Entendiendo la verdadera necesidad de las galletas en nuestra vida cotidiana, yo he estado en búsqueda de las mejores recetas de cocina que utilizan aceite y no margarina. Como una ávida cocinera, hay varias razones por las que prefiero el aceite por sobre la margarina.

La mejor razón para apartarse de la margarina es porque no es saludable. Casi la mitad de las grasas de la margarina son grasas trans/hidrogenadas, las cuales rápidamente están ganando una mala reputación por el daño que le causan a nuestro cuerpo.

La margarina alarga notoriamente el tiempo de preparación de las galletas – ¡suavizar la margarina, preparar la batidora eléctrica, batir la mezcla mientras uno trata de deshacer los grumos, lavar los residuos de grasa de la batidora y del tazón! Esto puede agregar otros 15 minutos al trabajo, incluso a una pastelera veterana.

Otra gran razón para utilizar aceite es que éste permite que los niños cocinen en forma segura. ¡Sin aparatos eléctricos, tú puedes sentirte segura de dejar que los niños hagan sus propias galletas!

¡Y no olvidemos que ese pesado sabor a margarina deja a muchos hastiados con el primer bocado de esa "galleta perfecta" de chispas de chocolate!

He elegido tres de las recetas absolutamente favoritas de mi familia para compartirlas con ustedes. ¡No importa quiénes sean tus clientes o cuántas galletas hagas, puedes confiar que estas galletas no tendrán tiempo de enfriarse completamente antes de desaparecer!

Galletas Arrugadas

Descubrí esta receta cuando yo estaba en la secundaria y mi hermano venia a casa con cinco amigos hambrientos cada vez. Mi hermana y yo necesitábamos galletas rápidas de hacer pero que se vieran como si nos tardamos horas. ¡Mandábamos un lote de éstas a la multitud hambrienta y ellos enviaban de vuelta el plato vacío en unos pocos minutos! ¡Doblábamos la cantidad en la siguiente hornada y también se despachaba rápidamente!

3 huevos

1 ½ taza de azúcar

¾ taza de cacao

¾ taza de aceite

2 cucharaditas de polvos de hornear

2 cucharaditas de vainilla

2 tazas de harina

Azúcar impalpable para cubrir

En un tazón grande, batir ligeramente los huevos.

Agregar el azúcar, el cacao, el aceite, los polvos de hornear y la vainilla.

Gradualmente agregar la harina hasta que esté completamente mezclada.

Cubrir y dejar enfriar por 1-2 horas.

Formar bolitas de 2.5 centímetros y hacerlas rodar por el azúcar en polvo hasta que estén completamente cubiertas.

Colocar las bolitas a 5 centímetros de distancia unas de otras en una lata para galletas sobre papel encerado, o engrasada ligeramente.

Hornear a 180 grados Celsius por 8-10 minutos o hasta que los bordes estén listos y la parte de arriba esté resquebrajada. Dejar enfriar por 3 minutos antes de sacarlas de la lata.

48 porciones

Galletas de Jengibre

 ¡Jengibre, canela, nuez moscada y clavos de olor en estas galletas “hacen cosquillas a la lengua”, para aquellos que gustan de algo diferente!

2 ½ tazas de harina

1 taza colmada de azúcar rubia

¾ taza de aceite

¼ taza de melaza o miel

1 huevo

1 cucharadita de polvos de hornear

2 cucharaditas de jengibre

2 cucharaditas de canela

1 cucharadita de nuez moscada

½ cucharadita de clavos de olor

Azúcar impalpable para cubrir

En un tazón grande, poner la mitad de la harina.

Agregar el azúcar rubia, el aceite, la melaza o miel, el huevo, los polvos de hornear, el jengibre, la canela, la nuez moscada y los clavos de olor.

Mezclar bien y agregar el resto de la harina.

Formar bolitas de 2.5 centímetros y hacerlas rodar por el azúcar.

Colocar las bolitas a 5 centímetros de distancia unas de otras en una lata para galletas sobre papel encerado o engrase ligeramente la lata.

Hornear a 180 grados Celsius por 8-10 minutos o hasta que los bordes estén listos y la parte de arriba esté resquebrajada. Dejar enfriar por 3 minutos antes de sacarlas del molde.

36 porciones

Bastones de Chispas de Chocolate

Yo estaba en búsqueda de satisfacer ese deseo del sabor de la perfecta galleta de chispas de chocolate para remojarla en mi leche. Probé decenas de recetas que no daban con el sabor hasta que descubrí ésta. ¡Es la receta favorita de mi hija de dos años porque ella puede mezclar con sus manos y el tiempo de preparación es menor que su período de atención!

½ taza de aceite

½ taza de azúcar

½ taza de azúcar rubia clara

1 huevo

1 cucharadita de vainilla

1 ½ taza de harina

½ cucharadita de polvos de hornear

½ cucharadita de sal

½ taza de chispas de chocolate

En un tazón grande, batir ligeramente el huevo. Agregar el aceite, el azúcar, el azúcar rubia clara y la vainilla. Mezclar bien.

Agregar la harina, los polvos de hornear y la sal. Amasar con las manos.

Agregar las chispas de chocolate.

Formar cuatro troncos que sean de 2.5 centímetros de ancho por 20 centímetros de largo. Colocarlos en una lata o sobre papel encerado.

Hornear a 180 grados Celsius por 20-30 minutos o hasta que los bordes estén dorados. Dejar enfriar por 10 minutos y cortar a lo ancho bastones de 1 centímetro de ancho aprox. Dejar enfriar completamente.