Me encantan los champiñones. De verdad, me encantan.
Y mi esposo los odia. De verdad los odia.
Y los niños están divididos.
Estoy trabajando en ellos.

Los champiñones son una delicia, les digo, especialmente cuando son preparados de la forma apropiada. Mi abuelo era un chef extraordinario y él realmente sabía qué hacer con un champiñón. Desgraciadamente, el falleció antes de que yo pudiera aprender las recetas de sus obras maestras de champiñones.

Sin embargo el aroma de esos platillos sigue en mi mente. Hay algo casero sobre los champiñones – son terrosos, carnosos, juguetones y tan llenadores, ya sean asados, salteados o estofados. Y aunque encuentras champiñones en diferentes platillos, yo me inclino hacia una receta Italiana especial para una elegante cena láctea.

Hoy prepararemos Risotto Cremoso de Champiñones con Ensalada de Espinaca y Nueces. Rissotto es un platillo italiano que se prepara utilizando arroz de grano corto cocinado en caldo para darle una consistencia cremosa. El caldo se agrega gradualmente mientras el arroz se revuelve constantemente. Esta técnica de cocción suelta el almidón en el arroz, dándole al platillo terminado una textura cremosa. Muchos rissottos incluyen queso parmesano y mantequilla. Así que en un esfuerzo por mantener el mío auténtico estoy utilizando caldo de verduras (en vez de pollo para que podamos mantener lo lácteo) y por supuesto, estoy agregando champiñones. Mi receta requiere champiñones comunes, Crimini y Shiitake (los tipos que se encuentran más comúnmente en tu almacén local).

Este es un plato celestial italiano lleno de champiñones y mis papilas gustativas lácteas ya están bailando. Hay algo sobre un Rissotto de Champiñones que habla de comodidad y calidez, de acurrucarse frente a la chimenea al final de un largo y frío día de invierno.

Será apreciado por aquellos en tu hogar con un paladar más fino – al menos eso es lo que le digo a cualquiera que no aprecia mi trabajo duro en este platillo. La verdad es que el paladar no necesita ser tan refinado – incluso a los niños les gustará este platillo de arroz cremoso.

Aun así, sé que no es la comida favorita de mi esposo. Él es un hombre de carne con papas. Sin embargo, una chica tiene que cocinar algo para ella de vez en cuando – pero seré razonable. Hoy en la noche es champiñones y lácteos. Mañana podremos comer hamburguesas de cenar o incluso sobras de los rolls de salchicha y pimentones de la noche anterior. (Tanto la receta de las hamburguesas como la de los rolls son de mi nuevo libro. Sí, cocino recetas de mis libros todo el tiempo - ¡Son mi archivo de recetas!).

Mi esposo y yo también estamos en desacuerdo sobre los tomates y las berenjenas. Veo que voy a tener que ceder otra noche también.

Si los champiñones son como el maná del cielo para ti, estarás agradeciéndole a Dios por estos sabrosos platillos.

Rissotto Cremoso de Champiñones con Ensalada de Espinaca y Nueces

Tiempo de Preparación: 8 minutos
Tiempo de Cocción: 30 minutos
Porciones: 4
Designación Casher: Lácteo
Dificultad: Principiante

Ingredientes:

Para el Rissotto:

  • 1 cucharada de aceite de oliva.

  • 1 cebolla, en cubos.
  • 2 dientes de ajo, picados.
  • 1 taza de arroz para rissotto.
  • 2 ½ tazas de caldo de verduras.
  • 1 ½ taza de champiñones surtidos picados, como crimini, comunes y shiitake.
  • 2 cucharadas de queso parmesano rallado, y más para decorar.
  • 1 cucharita de sal gruesa.
  • ¼ cucharita de ralladura de cáscara de limón.
  • Pimienta negra fresca molida. 

Para la Ensalada:

  • 1 bolsa (200 gramos) de espinaca bebé, lavada.

  • 1 trozo (100 gramos) de queso Danablu, desmigajado.
  • ½ taza de nueces, picadas grandes.
  • 4 cucharadas de aderezo de vinagre balsámico.

