La comida hindú es comúnmente conocida por sus especias super sabrosas y fragantes, técnicas de cocción lenta y muchos títulos de recetas que suenan extraños. Cuando yo era pequeña, mi familia no comía comida hindú a menudo, ya que era difícil encontrar ingredientes kósher. Pero a medida que me entrené en técnicas de cocina, disfruté explorar estas nuevas especias. Ahora, amo los platillos y los preparo a menudo en casa. Es maravilloso probar cocinas nuevas y abrir tus papilas gustativas a nuevos sabores. En mis recetas, he tomado largos tiempos de cocción y complicadas técnicas de famosos platillos hindúes y los he convertido en amigables para el hogar. Confíen en mí, estas son recetas sabrosas y deliciosas que les encantarán.

SOPA DE LENTEJAS Y ESPINACA

Foto por kitchentreaty.com

10 porciones

Esta es la sopa perfecta para una noche de semana. Es llenadora pero también saludable para el corazón. La calabaza naranja queda tan bien con ajo, lentejas, calabaza redonda y comino, una hermosa mezcla de tibios sabores de otoño y una técnica simple. Me gusta asar la calabaza naranja porque saca su dulzura natural cuando se carameliza. Siéntete libre de usar cualquier verdura de hoja verde que tengas a mano en vez de espinaca. He preparado este platillo con col rizada y acelga también, con mucho éxito.

  • 1 taza de calabaza naranja, picada en cubos pequeños
  • 3 cucharadas de aceite de oliva extra virgen, divididas
  • 1 cebolla, picada
  • 2 dientes de ajo, picados
  • 4 tazas de caldo de verduras, caldo de pollo o caldo de pollo parve
  • 4 tazas de agua
  • ½ taza de lentejas secas, lavadas y coladas
  • 1 cucharadita de comino molido
  • ¼ a ½ cucharadita de pimienta de cayena
  • 1 taza de puré de calabaza enlatado
  • 1 cucharada llena de pasta de tomates
  • 1 cucharadita de sal gruesa
  • ½ cucharadita de pimienta negra molida
  • 200 gramos de espinaca, picada
  • Triángulos de pan pita sazonados y tostados, para decorar

Precalentar el horno a 200°C. Acomodar los cubos de calabaza en una sola capa en una lata para horno engrasada. Rociar con una cucharada del aceite de oliva y con sal gruesa y pimienta a gusto. Asar por 30 minutos, hasta que estén ligeramente dorados.

En una olla grande para caldo, calentar las 2 cucharadas de aceite de oliva restantes a fuego medio. Agregar la cebolla y cocinar hasta que esté dorada, unos 7 minutos. Agregar el ajo y cocinar 1 minuto adicional. Agregar el caldo, el agua, las lentejas, el comino, la pimienta de cayena, la calabaza, la pasta de tomates, sal y pimienta negra y llevar a hervor. Reducir el fuego y dejar hervir, destapado, hasta que las lentejas estén cocidas, pero sigan firmes, unos 30 minutos.

Agregar la calabaza asada y la espinaca y llevar nuevamente a hervor por 3 minutos. Servir con los triángulos de pan pita tostados si se desea.

POLLO A LA MANTEQUILLA KÓSHER

8 porciones

Esta receta es un favorito de mi familia. Se mantiene por días en el refrigerador y también se congela bien.

Foto por Port and Fin

El platillo, que también es llamado Murgh Makhani en hindi, es sin duda el platillo más popular que ha salido de India. Si estás yendo a un restaurante hindú por primera vez, tus amigos probablemente lo recomendarán como un punto de partida. Es suavemente condimentado, cremoso y lleno de fragantes especias.

El pollo a la mantequilla se originó en Delhi, el territorio capital de India, durante los años 1950. Durante esta época, un hombre llamado Kundan Lal Gurjal operaba un restaurante en la ciudad, llamado Moti Mahal. Kundan se había instalado aquí y comenzó su negocio después de escapar de revuelta política en otra región de India. Moti Mahal fue un éxito, sirviendo muchos deliciosos platillos de pollo tandoori. Las instalaciones de refrigeración o la falta de ellas en esa época llevaron a que Gurjal tuviera que innovar para evitar desperdicio, especialmente el de los tandoori tikkas no vendidos. Él dedujo que una salsa de tomate, abundante en mantequilla y crema, suavizaría sus sobras de pollo y las sirvió así. La combinación resultó ser un golpe maestro y así, por accidente o un acto de genialidad, nació el pollo a la mantequilla. He realizado algunas alteraciones para hacerlo kósher y los resultados son fantásticos.

