Para poder estar satisfechos y aun así comer saludable durante los nueve días que llevan a Tishá B’Av (en los cuales no se come carne), sigue las mismas reglas que usarías para una cena de carne; un plato principal lleno de proteínas, un acompañamiento de grano integral o una porción pequeña de carbohidratos y muchas verduras. Sí, por supuesto que también preparo salmón porque es popular, de precio razonable (más o menos) y fácil de preparar, pero sirvo también platillos vegetarianos creativos que son super sabrosos y contundentes. Además, me gusta incluir ingredientes y sabores nuevos que hacen un poco más especiales los platillos. Prueba estas opciones para los nueve días e incluso puede ser que las añadas a tu repertorio del resto del año.

SALMON GLASEADO CON MISO

4 porciones

Miso es un ingrediente espectacular que está disponible en ciertas tiendas con hejsher (supervisión). Está hecho de frijoles de soya, mezclados con arroz o cebada que luego son fermentados. Aumenta altamente el sabor. Se usa en comidas asiáticas y tiene mucha proteína, vitaminas y minerales. Yo uso todas las variedades, blanco, rojo y café, mientras más oscuro el color más fuerte es el sabor. Lo uso en aderezos de ensalada, mezclado en salsas y sobre pollo y verduras asadas. Este es un ingrediente que definitivamente deberías probar.

  • ½ taza de pasta de miso blanca
  • 3 cucharadas de azúcar
  • 1 cucharada de jugo de limón
  • 4 filetes de salmón

En una bolsa resellable grande (como una ziploc), mezclar el miso, jugo de limón y azúcar. Mezclarlos en el fondo de la bolsa para obtener la salsa para cubrir al pescado. Agregar los filetes de salmón y cerrar la bolsa con la menor cantidad de aire posible. Voltear suavemente la bolsa para que la salsa cubra al pescado. Marinar por al menos 4 horas e incluso hasta el día siguiente.

Precalentar el horno a 200°C. forrar una lata para horno con papel aluminio y pincelar con un poco de aceite o aceite en aerosol. Retirar el pescado de la marinada, dejando que escurra el exceso y ponerlo en la lata de horno con el lado de la piel hacia abajo (si es que el pescado tiene piel).

Cocinar en la rejilla del medio del horno por 12 minutos (no estará completamente cocido). Retirar del horno y colocar el horno en modo asador. Regresar el pescado al horno, a unos 10 cm. de distancia del asador y asar, hasta que el miso comience a burbujear y a dorarse un poco, unos 2 minutos o hasta que el pescado esté completamente cocido. Nota: si el pescado se está dorando mucho, cubrir ligeramente con aluminio y continuar asando otro minuto o dos para que termine de cocinarse.

HAMBURGUESAS DE SALMON

6 porciones

El salmón en lata tiene todos los Omega-3 que el salmón fresco tiene y es más económico. Si se prepara bien, es un platillo ganador. Estas hamburguesas pueden prepararse también con atún, pero a mí me gusta la combinación de sabor más con el salmón. No tengas miedo de usar los chiles (ajíes) en esta receta, le dan mucho sabor y no tanto picante. Sirve con ensalada de repollo o una ensalada tradicional, pepinillos y unas cuantas papas asadas.

  • 2 cucharadas de mayonesa light
  • 2 cucharadas de jugo de limón fresco
  • 1 huevo
  • 1 cucharada de salsa de soya
  • ¼ cucharadita de pimienta de cayena, o a gusto
  • ½ pimiento rojo, picado fino
  • ½ cebolla morada pequeña, picada fina
  • ½ taza de granos de choclo (elote, maíz), congelados (descongelados) o enlatados (enjuagados)
  • 1 cucharada de chiles (ajíes) verdes enlatados, picados (puedes agregar más si te gusta el picante)
  • 1¼ taza de migajas de pan
  • 3 latas de salmón sin espinas, colado
  • 2 cucharadas de aceite de canola
  • Panes de hamburguesa (opcional)

Salsa

  • ½ taza de yogurt griego blanco sin grasa (puedes usar también mayonesa o crema acida)
  • ¼ taza de cebollín (cebolleta) picado
  • 1 cucharadita de salsa inglesa

Para las hamburguesas: batir la mayonesa, jugo de limón, huevo, salsa de soya, cayena y sal en un bol mediano. Agregar pimienta, cebolla, choclo, chiles y combinar. Agregar las migajas de pan y revolver. Incorporar suavemente el salmón.

