¿Qué está de moda para este año? Me causa un poco de gracia que incluso la comida pueda “estar de moda”. pero es verdad, lo que sea que los escritores, chefs y restaurantes producen se convierte en sensación en los supermercados y en Instagram. Entonces, ¿es shakshuka y leche de cabra, huevos ligeramente cocidos o algo totalmente diferente? Esto es lo que dicen mis fuentes…

Todo a base de plantas: no es solamente la “hamburguesa imposible”, es todo a base de plantas incluyendo huevos, carnes, yogurts, charqui, lo que sea.

Bocadillos de verduras: piensa en chips de coliflor, pero las transformaciones de las verduras son más grandes que antes. Chips de frijoles, galletitas de calabaza, crocantes de broccoli, el mercado alimenticio se está tomando en serio que consumas tu porción de verduras completa.

Sofisticados suministros de despensa: haz a un costado la harina blanca, a los consumidores REALMENTE les importa como llenamos nuestra despensa este año. Así que, productos como harina de espelta o de coco, harina integral para hornear, mantequillas de nueces, miel saludable y aceites artesanales, solamente han hecho el cocinar más costoso.

La charcutería sigue de moda, muchas tablas variadas de carne y también tablas de queso para picotear y socializar, aunque menos formales, siguen siendo una exclusiva forma de entretener a los invitados.

Las comidas humildes siguen eclipsando al foie gras y al asado de costilla. Frijoles a fuego lento cocidos en ollas de hierro fundido siguen de moda en los restaurantes.

Prueba estas recetas que incorporan las últimas tendencias.

FRIJOLES HORNEADOS CON AZUCAR RUBIA Y PASTRAMI

Foto por Chay Berger

8 porciones

Sabrosa, dulce y con sabor ahumado, esta es la comida ideal para el invierno y un sabroso acompañamiento. La verdad, también puede hacerse en verano y es imprescindible para todas las parrilladas. Sírvela junto con hot-dogs, hamburguesas, pollo a la parrilla, pavo asado o en un platillo caliente solo.

  • 1 cucharadita de aceite de canola

  • 500 gramos de pastrami, cortado en tamaño bocado

  • 1 cebolla, en cubos

  • 3 latas (de 400 gramos) de frijoles blancos

  • 3 cucharadas de melaza

  • 3 cucharadas de kétchup

  • 1 cucharada de mostaza Dijon

  • 1 cucharada de salsa inglesa

  • ¼ taza de pimienta negra molida

  • ½ cucharadita de sal gruesa

Precalentar el horno a 180°C.

Calentar el aceite en una olla grande (y apta para horno) a fuego medio. Agregar el pastrami y cocinar hasta que esté ligeramente dorado, unos 6-8 minutos. Verter todo el aceite restante, menos 2 o 3 cucharadas (si no hay aceite extra está bien). Agregar la cebolla y cocinar, revolviendo ocasionalmente, hasta que esté suave, unos 5 minutos. Agregar 1 lata de frijoles con su líquido. Drenar y enjuagar los frijoles restantes, luego agregarlos a la olla. Agregar la melaza, kétchup, mostaza, salsa inglesa, azúcar rubia, pimienta, sal y como ½ taza de agua caliente. Revolver bien.

Hornear por 30 minutos, revolver y hornear otros 20-30 minutos. Revolver una vez más y hornear aproximadamente 15 minutos adicionales, hasta que los frijoles estén espesos y dorados. Agregar agua para ajustar la consistencia si fuese necesario. Servir caliente.

CHIPS DE KALE (COL RIZADA)

4 porciones

Foto por Joy Food Sunshine

  • 1 manojo de kale, lavado y bien seco (unos 300 gramos)

  • Aceite en aerosol

  • ½ cucharadita de sal gruesa

  • Cualquier aderezo que te guste: mezcla de especias, pimienta roja molida, cebolla en polvo, sal para sazonar, queso parmesano, ajo en polvo, etc.

Precalentar el horno a 120°C. Retirar y botar los tallos gruesos del kale y partir las hojas en trozos grandes. Esparcir el kale en una sola capa en 2 bandejas para horno grandes. Rociar las hojas con el aceite en aerosol para cubrirlas ligeramente. Rociar con sal y cualquier aderezo de tu elección. Hornear hasta que los chips de kale estén crocantes, pero no dorados, unos 25-30 minutos. Dejar enfriar.

CHIPS DE JICAMA

6 porciones

Foto por Further Food

  • 1 jícama, pelada o cortada en tiras de 1 cm.

  • 1 cucharada de aceite de oliva extra virgen

  • ½ cucharadita de sal gruesa

  • 1½ cucharadita de paprika

  • 1½ cucharadita de ajo en polvo

  • 1½ cucharadita de cebolla en polvo

  • 1½ cucharadita de chile (ají) en polvo, opcional

  • Jugo de lima, opcional

Precalentar el horno a 220°C.

Poner las tiras de jícama en una bandeja grande de horno con bordes bajos, forrada con papel encerado. Rociar con aceite y mezclar.

En un bol pequeño, mezclar sal, paprika, ajo en polvo, cebolla en polvo y el chile en polvo si lo estás usando. Hornear en la parte más arriba del horno por 20 minutos. Antes de servir, rociar con más sal y jugo de lima.

CHARQUI DE RES CASERO

6 porciones

Foto por The Healthy Foodie

Mis hijos han estado rogándome que experimente con charqui casero y tengo que admitir que estaba dudosa. Primero no tenía un deshidratador y no estaba segura de querer uno y segundo, es costoso arruinar esto. Supongo que fueron los precios del Black Friday los que me convencieron. Por un costo bajo compré un deshidratador y ¡podemos hacer charqui! He probado varios sabores, pero creo que esta es la mejor forma de comenzar y las instrucciones generales son buenas para cualquier adobo que pruebes, casero o comprado.

  • 1 kg. de London broil, bistec, rib-eye (o un trozo de espaldilla)

  • 2 dientes de ajo, picados

  • ½ taza de salsa de soya baja en sodio

  • 2 cucharadas de salsa inglesa (la SIN PESCADO, no la uses si contiene anchoas)

  • 2 cucharadas de azúcar rubia

  • 2 cucharaditas de pimienta negra molida gruesa

  • 1 cucharadita de humo líquido (opcional pero la mayoría de las recetas tradicionales lo incluyen)

  • 1 cucharadita de cebolla en polvo

  • 1 cucharadita de sal gruesa

  • ½ cucharadita de ajo en polvo

Rebanar el trozo de carne delgado, en tiras de un par de milímetros de espesor, contra la veta. Yo recomiendo meter el trozo de carne al congelador 15-30 minutos antes de cortar para que sea más fácil hacerlo. Transferir las tiras de carne a una bolsa Ziploc grande.

En un bol para mezclar pequeño, batir todos los ingredientes hasta combinar. Verter la mezcla en la bolsa Ziploc con la carne, cerrar la bolsa y mezclar hasta que la carne esté cubierta uniformemente.

Refrigerar por al menos 30 minutos, o hasta 1 día.

Instrucciones para el deshidratador: poner las tiras en una sola capa sobre las bandejas de tu deshidratador. Luego seguir las instrucciones del deshidratador para cocinar el charqui hasta que esté seco y firme, pero aún un poquito flexible (con mi deshidratador, eso significaba cocinar el charqui a fuego lento por unas 8 horas. Pero los tiempos de cocción variarán dependiendo del grosor de tu carne y del calor/marca de tu deshidratador). Retirar el charqui y transferirlo a un contenedor sellado. Refrigerar por hasta 1 mes.

Instrucciones para el horno: calentar el horno a 80°C. ajustar las rejillas a las posiciones medio-alta y medio-baja. Forrar dos bandejas para horno grandes con papel aluminio y poner rejillas de enfriamiento encima de cada una. Poner las tiras de carne en una sola capa sobre las rejillas. Hornear hasta que esté seco y firme, pero aún un poquito flexible, unas 4 horas, volteando el charqui una vez a la mitad de la cocción (los tiempos de cocción variarán dependiendo del grosor de tu carne).

GALLETAS DE ESPELTA CON CHISPAS DE CHOCOLATE

30 o más galletas

Nuestra amiga Yael nos preparó estas galletas y a todos nos encantaron. Las he preparado con mantequilla y aceite de coco refinado derretido y ambos dieron excelentes resultados. Son un poco más sanas que las galletas tradicionales.

  • 2½ tazas de harina integral para pastel

  • 1 taza de harina de espelta

  • 1 cucharadita de bicarbonato de sodio

  • 1 cucharadita de polvos de hornear

  • ¾ cucharadita de sal

  • ¾ cucharadita de canela

  • 1 taza de mantequilla, margarina a temperatura ambiente o aceite de coco refinado (derretido)

  • 1½ tazas de azúcar morena (turbinado, es más grueso que el azúcar regular)

  • ⅓ taza de jarabe de arce puro

  • 3 huevos

  • 1 cucharada de extracto de vainilla

  • 1 taza de copos de avena

  • 2 tazas de chispas de chocolate

  • 1 taza de chispas de chocolate blanco

Precalentar el horno a 180°C y forrar dos bandejas para horno con papel encerado.

En un bol mediano batir ambas harinas, bicarbonato de sodio, polvos de hornear, canela y sal.

En el bol de una batidora eléctrica, mezclar la mantequilla con el azúcar hasta que esté ligera y esponjosa, unos 2 minutos. Agregar los huevos uno a la vez, luego agregar la vainilla y el jarabe de arce. Incorporar lentamente los ingredientes secos hasta combinar. Agregar las chispas de chocolate, chispas de chocolate blanco y avena.

Usando 2 cucharadas para cada una, pon las galletas en la bandeja para horno, dejando unos 4 cm. entre cada galleta.

Hornear 9-10 minutos, hasta que estén ligeramente doradas, pero aún suaves. Enfriar un poco antes de traspasarlas a una rejilla.

Servir inmediatamente o guardar en un contenedor hermético.