  • 3 cucharadas de aceite de canola
  • 2 cebollas moradas, picadas
  • 3 cucharadas de ajo picado fresco
  • 2 cucharadas de jengibre picado fresco
  • 3 cucharadas de pasta de tomates
  • 1½ cucharada de azúcar rubia
  • 1½ cucharadita de comino
  • 1½ cucharadita de garam masala
  • 1 cucharadita de hojuelas de chile rojo o a gusto
  • 1½ cucharadita de cúrcuma
  • 1½ cucharadita de sal gruesa
  • 1 kg. de pechuga de pollo, sin hueso, sin piel, cortada en cubos de 2.5 cm.
  • ½ taza de crema ácida de tofu (parve)
  • ¾ taza de agua

Servir con arroz y cilantro picado, opcional

Calentar una sartén grande a fuego medio-alto. Agregar aceite. Cuando el aceite está caliente, agregar la cebolla y cocinar hasta que esté transparente, unos 4 minutos. Agregar ajo y jengibre y cocinar hasta que las cebollas estén doradas, unos 4 minutos más. Agregar la pasta de tomates, azúcar rubia, comino, garam masala, hojuelas de chile rojo, cúrcuma y sal y cocinar por 2 minutos. Agregar los cubos de pollo y revolver para cubrirlos bien con la salsa. Agregar la crema ácida de tofu (parve) y el agua y cocinar, revolviendo ocasionalmente, hasta que el pollo esté completamente cocido, unos 8 minutos.

Servir sobre arroz y decorar con cilantro fresco picado.

ARROZ AMARILLO CON CURCUMA

8 porciones

La fragante cúrcuma y el azafrán, vuelven a este arroz hermosamente amarillo. Es hermoso en el plato y levemente saborizado, así que puede acompañar casi cualquier cosa.

Foto por Chefdehome

  • 2 cucharadas de aceite de canola
  • 3 dientes de ajo, picados
  • 2 tazas de arroz basmati blanco
  • 2 tazas de caldo de pollo o de verduras
  • 1¾ tazas de agua
  • 1½ cucharadita de sal gruesa
  • ¾ cucharadita de cúrcuma
  • Una pizca de azafrán
  • ½ taza de arvejas (chicharos, guisantes) congeladas
  • ¼ taza de piñones o almendras rebanadas, tostados

Calentar el aceite en una sartén mediana a fuego medio. Agregar el ajo y el arroz. Saltear hasta que el arroz comience a volverse opaco y a oler a nuez y el ajo se haya suavizado y ligeramente dorado, revolviendo frecuentemente, unos 2 minutos. Agregar el caldo, agua, sal, cúrcuma, azafrán y las arvejas congeladas. Llevar el arroz a hervor. Reducir el calor a bajo, cubrir y hervir hasta que el arroz esté blando y el líquido se haya absorbido, unos 16 minutos.

CARNE BIRYANI

8 porciones

Esta carne Biryani está preparada con pasas rubias, almendras tostadas, carne picada, cálidas especias y fragante arroz basmati. Es tan, tan rica.

Para la salsa:

  • 1 cebolla blanca (la mitad se usa aquí, la otra más adelante)
  • 2 dientes de ajo
  • ½ taza de hojas de cilantro
  • 1 trozo de jengibre de 3 cm.
  • ¾ taza de crema ácida de tofu (parve)
  • ½ taza de agua

Para el Biryani:

  • 1 cucharada de margarina (parve)
  • 1 cucharada de aceite
  • ¼ taza de almendras rebanadas
  • ¼ taza de pasas rubias
  • 500 gr. de carne para estofado
  • 2½ cucharaditas de comino
  • 1 cucharadita de cilantro molido
  • ½ cucharadita de cúrcuma
  • ½ cucharadita de sal
  • 1½ tazas de arroz basmati, lavado con agua
  • 3 tazas de caldo de carne

Preparar la salsa: cortar la cebolla y apartar la mitad para más adelante. Cortar la mitad restante en cuatro. Poner en el procesador de alimentos con el ajo, cilantro y jengibre. Moler hasta que esté suave, agregando un poco de agua si es necesario. Dejar aparte.

En una olla para horno grande, a fuego medio-bajo, derretir ½ cucharada de margarina parve con ½ cucharada de aceite. Cortar la cebolla reservada en rebanadas delgadas y agregarla a la olla. Caramelizar la cebolla hasta que esté dorada, unos 15 minutos. Agregar las almendras y las pasas y cocinar hasta que todo esté ligeramente suave y dorado. Dejar aparte.

Preparar la carne: regresar la olla al fuego y derretir la ½ cucharada de margarina parve y aceite restantes a fuego medio-alto. Sellar los trozos de carne de estofado hasta que estén ligeramente dorados por todos lados, unos 5 minutos. Transferir a un plato. Limpiar el exceso de grasa de la olla; agregar la salsa del primer paso a la olla. Mientras hierve, agregar las especias. Freír hasta que esté muy fragante, unos 3 minutos. Agregar la crema ácida de tofu parve y 1 taza de agua, revolver hasta que esté suave. Regresar la carne dorada a la olla con la salsa. Cubrir y hervir a fuego suave por 1 hora.

Preparar el arroz: calentar 3 tazas de caldo de carne en una olla y llevar a suave hervor. Agregar el arroz lavado y hervir, tapado, por 5-10 minutos. Drenar el exceso de líquido y dejar aparte. Precalentar el horno a 180°C.

Verter cucharadas de arroz sobre la carne y hacer un pequeño pozo en el medio para que no se reseque. Rociar las cebollas caramelizadas sobre el arroz. Cubrir con dos capas de papel aluminio y una tapa que cierre bien.

