Después de un largo día de trabajo, llegas tarde a casa y la cena tiene que estar servida en una hora; las hambrientas tropas ya están preguntando, "¿qué hay de cenar?". Con los deberes de la escuela y la hora de acostarse por delante, no hay tiempo de sobra para entretenerse en la cocina. Aquí hay unos datos excelentes para ahorrar tiempo y unas cuantas recetas que requieren pocos minutos de preparación.

Consejos para planificar por adelantado:

  • Prepara ensaladas de larga duración durante el fin de semana. Ensaladas como la “Ensalada marroquí” de zanahoria, una ensalada fresca de zanahoria, de pepino o de maíz, son todos excelentes platillos que se mantendrán durante varios días en el refrigerador. Nuestro primer plato en Shabat es usualmente muchas, muchas ensaladas – si haces una gran cantidad de cada una puedes utilizar una por día como un acompañamiento refrescante durante la semana.

  • Sigue cortando. Si estás preparando una ensalada que no se mantiene bien después de condimentada, como ensalada de lechuga o ensalada israelí, entonces corta una gran cantidad para guardar en el refrigerador y condimenta solamente lo que necesitas para ahora. Mañana podrás sacar el recipiente y condimentar otras cuantas porciones y voila – una ensalada recién hecha.

  • Estar preparada. Si ya tienes tu procesador de alimentos afuera, entonces agrega unas zanahorias o zapallitos extra o lo que sea que estés rallando. Pon el sobrante en una bolsa para emparedados y congélalo. Cuando estés haciendo una sopa de último minuto, ¡simplemente rompe la bolsa y agrega esos vegetales rallados! Lo mismo sirve para ajo machacado o perejil picado – tan sólo congela un poco. (De acuerdo a la ley judía, es importante agregar un poco de sal al ajo pelado si vas a dejarlo toda una noche antes de agregarlo a otra mezcla).

  • ¿Por qué no cocinarla? Esto puede sonar extraño, pero cuando tienes medio recipiente de ensalada de tomate y albahaca que sobró y sabes que nadie va a comerla mañana, puedes echársela a tu pollo, carne, o salsa de tomates casera ¡y tienes una exquisitez! ¡Incluso puedes congelarla y guardarla para una oportuna entrada! Esto se aplica a muchas ensaladas como de zanahoria o de pimentones de tres colores. ¡Tan sólo utiliza tu imaginación antes de apresurarte a botar esas verduras marchitándose! Puedes ahorrar mucho tiempo después.

Aquí hay algunas recetas que son realmente rápidas, pero utilizando los consejos anteriores ¡puedes reducir el ya ínfimo tiempo de preparación a la mitad!

Lujoso Pollo con Verduras

Este pollo puede ser extremadamente jugoso, dependiendo de la fuente en la que elijas hornearlo. Yo sugiero una “Pirex” o “Corning Ware” con una tapa bien segura para mejores resultados. Si no tienes disponible, intenta envolver la fuente muy bien con papel aluminio para evitar que se escape la humedad. Puedes utilizar cualquier verdura que tengas a mano, pero abajo están mis sugerencias. Eso si, la cebolla y el tomate son esenciales, ya que son colaboradores claves para la cantidad de jugo.

Para 4-6 porciones.

  • 1 cebolla cortada en cuartos.
  • 3 papas grandes, peladas y cortadas en cubos.
  • 1 papa dulce (batata), pelada y cortada en círculos de 1,5 centímetros de ancho.
  • 2 zanahorias, peladas y cortadas en palitos.
  • 2 zapallitos italianos (calabacines), cortados en medios círculos.
  • 1 tomate, rebanado.
  • 1 taza de calabacín, pelado y en cubos.
  • 1 taza de ejotes (habichuelas, vainitas, chauchas, porotos verdes) en lata o frescos, lavados y cortados.
  • ¼ cucharita de cúrcuma.
  • 1 cucharada de orégano.
  • 1 cucharita de páprika.
  • Sal y pimienta a gusto.
  • 1 pollo, cortado en ocho, o 4 trozos de pechuga de pollo, o Un paquete de alas de pollo.

Instrucciones: Precalienta el horno a 180°C. Pon todas las verduras en una fuente para horno. Agrega las especias y mezcla. Unta las presas de pollo en la mezcla de verduras, para cubrirlas con las especias, y luego ponlas por sobre la capa de verduras. Hornea por 50 minutos o hasta que las papas estén blandas y el pollo esté completamente cocido.

¡Disfruta!

