Mi cocina está llena de deliciosos duraznos. Estas frutas jugosas y suculentas se encuentran en su punto más sabroso en los meses de verano, y dado que los duraznos y los nectarines tienen una vida útil muy corta en mi mesa, mi pasión por los duraznos se funde con mi amor por la cocina. Algunas de mis mejores recetas de verano incluyen estas deliciosas frutas. Y si bien yo sé que no es lo mismo que comerlos crudos, estos sabrosos frutos son igualmente deliciosos cuando se cocinan y se agregan a helados, pasteles, pescados o ensaladas. Ellos hacen que todo sea dulce y sabroso, tal como lo es el verano.

Pastel de Durazno de Verano:

No hay nada mejor que la combinación de duraznos, pastel y crema batida. Este pastel es un ejemplo impresionante de esto. ¡Añadir el extracto de almendra sólo le da a estos duraznos asados el toque extra que los hace deliciosos! La receta original de este pastel es láctea, así que siéntete libre de sustituir los ingredientes parve [no-lácteos] para obtener un resultado maravilloso.

  • 12 duraznos, sin cuesco y cortados en trozos de 1,5 cm.
  • 5 cucharadas de licor de naranja o de durazno.
  • 4 cucharaditas de jugo de limón.
  • 6 cucharadas + 1 cucharadita de azúcar granulada.
  • 1 taza de harina.
  • 1 1/4 cucharadita de polvos de hornear.
  • 3/4 cucharadita de sal.
  • 1/2 taza de azúcar morena.
  • 2 huevos grandes.
  • 1 barra de margarina, derretida y enfriada.
  • 1/4 de crema ácida no lactea.
  • 1/2 cucharadita de extracto de ron.
  • 1 cucharadita de extracto de almendra.
  • 1/3 taza de migas de pan (panko).

Calentar el horno a 220ºC.

Paso 1. Pon todas las rodajas de durazno en un recipiente grande para mezclar. Agrega 4 cucharadas de azúcar granulada, el licor naranja y el jugo de limón. Revuelve bien y asegúrate de cubrir todos los trozos de durazno. Extiende todos los duraznos en una bandeja para hornear forrada con papel aluminio y rociado con aceite en aerosol anti-adherente. Cocina en el horno durante unos 20-25 minutos.

Mientras se cocinan los duraznos:

Paso 2: En un recipiente pequeño agrega la harina, los polvos de hornear y la sal, y bate todo junto.

Paso 3: En otro recipiente pequeño mezcla 1/3 de taza de azúcar granulada y los huevos hasta que espesen (unos 45 segundos). Agrega lentamente la margarina hasta que todo esté combinado.

Paso 4: Agrega la crema ácida y los extractos, bate hasta combinar.

Paso 5: Añade la mezcla de harina a la mezcla húmeda y mezcla todo hasta que esté combinado.

Paso 6: Pasa la mitad de la mezcla a un molde engrasado de 23 cm. Luego toma 3/4 de los duraznos cocidos y enfriados, y presiónalos en la masa.

Paso 7: Espolvorea las migas de pan (panko) generosamente sobre los duraznos.

Paso 8: Vierte el resto de la mezcla sobre la parte superior de los duraznos y extiéndela para cubrir los duraznos de la mejor manera posible con una espátula.

Paso 9: Hornea a 180ºC durante unos 40 minutos (rotando por lo menos una vez) – Haz la prueba con el mondadientes para ver si la parte del medio está cocida antes de retirarlo.

Paso 10 - Deja enfriar el pastel en el mostrador durante al menos 30 minutos antes de pasar un cuchillo alrededor del borde y desmoldarlo.

Sirve con una cantidad generosa de crema batida o helado y cubre con el resto de los duraznos cocidos.

Consejo: Si no tienes migas de pan tipo panko no dudes en utilizar migas de pan regulares.

Para la receta original que fue publicada por cooks illustrated, todo lo que debes hacer es duplicar los ingredientes de la masa. Pon la mitad de los duraznos en el fondo, cubre con la masa, y luego pon el resto de los duraznos encima – espolvorea con las migas de pan, un poco más de azúcar y a hornear. También puedes utilizar crema ácida real y mantequilla.