Hornear por 30-40 minutos. Dejar reposar por 10-15 minutos antes de separarlo con un tenedor y servir. Decorar con cilantro y servir con naan.

REFRESCO DE SANDÍA

4 porciones

Super refrescante y muy lindo también.

Foto por Jennifer Meyering

  • 4 tazas de sandía cortada en cubos (sin semillas y sin cáscara)
  • ¼ taza de jugo de limón fresco
  • 2 cucharadas de azúcar o 1 cucharada de agave
  • ¼ taza de hojas de menta frescas o a gusto
  • 1 taza de hielo (opcional), pero lo hace agradablemente refrescante, lo recomiendo

Poner los trozos de sandía, jugo de limón, azúcar y hojas de menta en una licuadora y licuar hasta que esté suave. Apagar la licuadora.

Si se está usando hielo, agregarlo a la licuadora y licuar hasta que esté suave. Apagar y servir.

Decora con hojas de menta frescas o como desees ¡y sirve!

Para un refresco con gas:

Vierte como ¼ taza de Sprite a cada vaso de refresco de sandía.

LENTEJAS ROJAS CON CURRY

8 porciones

Yo preparo esto casi cada semana. Es fantástico con pollo o bistec asado, sobre arroz o solo.

Foto por alaskafromscratch

  • 1½ taza de lentejas, lavadas
  • ½ cebolla grande, en cubos
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • ½ cucharada de garam masala
  • 1 cucharadita de curry en polvo
  • ½ cucharadita de comino
  • ½ cucharadita de cúrcuma
  • 1 cucharadita de azúcar
  • 1 cucharadita de ajo, picado
  • 1 cucharadita de jengibre, picado
  • ¼ cucharadita de hojuelas de chile rojo
  • 1 lata (400 gr.) de tomates asados
  • ¼ taza de leche de coco
  • Cilantro para decorar
  • Arroz para servir

Cocinar las lentejas de acuerdo con las indicaciones. Cuela y deja aparte.

Calentar aceite de oliva en una olla grande a fuego medio-alto. Agregar la cebolla y saltear por unos minutos hasta que esté fragante y dorada. Agregar todas las especias (garam masala, curry en polvo, comino, cúrcuma, azúcar, ajo, jengibre y hojuelas de chile) y cocinar por 1-2 minutos. Agregar los tomates; revolver y cocinar hasta que esté suave.

Agregar las lentejas y la leche de coco. Revolver para combinar y hervir por otros 15-20 minutos. Servir sobre arroz y decorar con cilantro.

PASTEL DE MANZANA Y CHAI MASALA

8 porciones

La versión original de este pastel apareció en la revista Sunset, como se ve en la foto. Yo simplifiqué la receta usando té chai en vez de Chai Masala. Mi versión es también un poco más dulce ya que el paladar judío no siempre aprecia mucha pimienta en los pasteles.

Foto por Nik Sharma para Sunset

  • 2 cucharadas de té Darjeeling de hoja suelta u otras hojas de té negro
  • 1 cucharada de hojas de té Chai
  • 2 tazas de harina común
  • 2 cucharaditas de polvos de hornear
  • ¼ cucharadita de bicarbonato de sodio
  • ¼ cucharadita de sal
  • 2 manzanas Fuji o verdes grandes
  • ¾ taza de margarina o mantequilla sin sal, a temperatura ambiente, en cubos, y un poco más para el molde
  • 1¼ taza llenas de azúcar rubia ligera
  • 4 huevos grandes, a temperatura ambiente
  • 2 cucharadas de azúcar glas

Precalentar el horno a 180°C. engrasar un molde para horno redondo y forrar el fondo con papel de hornear.

Moler las hojas de té y las de té Chai hasta que sean un polvo fino con un mortero o en una moledora de café limpia. En un bol grande, mezclar el té con harina, polvos de hornear, bicarbonato de sodio y sal. Pelar y sacarles las semillas a las manzanas, luego cortarlas en cubos de medio centímetro. Ponerlas en un bol mediano y mezclar con 2 cucharadas de la mezcla de harina.

Utilizando una batidora de pie con el accesorio de paleta, batir la margarina/mantequilla y la azúcar rubia a velocidad medio-alta, hasta que esté ligera y esponjosa, 2 a 3 minutos. Agregar los huevos, uno a la vez, batiendo después de cada adición. Parar la batidora, agregar la mezcla de harina y batir a velocidad baja solamente hasta que ningún trazo de harina sea visible, como 1 minuto. Retirar el bol de la batidora e incorporar las manzanas.

Verter la mezcla en el molde preparado y nivelarla con una espátula. Hornear, rotando en medio de la cocción, hasta que el pastel esté dorado y que al insertar un palillo en el centro salga con unas pocas migajas adheridas, unos 40 minutos. Enfriar el molde en una rejilla 5 minutos. Pasar un tenedor fino alrededor de la parte de adentro del molde para soltar el pastel, luego voltearlo en la rejilla, retirar el papel de hornear y enfriar completamente.

Antes de servir, espolvorear abundantemente con azúcar glas.