Shavuot, la festividad "láctea", se está acercando. ¡Estoy tan emocionada! Mucho estudio de Torá y muchos de mis lácteos favoritos para disfrutar. Con tantas cenas de Shabat y Iom Tov a la vista, estoy tratando de mantener las cosas más livianas y saludables (¡pero definitivamente deliciosas!). Incluso mi cheesecake será más liviano este año. Créanme lo que les digo: ¡sus invitados les agradecerán el no tener que irse rodando hasta su casa al final de cada cena!

CSG: Comida Sin Gluten

Para más recetas geniales de Shabat y Shavuot visita www.koshereveryday.com (sitio en inglés).

Marinara de Tofu "Con Sabor a Pollo" (parve o lácteo)

¡¡¡Esperen!!! Por favor no se salten esta receta sólo porque tiene "Tofu". Si eres "Tofu-fóbico", entonces ésta será la receta que te convertirá en un fanático… ¡en serio! Ésta es una de las recetas a las que recurro cuando me entero que voy a tener invitados de último minuto para Shabat del tipo vegetariano. Es bastante rápida de preparar, y los invitados siempre están increíblemente agradecidos de recibir un platillo que sabe fabuloso en vez de tener que comer solamente jalá en la cena. El tofu adquiere en realidad los sabores de las salsas, aceites o condimentos con los que está cubierto. En esta receta, el tofu está frito a la sartén en saludable aceite de oliva para que esté dorado y crujiente por fuera, y luego debe ser horneado con tu salsa favorita para infundir los sabores herbales de la salsa al platillo – manteniendo aún lo crujiente del tofu. Puedes incluso cubrirlo con tu queso favorito para obtener una receta tipo "a la parmesana" – ¡perfecto para Shavuot! Incluso es genial recalentada – ¡qué mejor!

  • 1 kilo de tofu extra firme, colado.
  • 2 huevos, ligeramente batidos, o ½ taza de sustituto de huevo líquido.
  • 2 tazas de migajas de pan.
  • 1 cucharita de ajo granulado o ajo en polvo.
  • Aceite de oliva (o canola) para freír.
  • Un frasco de 700 ml. de salsa para pasta (con champiñones).
  • ¼ de kilo de queso mozzarella parcialmente desnatado (opcional).
  • Aceite vegetal en aerosol.

Cubre una bandeja de horno grande con papel aluminio. Rocíala con aceite vegetal en aerosol. Deja aparte.

Pon el tofu de lado y córtalo en rebanadas de 1 centímetro de grosor. Deberías obtener unos 8 trozos por bloque de tofu. Combina las migajas de pan y el ajo en una fuente para horno que no sea profunda. Sumerge las rebanadas de tofu primero en huevo y luego en migajas de pan, repitiendo el proceso hasta que todas las rebanadas estén cubiertas.

Cubre el fondo de una sartén grande con el aceite. Calienta el aceite y luego fríe las rebanadas de tofu hasta que estén doradas por ambos lados. Ponlas en una sola capa en la bandeja de horno previamente preparada. Repite hasta que todas las rebanadas de tofu estén fritas.

Cubre las rebanadas de tofu fritas con salsa y hornea descubierto a 180°C por 20 minutos (30 minutos si no estás usando queso). Cubre con queso y hornea unos 10 minutos adicionales hasta que el queso esté derretido. Sirve caliente.

Rollo de Salmón Teriyaki con Champiñones Shitake (CSG – Parve)

¿Estás buscando una forma diferente, pero elegante, de servir salmón? Este saludable rollo de salmón requiere un poco de trabajo extra de tu amigable vendedor de pescado, ya que debe cortar el pescado como mariposa; o si tú eres hábil con un cuchillo, incluso puedes hacerlo tú misma. Es tan inusual y sabroso que vale la pena el esfuerzo extra. Con fragantes sabores asiáticos, saludable arroz integral, y deliciosos champiñones shitake, este platillo es un hermoso aperitivo o un gran platillo principal que está lleno de omega-3. Sin ninguna grasosa capa de masa de hojaldre a la vista, ¡ni siquiera te sentirás culpable comiéndote luego un pedazo de cheesecake para el postre!

  • 1½ kilos de filete de salmón, sin piel y cortado en mariposa.
  • 3 tazas de arroz integral cocido, cocinado de acuerdo a las instrucciones del paquete en caldo vegetal, frío.
  • 2 cucharadas de aceite de sésamo tostado.
  • Un tarro de 300-450 ml. de salsa teriyaki, dividido (para que sea CSG, usa salsa teriyaki sin gluten).
  • ¼ kilo de champiñones shitake, picados finamente.
  • 3 cebollines grandes, rebanados.
  • ¼ cucharita de jengibre molido.
  • 500 gramos de champiñones shitake.
  • Aceite vegetal en aerosol.
  • Salsa teriyaki adicional y salsa de soya para untar.

Precalienta el horno a 220°C. Cubre una bandeja de horno grande y con bordes con papel aluminio, y luego rocíala con aceite vegetal en aerosol. Deja aparte.

Calienta las 2 cucharadas de aceite de sésamo tostado y 2 cucharadas de salsa teriyaki en un sartén o wok grande. Agrega 250 gramos de los de champiñones shitake, los cebollines y el jengibre. Saltea por 3 minutos a fuego medio-alto, hasta que las verduras estén cubiertas y la salsa teriyaki sea absorbida en su mayoría. En un recipiente grande combina el arroz cocido y los champiñones. Deja aparte.