Sopa de... (Elige Tú el Final)

Esta sopa es sumamente versátil. El comienzo básico es simple y rápido, y luego puedes agregar lo que tú quieras para darle su nombre. Pon lentejas y será sopa de lentejas, cebada y será sopa de cebada. Solamente recuerda, la legumbre o grano que agregues será la que determine el tiempo de cocción. Las lentejas rojas, la quínoa o el arroz blanco se cocinan rápidamente, mientras que los granos de trigo o el arroz integral necesitan al menos una media hora extra, pero por otro lado, sacian más.

Para 6 porciones.

  • 2 cucharadas de aceite.
  • 1 cebolla grande, picada.
  • 2 tazas de zanahoria rallada.
  • 1 taza de zapallitos italianos (calabacines) rallados.
  • 1 tomate, rallado o en cubos.
  • 2 cucharitas de curry.
  • 2 cucharitas de comino.
  • ½ cucharita de cúrcuma.
  • Sal a gusto.
  • Pimienta negra, a gusto.
  • 4 tazas de agua hirviendo.

Uno de los siguientes ingredientes:

  • 2 tazas de lentejas rojas, lavadas
  • 1 taza de arroz blanco
  • ¾ taza de quínoa
  • 1 taza de granos de trigo
  • 1 taza de cebada
  • ¾ taza de bulgur.

Instrucciones: Calienta aceite en una olla grande para sopa. Agrega las cebollas y saltea a fuego medio bajo, cubierto, hasta que estén blandas. Agrega las zanahorias, los zapallitos italianos, el tomate y las especias, y saltea, cubierto, por otros 5 minutos adicionales a fuego medio bajo. Agrega el agua hirviendo y las lentejas rojas (u otras legumbres). Cocina a fuego medio bajo, revolviendo ocasionalmente, hasta que las legumbres estén blandas. Si la sopa está muy espesa, agrega agua. El tiempo de cocción varía, dependiendo de los ingredientes. Sirve con pan tostado o con pitas calientes.

¡Disfruta!

Crocantes Papas al Horno con Salsa de Crema Ácida

Las papas al horno son deliciosas, pero seamos honestos, ¿quién tiene una hora y media para que esas papas se cocinen hasta el final? ¡A tu familia le encantará esta versión rápida y crocante! Agrega un plato de verduras frescas cortadas o una ensalada de pepino y ¡tienes una cena!

Para 6 porciones.

  • 8 papas, peladas y cortadas en cubos.
  • 2 cucharadas de aceite.
  • ½ cucharita de sal.
  • ½ cucharita de pimienta negra.
  • 1 cucharita de páprika.
  • ½ litro de crema ácida.
  • 1 ½ cucharita de sal.
  • ¼ cucharita de pimienta.
  • 4 cebollines (cebolletas) picados, o una cucharada de eneldo picado.
  • 2 dientes de ajo, picados.

Instrucciones: Precalienta el horno a 220°C. Forra una bandeja grande de horno con papel para hornear. En un recipiente grande, mezcla las papas con el aceite y las especias. Repártelas uniformemente sobre la bandeja de horno. Hornea hasta que las papas estén suaves y los bordes estén dorados, o hasta que estén tan crocantes como te gusten (unos 25 minutos).

Mientras tanto, vierte la crema ácida en un recipiente pequeño, y agrega sal, pimienta, los cebollines (cebolletas) o el eneldo y el ajo.

¡Sírvelo con las papas calientes!

¡Disfruta!

Sándwich de Carne Molida

Una versión casera de uno de mis platillos favorito de la infancia. ¡Rápido de preparar y realmente complace al público!

Para 6 porciones.

  • 2 cucharadas de aceite.
  • 1 cebolla grande, picada.
  • 5 dientes de ajo, rebanados.
  • 1 pimentón rojo, picado.
  • 1 pimentón verde, picado.
  • 700 gramos de carne molida.
  • ½ taza de vino tinto.
  • 3 cucharadas de pasta de tomates.
  • 1 cucharada de mostaza preparada.
  • ½ cucharita de sal.
  • ½ cucharita de pimienta negra.
  • 1 cucharita de albahaca, seca o fresca.
  • ¼ cucharita de pimienta de cayena (opcional).

En una olla mediana, calienta el aceite. Agrega la cebolla y saltea a fuego medio bajo, cubierto, hasta que esté blanda. Agrega el ajo y los pimentones. Saltea, cubierto, durante otros tres minutos. Desmigaja la carne molida sobre las verduras. No mezcles. Cubre y deja que la carne se cocine. Cuando la carne se haya puesto de color gris, mezcla y agrega el vino, la pasta de tomates, la mostaza y las especias. Debería haber suficiente salsa de la carne y de las verduras mismas, pero si no, agrega ¼ de taza de agua para generar salsa. Hierve por 10-15 minutos a fuego bajo. Sirve sobre un pan de hamburguesa, jalá tostada, o incluso puedes servir sobre arroz.

¡Disfruta!