Dividir la mezcla en 6 partes iguales y formar bolas, luego aplastarlas para formar hamburguesas.

Calentar aceite en una olla de hierro fundido o una sartén con un fondo grueso a fuego alto. Cuando la sartén esté caliente, reducir el fuego a medio y agregar las hamburguesas. Cocinar hasta que estén doradas, 2-3 minutos, luego voltearlas suavemente con una espátula y dorar el otro lado, unos 2-3 minutos adicionales. Transferir a un plato forrado con toalla de papel.

Para la salsa: batir el yogurt, cebollín y salsa inglesa en un bol pequeño.

Servir las hamburguesas en un pan tostado con salsa.

QUICHE DE ESPINACA Y CHAMPIÑON SIN CORTEZA

8-10 porciones

Este quiche es atractivo tanto para adultos como para niños. Me gusta cocinar las verduras aparte antes de agregarlas a la mezcla de huevo porque los sabores se acentúan más en el platillo. La combinación de quesos (y siéntete libre de sustituir por otros tipos), lo hace rico y cremoso. (Omitir la corteza evita la culpa al comerlo).

  • 2 cucharadas de aceite de canola
  • 1 cebolla, picada
  • 2 tazas de champiñones rebanados
  • 2 dientes de ajo, picados
  • 1 paquete de espinaca picada congelada, descongelada y colada
  • 2 huevos
  • ½ taza de leche
  • ½ taza de mayonesa
  • 3 cucharadas de harina
  • ¾ cucharadita de sal gruesa
  • ¼ cucharadita de pimienta negra molida
  • 1¼ taza de queso mozzarella rallado, dividida
  • ½ taza de queso parmesano rallado u otro queso rallado, como cheddar, dividida
  • ¼ taza de queso de cabra con hierbas o queso boursin (opcional)

En una sartén grande, calentar aceite a fuego medio-alto. Agregar la cebolla y cocinar hasta que esté transparente y blanda. Agregar los champiñones, espinaca y ajo y cocinar unos 4 minutos adicionales.

En un bol, batir los huevos, leche, mayonesa, harina, sal, pimienta, 1 taza de queso mozzarella y ¼ taza de queso parmesano rallado. Agregar la mezcla de cebolla, con la menor cantidad de líquido posible y mezclar suavemente.

Engrasar un molde cuadrado para horno o uno redondo con aceite en aerosol. Verter la mezcla en el molde. Rociar con el queso mozzarella y parmesano restantes, agregar el queso de cabra desmigajado encima.

Hornear a 180°C por 30-45 minutos o hasta que esté inflado al centro y un palillo de prueba salga limpio.

ENCHILADAS DE FRIJOL NEGRO Y CALABACIN

6 porciones

Este es un platillo vegetariano cargado de sabor y rico en proteínas que es contundente y de sabor fresco. Soy una gran fanática de la cocina mexicana y esta versión simplificada es perfecta para una noche de verano ocupada.

  • 2 tazas de calabacín en cubos (fresco o congelado)
  • 1 lata de frijoles negros, colados y enjuagados
  • 2 cucharadas de mantequilla, suavizada
  • Ralladura de la cascara de 1 limón
  • 1 cucharada de jugo de limón
  • ½ cucharadita de sal gruesa
  • ¼ cucharadita de pimienta negra molida
  • 8 tortillas de maíz
  • 1 lata de tomates molidos o asados al fuego
  • ¼ taza de aceite
  • 1 jalapeño, sin semillas ni membrana
  • 1 cucharada de miel
  • 2 cucharadas de agua
  • 2 tazas de queso cheddar rallado

Precalentar el horno a 180°C

En una olla mediana, poner el calabacín con suficiente agua como para que esté sobrepasado. Hervir suavemente hasta que esté blando, unos 6 minutos. Colar el calabacín y regresarlo a la olla. Agregar los frijoles, mantequilla y ralladura de limón. Hacer puré hasta que esté con unos cuantos trozos, luego sazonar con sal y pimienta. Dejar aparte.