Pon el salmón en una tabla de cortar grande. Abre el salmón para que sea un rectángulo grande. Pon el relleno de arroz sobre el salmón, luego enrolla el salmón a lo largo sobre el relleno. Utilizando un cuchillo muy afilado, corta el salmón en rollos de 2 centímetros de ancho. Pon los rollos en una sola capa en la bandeja de horno preparada. Distribuye equitativamente los champiñones shitake restantes sobre los rollos de salmón, y luego vierte la salsa teriyaki restante sobre los rollos de salmón y los champiñones.

Hornea por 30 minutos, vertiendo el jugo sobre el pescado después de 15 minutos, hasta que esté dorado y que el pescado esté cocido. Este platillo puede servirse caliente o frío con salsa teriyaki adicional y salsa de soya para untar.

Lasaña de Berenjena (CSG – Lácteo)

La lasaña de berenjena es una de las recetas favoritas de mi familia (¡Eh! ¡Vamos a cenar lasaña de berenjena!). Esta lasaña sustituye los fideos de lasaña con rebanadas de berenjena horneadas sin pelar, resultando un platillo principal más liviano y saludable (¡Y no tengo que preparar otra verdura! ¡Eh otra vez!).

  • 4-5 berenjenas medianas (unos 2 ½ kilos), lavadas y cortadas en rebanadas delgadas de 1 centímetro.
  • ½ kilo de queso mozzarella parcialmente desnatado rallado o queso de pizza.
  • 2 tarros de 700 ml. de salsa para pasta.
  • Aceite vegetal en aerosol.
  • Verduras adicionales picadas o champiñones rebanados (opcional).

Precalienta el horno a 180°C (o 160°C en hornos de convección). Rocía una cacerola o fuente para horno de 23x33 cm. con aceite en aerosol. Deja aparte.

Forra varias bandejas de horno con papel aluminio, y rocíalas con aceite vegetal en aerosol. Pon las rebanadas de berenjena en una capa sobre las bandejas de horno preparadas. Rocía las rebanadas con aceite vegetal en aerosol. Hornea durante 30 minutos hasta que las rebanadas estén blandas y ligeramente doradas.

Vierte varias cucharadas de salsa al fondo de la bandeja de horno que fue previamente preparada. Pon una capa de berenjena asada sobre la salsa, cubriendo completamente el fondo de la fuente. Vierte otra capa de salsa sobre la berenjena hasta que esté ligeramente cubierta. Si vas a agregar otras verduras o champiñones, pon una capa sobre la salsa. Rocía queso rallado sobre la salsa o sobre las verduras adicionales. Repite con la berenjena restante, salsa y queso. Tapa bien y hornea 60 minutos. Para dorar el queso, hornea destapado los últimos 10 minutos. Sirve caliente con pan de ajo o pasta.

Notas:

1. Para una versión con menos queso omite el queso entre capas y usa queso solamente sobre la lasaña.

2. Para una versión más crujiente de esta receta, sumerge las berenjenas en huevo batido y luego cúbrelas con migajas de cereal de maíz o con migajas de pan. Ponlas en una sola capa sobre las bandejas de horno, rocía con aceite vegetal en aerosol y hornea como se indica arriba.

3. Puedes agregar brócoli, calabacín, zanahorias ralladas, cebollas rebanadas o cualquiera de tus verduras favoritas a este platillo. Incluso puedes agregar un poco de tofu en cubos entre capas para otra deliciosa versión.

4. Otra forma fácil de poner verduras adicionales en esta lasaña es usar una salsa para pasta que las tenga incluidas, como la “salsa de verduras del huerto” o la “marinara de champiñones”.

5. Rocía aceite vegetal en aerosol sobre el aluminio con que vas a cubrir la lasaña. Esto evitará que el queso se pegue al aluminio.

Postres de Mini Cheesecake sin Hornear (puede adaptarse para ser CSG – Lácteo)

Este liviano postre lácteo es perfecto para después de una gran cena – ¡es una pequeña y cremosa delicia! El secreto para mantener esta delicia liviana y ligera es mezclar ingredientes pre-batidos: ¡crema batida y queso crema batido! Con una galleta de corteza, puedes incluso prepararlo en Yom Tov o en Shabat -- ¡no se necesita batidora o procesador de alimentos! ¡¿Cuán fácil es eso?!

  • 250 ml. de crema batida, ligeramente descongelada.
  • 500 ml. de queso crema batido.
  • ¾ taza azúcar.
  • 1 cucharita de extracto de vainilla.
  • ½ cucharita de jugo de limón.
  • 24-36 galletas de vainilla.
  • Decoraciones a tu elección.

Combina la crema batida, el queso crema, el azúcar, el extracto de vainilla y el jugo de limón en un recipiente grande. Mezcla para combinar bien. Pon una galleta en una copa para postre pequeña o en una mini taza de muffin. Vierte el relleno sobre la galleta. Cubre con tus decoraciones favoritas.

Notas:

1. Para hacer este postre CSG, sustituye tu galleta sin gluten favorita como corteza.

2. Puedes usar tus galletas favoritas para la corteza: mini Oreos, mini chispas de chocolate o tu galleta mini de cereal favorita.

3. Puedes agregar tu extracto favorito al relleno para realzar el sabor de este postre y agregar variedad. Considera extractos de frutilla, arándano, limón o cacao. Cubre con tus decoraciones complementarias favoritas: galletas partidas, salsa de chocolate, caramelo, dulces toffee picados, migajas de galletas, chispas de chocolate, o cualquier otra divertida decoración que se te ocurra.

4. Este postre puede ser convertido en una ligera y cremosa tarta. Simplemente vierte el relleno dentro de base para tarta pre-hecha y cubre con tu decoración favorita. Nadie sabrá cuan fácil de preparar fue… ¡pensarán que te esclavizaste en la cocina durante horas!