A mis hijos y a mí nos encanta pasar tiempo juntos en la cocina. Ponemos buena música, cocinamos, cantamos y bailamos. Mis hijos han desarrollado excelentes habilidades y pueden preparar muchas comidas sin mí. La mayoría de los niños empiezan con un poco de diversión en el área de la repostería (lo que en realidad es más difícil y más preciso que cocinar cosas saladas) pero eventualmente se gradúan y pasan a cocinar “comida verdadera”.

Aquí hay unas espectaculares recetas que pueden hacer los niños solos o contigo, pero que les dan unas cuantas habilidades básicas ¡que los lanzarán a ser los mejores ayudantes de cocina!

BOCADITOS DE PIZZA

Para 24 mini bocaditos

Estos bocaditos de pizza son otra genial idea para los niños y una forma divertida de hacer algo diferente a la típica pizza. Son excelentes como snacks y son fáciles para llevar a paseos.

  • ¾ taza de harina
  • ¾ cucharadita de polvos de hornear
  • ¾ taza de leche entera
  • 1 huevo, ligeramente batido
  • 100 gramos de queso mozzarella, rallado (como 1 taza)
  • 100 gramos de salchichas parve (de soya), cortadas en cubos pequeños (como 1 taza) u otro sustituto de carne parve (opcional)
  • ½ taza de salsa marinara (comprada está bien)
  • 2 cucharadas de albahaca fresca picada fina

Precalentar el horno a 180°C y engrasar un molde para 24 mini muffins.

En un bol grande, batir la harina junto con los polvos de hornear, luego agregar la leche y el huevo. Incorporar el queso mozzarella y las salchichas parve (u otra carne de soya) y dejar reposar por 10 minutos. Revolver la mezcla y dividirla entre los mini muffins. Rociar con 1 cucharada de albahaca. Hornear hasta que estén inflados y dorados, 20-25 minutos.

Calentar la salsa marinara hasta que esté completamente caliente, luego incorporar la cucharada de albahaca restante. Servir la salsa junto con los bocaditos.

ALBONDIGAS BÁSICAS CON 2 SALSAS, ASIÁTICA Y BÁRBEQUE

Para 100 albóndigas aproximadamente

Yo preparo una gran cantidad de albóndigas y las guardo en el congelador hasta que esté lista para usarlas. Cuando es noche de albóndigas, las saco y preparo una de estas salsas para transformarlas en una cena completamente nueva. Esta receta puede doblarse también.

  • 2 kg. de carne molida, de res, de pollo, de pavo o una mezcla
  • 1½ tazas de migajas de pan regulares
  • ½ taza de leche de soya o de almendra
  • ¼ taza de crema parve
  • ¼ taza de perejil fresco picado
  • 2 cucharadas de mostaza
  • 2 cucharaditas de sal gruesa
  • 1 cucharadita de pimienta negra molida fresca
  • ½ cucharadita de ají en polvo o en hojuelas
  • 4 huevos grandes

Para preparar las albóndigas: forrar unas cuantas bandejas para horno con papel encerado. Precalentar el horno a 180°C. Combinar la carne molida, migajas de pan, leche de soya, crema parve, perejil, mostaza, sal, pimienta negra, hojuelas de pimiento rojo y huevos en un bol grande. mezclar bien usando las manos. Darles forma de bola gentilmente con las manos, usando 1-2 cucharadas por albóndiga. No amasar demasiado la carne. Poner las albóndigas con 2,5 cm. de separación en las bandejas preparadas.

Hornear por 20-25 minutos.

Instrucciones de congelación: poner las albóndigas cocidas en una sola capa en bandejas para horno y ponerlas en el congelador. Cuando estén congeladas, dividirlas en bolsas para congelar, 25 por bolsa, y regresarlas al congelador.

Salsa asiática para albóndigas

Para 1 ½ tazas

  • ½ taza de sake o vino blanco seco
  • ½ taza de salsa de soya
  • ½ taza de azúcar
  • ½ taza más 2 cucharadas de mirin
  • 25 albóndigas básicas, receta anterior

En una olla, combinar el sake, salsa de soya, azúcar y ¼ de taza de mirin; hervir hasta que se haya reducido a 1½ tazas, 3 minutos. Dejar enfriar. Verter sobre las albóndigas calientes. Servir caliente.