Poner las tortillas en una lata para horno y calentarlas en el horno hasta que estén calientes, unos 4 minutos, deben estar suaves no crujientes.

Preparar la salsa de tomate: en un bol mediano, combinar los tomates, aceite, miel, agua, jugo de limón (aunque no lo mencionamos en los ingredientes, puedes agregar también un poco de hot sauce o smoked paprika si lo deseas) y sazonar con un poco más de sal y pimienta.

Cubrir un molde para horno ligeramente con salsa de tomates. Untar cada tortilla en la salsa de tomates, luego poner con cuchara como ⅛ de la mezcla de frijoles en la tortilla y enrollar. Poner las tortillas enrolladas en el molde para horno, con el lado de la apertura hacia abajo, cubrir con la salsa de tomates restante y poner el queso encima. Hornear por 25 minutos. El queso debe estar burbujeante y derretido, sirve caliente.

BERENJENA SICILIANA Y RIGATONI DE TOMATE CON RICOTTA

6 porciones

Hay un restaurante en Cedarhurst llamado “Upper Crust” que a mis hijos les encanta. A mí no me gusta demasiado comer pasta, pero no puedo resistirme a la que ellos preparan como esta. Esta es mi versión de ella, con esperanza de que algún día me compartan la versión autentica (¿alguien conoce al dueño? ¡AYUDA!). la berenjena se saltea primero para ablandarla y darle sabor y los tomates frescos y albahaca le dan un auténtico sabor italiano. Sazona con sal y pimienta a medida que preparas, para seguir construyendo y aumentando los sabores.

  • 4 cucharadas de mantequilla sin sal, un poco más para engrasar
  • 400 gr. de Rigatoni (pasta en forma de tubo)
  • ½ taza de aceite de oliva extra virgen
  • 1 berenjena mediana, cortada en cubos
  • Sal
  • Pimienta fresca molida
  • 1 cebolla mediana, picada fina
  • 4 dientes de ajo, picados
  • 4 tomates grandes, cortados en cubos
  • ½ taza de tomates molidos enlatados
  • 2 cucharadas de pasta de tomates
  • ¼ cucharadita de pimienta roja molida
  • ¾ cucharadita de sal gruesa
  • ¼ cucharadita de pimienta negra molida
  • ¼ taza de albahaca fresca, rebanada fina
  • 1 taza de queso ricota fresco, dividida
  • 100 gr. de queso mozzarella fresco, rallado (1½ taza)
  • ¼ taza de queso parmesano fresco rallado

Precalentar el horno a 180°C. engrasar un molde para horno. En una olla grande, cocinar los Rigatoni en agua con sal hasta que estén al dente, unos 8 minutos. Colar, luego transferir a un bol grande. mezclar la pasta con 2 cucharadas de aceite de oliva.

Mientras tanto, en una sartén antiadherente grande, calentar ¼ taza de aceite de oliva. Agregar la berenjena y sazonar con sal y pimienta. Cocinar a fuego moderadamente alto, revolviendo ocasionalmente, hasta que esté dorada, unos 5 minutos. Agregar la berenjena a la pasta.

Calentar las 2 cucharadas de aceite de oliva restantes. Agregar las cebollas a la sartén. Cocinar a fuego moderado, revolviendo ocasionalmente, hasta que la cebolla esté ligeramente dorada, unos 5 minutos. Agregar el ajo, tomates, tomates molidos, pasta de tomate y pimienta roja molida y cocinar, revolviendo ocasionalmente, hasta que se haya espesado a consistencia de salsa, 7 a 8 minutos. Agregar sal y pimienta. Incorporar las 4 cucharadas de mantequilla.

Agregar la salsa de tomates a la berenjena y la pasta. Incorporar la albahaca fresca y ½ tazas de queso ricota. Transferir los Rigatoni al molde para hornear preparado. Cubrir con la ricota restante, mozzarella y parmesano y hornear por unos 20 minutos, hasta que esté burbujeante y dorado por arriba. Dejar descansar la pasta 10 minutos antes de servir.