enfriar.

Agrega 2 huevos.

Rellena la calabaza con la mezcla.

Hornea por 30 minutos.

Puerro

En arameo, el puerro es llamado karti; por lo tanto simboliza nuestra esperanza "sheikartú soneinu" – que nuestros enemigos sean cortados. Como las cebollas, los puerros son bajos en calorías y aportan sabor a los platillos. ¡Tu probablemente no sabías que también son una buena fuente de vitamina A y vitamina K!

Hamburguesas de Puerro

Ralla 1 paquete de puerro y 2 cebollas medianas.

Agrega ½ taza de harina de matzá o pan rallado.

2 huevos medianos o 1 huevo grande.

½ cucharita de sal.

Pimienta a gusto.

Forma hamburguesas pequeñas, un poquito más grandes que monedas grandes y fríelas. Salen unas 20.

Haz clic aquí para imprimir un archivo pdf de las bendiciones y declaraciones que se recitan por los simanim.
Cortesía de Artscroll