Duraznos Asados con Helado de nuez y Salsa de Durazno

Soy adicta a los duraznos asados. Hago un montón de ellos los viernes por la mañana y los disfruto durante Shabat. Sirven como snack, para arrojarlos sobre yogurt o ensaladas o simplemente se pueden servir como un postre sencillo con un toque de crema batida. Pero cuando tengo compañía, me encanta servirles este delicioso postre de verano, que es muy fácil de preparar y siempre es un gran éxito.

  • 4 duraznos maduros, cortados en secciones de 2,5 cm. de espesor
  • 1 cucharada de azúcar
  • Helado de vainilla
  • ½ taza de nueces o pecans triturados
  • 1 cucharada de jugo de limón

Pon el horno en modo “asar” a fuego alto.

Pon las rodajas de durazno en una bandeja de horno rociada con aceite en aerosol. Espolvorea generosamente el azúcar sobre los duraznos. Coloca en el horno y asa durante unos 2-3 minutos hasta que el azúcar se caramelice. Observa los duraznos con cuidado para no quemarlos. Retira del horno y ponlos a un lado. Cuando se enfríen, guarda la mitad en un envase hermético y reserva la otra mitad para la salsa de durazno.

Pre-corta 5 cuadrados de papel plástico y ponlos sobre el mostrador para fácil acceso. Pon las nueces trituradas en un plato de papel. Ponte los guantes y rápidamente saca bolas de helado de vainilla. Rueda las bolas de helado sobre las nueces revistiéndolas generosamente con nueces. Colocala en un cuadrado de papel de plástico pre-cortado y envuelve la bola de helado fuertemente. Aplasta entre las palmas de tus manos y suavemente aplana la bola de helado para darle forma de disco de hockey. Coloca inmediatamente de vuelta en el congelador. Repite y continúa con la cantidad deseada de porciones de helado.

Toma la mitad de los duraznos asados y colócalos en el procesador de alimentos. Agrega el jugo de limón, y si deseas, otra cucharadita de azúcar para un dulzor adicional. Procesa hasta que los duraznos estén totalmente triturados y tengan una consistencia similar a una salsa. Remueve y guarda en un recipiente hermético.

Para servir: Remueve el envoltorio de un helado de nuez y ponlo en un plato. Cubre con rodajas de duraznos asados, agrega la salsa de durazno con generosidad y sirve inmediatamente.

Consejo: los duraznos asados duran hasta 2 semanas en un recipiente hermético en el refrigerador. Los duraznos en rodajas pueden ser congelados, pero cuando se descongelan quedan más blandos debido al contenido de agua. La salsa de durazno se congela muy bien.

Tilapia a la Plancha con Chutney de Durazno

Lo creas o no, el pescado y la fruta son una gran combinación fresca y sabrosa para el verano. A menudo veo un montón de recetas de pescado con ingredientes frutales que están totalmente fríos y no cocinados. A causa de mis alergias tuve que modificar estas recetas y crear un chutney para poner sobre mi pescado. Esta receta funciona mejor en pescados blancos como la tilapia y la lubina, e incluso la he utilizado como aderezo para pollo a la parrilla.

  • 4 filetes frescos de tilapia
  • 1 cucharadita de aceite de oliva extra virgen
  • Sal y pimienta negra recién molida

Para el Chutney:

  • 1 cebolla morada pequeña, cortada en rodajas finas
  • 2 cucharaditas de aceite de oliva
  • 1 diente de ajo, picado
  • 2 duraznos, cortados en cubos
  • 2 nectarines cortados en cubos
  • ¼ taza de jugo de naranja
  • ¼ de taza de vino blanco dulce (como moscato)
  • Sal y pimienta a gusto
  • Trozos de limón como adorno

Calienta el aceite de oliva en una sartén a fuego medio-alto. Espolvorea ambos lados de los filetes de tilapia generosamente con sal y pimienta. