Esto no sólo es una saludable diversión, sino que es también una gran actividad para entretener a los niños durante horas.

A nosotros nos gusta tener al menos dos variedades. Abajo puedes ver nuestras recetas favoritas. Me encanta este tipo de actividad porque hace que toda la familia se involucre y trabaje junta. Mantenlo casero y divertido, ¡y disfruta de cuán orgullosos estarán los niños cuando sean alabados por sus deliciosos bocadillos!

Limonada casera

15 porciones

  • 10 limones, y un poco más para decoración si deseas.
  • Cáscara de 2-3 limones.
  • 1½ taza de azúcar.
  • 6 tazas de agua, divididas.

Lava bien los limones. Haz rodar los limones firmemente sobre una superficie dura hasta que se ablanden. Esto hará que sea más fácil sacarles el jugo. Exprímelos dentro de un recipiente. Cuela los limones (para remover las semillas y la pulpa) dentro de una jarra grande. Deja aparte.

En una olla a fuego bajo agrega azúcar, cáscara de limón y 2 tazas de agua, revolviendo para derretir el azúcar. Calienta a fuego lento por unos 5 minutos y revuelve hasta que el azúcar se haya disuelto y la mezcla tenga un color amarillo claro. No hiervas. Retira del fuego. Cuela la mezcla de azúcar dentro de la jarra grande.

Agrega 4 tazas de agua fría. Pruébala para asegurarte que no esté demasiado dulce; si lo está, agrega más agua. ¡Llena vasos fríos con hielo y vierte la limonada!

Datos:

Agrega rebanadas de limón como decoración, pero no las dejes remojando en la limonada ya que la piel blanca le dará un sabor amargo a la limonada si las dejas ahí por mucho tiempo.

Haz cubos de hielo de limonada casera o comprada. Esto evitará que la limonada se diluya con los cubos de hielo.

Slushy de limonada rosada

Para 1 ½ litros

  • 1 taza de jugo de limón recién exprimido (5 a 6 limones).
  • ½ a ¾ taza de azúcar súper fina, a gusto.
  • 1 taza de hielo picado.
  • 4 tazas de agua.
  • 2 cucharitas de granadina.

Pon el jugo de limón, azúcar, hielo, agua y granadina en una licuadora y procesa hasta que esté suave. Sirve en una taza fría.

Galletas con trozos de chocolate con un toque de sal de mar

Alcanza para 24 galletas

  • 1 ½ taza de harina común.
  • 1 cucharita de polvos de hornear.
  • ½ cucharita de sal gruesa.
  • ¼ cucharita de bicarbonato de soda.
  • ½ taza (1 barra) de margarina sin sal, a temperatura ambiente.
  • ¾ taza de azúcar rubia light.
  • ½ taza de azúcar.
  • ¼ taza de azúcar flor o impalpable.
  • 2 yemas de huevo grandes.
  • 1 huevo grande.
  • 1 cucharita de extracto de vainilla.
  • 225 gr. de chocolate semidulce (no excedas 72% de cacao), picado grueso.
  • Hojuelas de sal de mar.

Precalienta el horno a 190°C.

Bate la harina, polvos de hornear, sal gruesa y el bicarbonato de soda en un recipiente mediano; deja aparte.

Usando una batidora eléctrica a velocidad media, bate la margarina, el azúcar rubia, el azúcar y el azúcar flor hasta que esté ligero y espumoso, durante 3-4 minutos. Agrega las yemas de huevo, el huevo y la vainilla. Bate, raspando ocasionalmente los lados del recipiente, hasta que la mezcla esté pálida y espumosa, 4-5 minutos. Reduce la velocidad de la batidora a baja; agrega lentamente los ingredientes secos, mezclando solamente hasta combinar. Usando una espátula, incorpora el chocolate.

Pon cucharadas redondas de masa sobre dos bandejas de horno forradas con papel encerado, con 2.5 cm. de distancia entre cada una. Rocía las galletas con la sal de mar.

Hornea las galletas, rotando las bandejas a la mitad del tiempo, hasta que estén doradas por los bordes, 10-12 minutos (las galletas se endurecerán cuando estén frías). Déjalas enfriar un poco en las bandejas y luego transfiérelas a una rejilla de metal y déjalas enfriar completamente.

Galletas de nueces de macadamia y chocolate blanco

Alcanza para 24 galletas

  • ½ taza de margarina.
  • ½ taza de manteca.
  • ¾ taza de azúcar rubia.
  • ½ taza de azúcar blanca.
  • 1 huevo.
  • 2 cucharitas de vainilla.
  • 2 tazas de harina.
  • 1 cucharita de bicarbonato de soda.
  • 1 taza de chispas de chocolate blanco.
  • 1 taza de nueces de macadamia picadas gruesas.

Precalienta el horno a 180°C. En una batidora de pedestal grande, crema la margarina con la manteca y los azucares hasta que esté esponjoso. Agrega el huevo y la vainilla. A velocidad baja, agrega la harina y el bicarbonato de soda; luego las chispas de chocolate blanco y las nueces (si las estás usando). Pon cucharadas de la mezcla separadas unas de otra sobre bandejas para galletas que estén ligeramente engrasadas. Hornea entre 8 y 10 minutos. Deja las galletas reposar en las bandejas 1 minuto antes de sacarlas a una rejilla para terminar de enfriarse. Esta receta hace como 2 ½ docenas de galletas.

Galletas de chispas de chocolate y avena

Alcanza para 36 galletas

  • 1 taza de harina común.
  • ½ cucharita de polvos de hornear.
  • ½ cucharita de bicarbonato de soda.
  • ¼ cucharita de sal.
  • 2 tazas de avena.
  • ½ taza de nueces pecan picadas gruesas.
  • 8 cucharadas (1 barra) de margarina sin sal o mantequilla, a temperatura ambiente.
  • ½ taza de azúcar rubia.
  • ½ taza de azúcar granulada.
  • 1 huevo grande.
  • ¼ taza de jarabe de maple.
  • ½ cucharita de extracto de vainilla.
  • ¾ taza de chispas de chocolate semi amargo.

Pon dos rejillas en el tercio medio y superior del horno y precaliéntalo a 180°C.

En un recipiente mediano, mezcla la harina, los polvos de hornear, el bicarbonato de soda, la sal, la avena y las nueces pecan con un batidor manual o como un tenedor.

En un recipiente grande, bate la mantequilla, el azúcar rubia y el azúcar granulada juntos por 30 segundos hasta que se mezclen. Agrega el huevo hasta que esté suave y apenas esponjoso. Con la batidora funcionando a velocidad media alta, rocía el jarabe de maple y la vainilla hasta que se incorporen. Baja la batidora a su velocidad más baja y agrega gradualmente la mezcla de harina con avena. Mezcla solamente para combinar y luego incorpora las chispas de chocolate.

Pon bolas de masa del tamaño de una nuez sobre una bandeja para horno aceitada o forrada con papel mantequilla a intervalos de 7 cm. Con los dedos humedecidos, aplasta y redondeada un poco las galletas. Hornea por 9 minutos, volteando una vez la bandeja para que se horneen parejas. Las galletas estarán listas cuando estén ligeramente doradas por arriba. Pon las bandejas de galletas sobre una rejilla para enfriarlas.