Salsa BBQ para albóndigas

Para unas 2 tazas de salsa

  • 1 cucharada de aceite de canola
  • 1 cebolla, picada
  • 2 dientes de ajo, picados
  • 2 tazas de salsa BBQ comprada
  • 2 cucharadas de vinagre blanco
  • 1 cucharada llena de azúcar rubia ligera
  • 1 cucharadita de salsa picante, como Tabasco o sriracha
  • 1 cucharadita de salsa inglesa, la que no es para pescado
  • 25 albóndigas básicas (todavía congeladas está bien), receta anterior

En una olla de hierro fundido grande, calentar el aceite a fuego medio-alto. Agregar la cebolla y cocer 5 minutos hasta que esté transparente y suave. Agregar el ajo y cocinar 1 minuto más. Agregar la salsa BBQ, vinagre, azúcar, salsa picante y salsa inglesa y llevar a hervor. Agregar las albóndigas básicas y llevar a hervor nuevamente. Cubrir y cocinar hasta que las albóndigas estén completamente calientes, 8 a 10 minutos.

LASAÑA DE RAVIOLES

Foto por Campbell’s

Para 10 porciones

Este es un cambio divertido y popular con los niños para la lasaña. Igual de fácil y un poco sorprendente. Muchos ingredientes comprados hacen que sea super fácil de preparar. Además, se congela muy bien.

  • 1 cucharada de aceite de oliva
  • 1 cebolla, picada
  • 3 dientes de ajo, picados
  • 1 paquete (300 gramos) de espinaca picada congelada (opcional), el líquido colado (o usa 1 bolsa de espinaca baby fresca)
  • 2 tazas de queso ricota
  • 1 huevo
  • ½ cucharadita de cebolla en polvo
  • ½ cucharadita de ajo en polvo
  • 1 cucharadita de sal gruesa
  • ¼ cucharadita de pimienta negra molida
  • 1 frasco de salsa marinara comprada
  • 2 paquetes (400 gramos) de ravioles de queso o espinaca, cocidos de acuerdo con las instrucciones del paquete
  • 2 paquetes (200 gramos) de queso mozzarella rallado o queso para pizza
  • Albahaca o perejil picado para decoración, opcional

Precalentar el horno a 180°C.

Calentar el aceite en un sartén grande a fuego medio-alto. Agregar la cebolla y cocer hasta que esté transparente y ligeramente dorada, unos 6 minutos. Agregar el ajo y la espinaca y cocinar por unos 5 minutos, permitiendo que cualquier agua acumulada se evapore.

En un bol pequeño, mezclar la ricota con el huevo, cebolla en polvo, ajo en polvo, sal y pimienta, dejar aparte.

En un recipiente para horno poner ¼ de taza de salsa marinara en el fondo, repartiéndolo equitativamente para cubrir. Agregar los raviolis en una sola capa. Usando una espátula, esparcir gentilmente como ¾ de taza de ricota sobre los raviolis. Luego agregar ½ taza de la mezcla de espinaca cocida. Rociar 1 taza de queso sobre la espinaca. Luego cubrir con más salsa, luego otra capa de ravioli, ricota, espinaca, queso y más salsa. Cubrir todo con el queso rallado. Rociar con albahaca o perejil si lo estás usando.

Hornear, destapado, por 45 minutos a 1 hora.

SHAKSHUKA CON PAPA ASADA

Para 8 porciones

Foto por Kelli Foster

  • 4 papas grandes, lavadas y punzadas por todos lados con tenedor
  • 2 cucharadas de aceite de canola
  • ½ cebolla picada
  • 1 pimiento rojo, picado
  • 2 dientes de ajo
  • 1 cucharadita de comino
  • 1 cucharadita de paprika
  • ½ cucharadita de sriracha, opcional
  • ½ cucharadita de sal gruesa
  • ¼ cucharadita de pimienta negra molida
  • 1 tarro de salsa marinara comprada
  • 8 huevos
  • Sal gruesa a gusto

Precalentar el horno a 180°C.

En un platillo que se pueda meter al horno, poner las papas. Untarlas con 1 cucharada de aceite. hornear por 45 minutos a 1 hora, hasta que estén blandas, pero todavía conserven su forma.

Mientras las papas se están horneando, calentar un sartén a fuego medio-alto. Agregar la cucharada de aceite restante. Agregar la cebolla, pimiento y ajos y cocinar por unos 5 minutos, revolviendo para ablandarlos uniformemente. Agregar comino, paprika, sriracha, sal y pimienta. Agregar la salsa marinara para calentar bien y mezclar los sabores.

Retira las papas del horno. Cuando estén suficientemente frías para tomarlas, pero aún calientes, cortarlas por la mitad, horizontalmente. Presionar y moler ligeramente las mitades de papas. Rociar con un poquito de aceite de oliva y una pizca de sal gruesa. Verter ¼ a ½ taza de salsa sobre cada mitad de papa. Partir un huevo crudo y colocarlo en el medio. Rociar con un poco más de sal gruesa. Poner las papas en el horno y cocinar por unos 5 minutos, hasta que el huevo esté apenas listo, pero aún líquido o hasta la consistencia deseada. Sirve caliente.