Preparación

  1. En una olla de fondo grande, calienta el aceite de oliva a fuego mediano. Saltea las cebollas por 5 minutos o hasta que estén transparentes. Agrega el ajo y el arroz y cocina 2 minutos, revolviendo constantemente para que los granos de arroz se cubran con aceite. Mientras revuelves constantemente, agrega ½ taza de caldo a la vez. Hierve y revuelve constantemente y permite que cada ½ taza se absorba completamente antes de agregar más. Una vez que todo el caldo ha sido incorporado, agrega los champiñones y cocina 3 minutos más o hasta que los champiñones se ablanden sólo un poquito. Sácalo del fuego y agrega el queso, sal, ralladura de limón y pimienta.

  2. En un recipiente grande, combina la espinaca, el queso y las nueces. Mezcla con el aderezo y sirve junto con el rissotto.

Pastel de Brócoli y Champiñones

Preparación: 6 minutos
Cocción: 1 hora a 1 hora 15 minutos
Rinde: 8 porciones

Ingredientes:

  • 1 caja (300 gramos) de tallos de brócoli cortados congelados, descongelados y colados.

  • 1 cartón (225 gramos) de champiñones frescos rebanados.
  • 1 cebolla mediana, en cubos.
  • 1 corteza para pastel (de 30 centímetros) lista para hornear.
  • 4 huevos.
  • 1 taza de crema no láctea.
  • 2 cucharadas de harina.
  • 1 cucharita de sal.
  • ½ cucharita de pimienta negra.

Preparación:

  1. Precalienta el horno a 180ºC.

  2. Pon el brócoli, los champiñones y las cebollas en la corteza de pastel.

  3. En un recipiente, pon los huevos, la crema no láctea, la harina, la sal y la pimienta. Mezcla para unir. Viértelo sobre las verduras.

  4. hornea a 180ºC durante 1 hora a 1 hora 15 minutos, hasta que la mezcla esté lista.

  5. Utiliza una paleta para cortar en rebanadas; sirve caliente.

Sopa Asiática de Champiñones Shiitake

Para una sopa más rica, descuera y troza dos pechugas de pollo y agrégalas los últimos 10 minutos de cocción. O agrega un puñado de fideos de arroz los últimos 4 o 5 minutos de cocción.

Preparación: 10 minutos
Total: 1 hora
Rinde: 4-6 porciones

Ingredientes:

  • 2 cartones (100 gramos) de champiñones Shiitake rebanados.

  • 6 tazas de agua.
  • 2 tazas de caldo de pollo parve.
  • ¾ taza de vino blanco seco.
  • 1 puerro, lavado y rebanado; utiliza solamente la parte blanca, una ½ taza.
  • 2 cucharitas de jengibre fresco rallado (o 1 cucharita de jengibre rallado).
  • 1 ½ cucharita de aceite de semillas de sésamo tostadas.
  • ¼ de taza de perejil fresco picado (o 1 cucharita de perejil seco).
  • 4 cubos de ajo picado congelado.
  • ½ cucharita de sal de mar.

Preparación:

  1. Pon todos los ingredientes en una olla para caldo de 5 litros.

  2. Cubre y lleva a hervor. Reduce el fuego y deja cocinar durante 50 minutos.

  3. Vierte con cucharón en pocillos y sirve.

Ensalada de Espinaca Bebé con Champiñones Portobello

Si no tienes tiempo de saltear, solamente utiliza 1 cartón de champiñones frescos rebanados en vez de los portobello.

Preparación: 10 minutos
Total: 15 minutos
Rinde: 8 porciones

Ingredientes:

  • 1 cucharada de aceite de oliva.

  • 1 paquete (200 gramos) de champiñones portobello rebanados.
  • 1 paquete (300 gramos) de hojas de espinaca bebé.
  • 1 cebolla morada, rebanada delgada.
  • 10 tomates cherry, partidos por la mitad.

Para el aderezo

  • 1/3 taza de aceite de oliva.

  • 2 cucharadas de vinagre balsámico.
  • 2 cucharadas de mayonesa.
  • 1 cucharita de ajo molido preparado.
  • ½ cucharita de azúcar.
  • ½ cucharita de sal gruesa.

Preparación:

  1. En una sartén de 30 centímetros, calienta el aceite a fuego medio.

  2. Agrega los champiñones y saltea durante 5 minutos. Déjalos aparte.

  3. Pon la espinaca, la cebolla y los tomates en un recipiente de ensalada.

  4. En un recipiente pequeño, bate los ingredientes del aderezo hasta que esté suave y cremoso. Viértelo sobre la ensalada.

  5. Vierte los champiñones sobre la ensalada. Mezcla suavemente y sirve.