Taratour con Nueces

Esta refrescante sopa de yogurt es una especialidad de los Balcanes. Sírvela muy fría.

Ingredientes para 4 porciones:
3 tazas de yogurt
4 cucharadas de aceite de oliva
2 cucharadas de vinagre blanco de vino
1 pepino finamente cortado
2 dientes de ajo machacados
Sal a gusto
1 y 1/2 cucharaditas de azúcar
1/2 taza de hojas frescas de menta y eneldo finamente picadas
1/2 taza de nueces bien picadas

Batir todos los ingredientes excepto las nueces. Cubrir y dejar enfriar. Justo antes de servir, agregar la mayoría de las nueces, dejando un poco para la decoración. Dividir en 4 vasos altos y adornar con las nueces por encima. Servir inmediatamente

Los Blintzes Clásicos de Ida

A pesar de que los blintzes estuvieron fuera de moda por muchos años este año reaparecerán. Debes hacerlos en cantidad y guardarlos en el congelador, para alguna visita que te agarre desprevenida. Derivados de la palabra pancake en el idioma ucraniano, los blintzes se hacen de modo similar a los creps pero son un poco más gruesos.

NOTA: Para mejores resultados, prepara y rellena los blintzes uno por uno. Esto evita que los blintzes se sequen.

Rinde para 32 porciones aproximadamente

Para los blintzes:
4 huevos grandes
1 taza de leche
1/4 cucharadita de sal
2 tazas de harina cernida
1/4 taza de mantequilla derretida
1/2 taza de agua
Mantequilla extra para enmantecar la sartén

Relleno de queso:
700 gramos de queso blanco (quesillo, queso fresco)
250 gramos de queso crema
2 yemas de huevo (grandes)
1 cucharadita de extracto de vainilla
1/2 taza de azúcar

Procedimiento para los blintzes: Batir bien los huevos. Agregar la leche, la mantequilla derretida, sal y harina, y seguir batiendo hasta que no hallan grumos en la mezcla. Agregar el agua y batir hasta que este fluida. Dejar reposar la mezcla por 30 minutos a temperatura ambiente o algunas horas en el refrigerador. Batir nuevamente antes de usarla.

Combinar los ingredientes para el relleno en un recipiente mediano hasta que estén bien mezclados. Dejar a un lado.

Enmantecar una sartén de creps u omelet de 15 – 18 cm. Usar papel de cocina para distribuir bien la mantequilla en la sartén. Poner a calentar la sartén a fuego medio alto. Usar una taza de medición y rellenarla con 3 cucharadas de la mezcla de masa. Verter la mezcla en el centro de la sartén e ir rotándola para así cubrir toda la superficie de la misma. Dejar cocinar por 2 minutos o hasta que adquiera un color dorado en la parte de abajo.

Colocar el blintze en una superficie lisa (mi mama siempre usaba un cobertor de almohada limpio o un mantel especial para esto). Mientras el blintze está tibio, colocar 1 cucharada llena de la mezcla de queso en el lado dorado del blintze. Colocar la mezcla a 3 cm. del borde de abajo. Doblar la parte de abajo sobre la mezcla, luego doblar ambos lados hacia adentro y enrollar la parte de abajo hacia arriba. Pasar a un plato colocando la unión hacia abajo.

Repetir el proceso, enmantecando la sartén antes de realizar cada blintze, hasta utilizar toda la mezcla. Cuando desee prepararlos, freír en un poquito de mantequilla o aceite vegetal hasta que estén doraditos. (Los blintzes sin cocinar pueden permanecer en un recipiente cerrado en el congelador hasta un mes)

Kugel Dulce de Fideos

Fue la tradición de Shavuot de incorporar productos lácteos en la comida festiva la que dio a luz al kugel de fideos lácteo, y especialmente al kugel dulce de fideos – que simboliza la "dulzura" de la Torá.

A pesar que el kugel dulce de fideos es a menudo servido como postre, nosotros lo usamos como merienda durante la fiesta de Shavuot o también los comemos en el desayuno. "Te alegra", solía decirnos mi madre, "y no cae pesado".

Rinde para 12 porciones

500 gramos de fideos delgados
4 huevos grandes o 6 chicos, batidos con un tenedor
1/2 cucharadita de sal
500 cm3 de queso cottage
250 gramos de queso crema
1 taza de crema agria
1 taza de azúcar
1 cucharadita de extracto de vainilla
1 taza de duraznos secos, cada pieza cortada en cuatro. (Revisarlos a la luz cuidadosamente)
1 taza de piña fresca o enlatada

Para la parte superior:
1/4 taza de azúcar
1 cucharadita de canela
1/4 cucharadita de nuez moscada

Precalentar el horno a 180 grados. Enmantecar una fuente de 23x30 cm. con 3 o 4 cucharadas de mantequilla.
Cocinar los fideos de acuerdo con las instrucciones del paquete. Colarlos y pasar por agua fría para detener el proceso de cocción. Dejar que se escurran y se enfríen.
Poner los fideos en un recipiente grande y mezclarlos con los huevos batidos. En un recipiente pequeño aplastar el queso crema, el cottage y la crema agria, y agregar a la mezcla de fideos. Agregar el azúcar y la vainilla. Mezclar bien y agregar los duraznos y la piña.
Mezclar todos los ingredientes muy bien y traspasar la mezcla a la fuente aplanando la superficie con un cuchillo. Mezclar el azúcar, la canela y la nuez moscada y rociar sobre la parte de arriba.
Hornear por 45-50 minutos, o hasta que el kugel adquiera un color dorado en la superficie.
Servir caliente o frío (Puede ser congelado hasta 1 mes. Descongelar antes de recalentarlo).

Ensalada de Repollo con Uvas y Almendras

Colorida y festiva, esta ligera ensalada es una placentera adición a la mesa festiva. Es un acompañante crujiente y sabroso para los clásicos blintzes de queso y otros platos lácteos de Shavuot.

4 tazas de repollo finamente picado (1 cabeza pequeña)
1/2 taza de cebollín (cebolla de verdeo) finamente picada. La parte blanca y un poco de la verde
1 apio finamente picado
2 tazas de uvas pequeñas rojas o verdes sin pepas (o grandes cortadas en dos)
3/4 taza de yogurt sin sabor
2-3 cucharadas de concentrado de jugo de naranja congelado, o jugo natural a gusto
1 cucharada de miel
2 peras maduras y firmes
Sal
Pimienta negra a gusto
1/4 taza de almendras rebanadas, tostadas
1-2 cucharadas de jengibre cristalizado picado

En un recipiente grande mezclar el repollo, cebollín, apio y uvas. Si no va a servirlo inmediatamente, cubrir bien y refrigerar hasta el momento de servir.
Tostar las almendras en una sartén seca a fuego bajo hasta que estén doradas. Dejar a un lado para adornar.
Justo antes de servir, mezclar el yogurt, el concentrado de jugo de naranja y la miel en un recipiente pequeño. Probar y agregar más jugo de naranja o miel a gusto.
Pelar las peras y cortarlas en rebanadas finas. Agregar a la mezcla de yogur y verter sobre la ensalada. Sazonar con sal y pimienta a gusto. Rociar las almendras y el jengibre cristalizado en la superficie y servir.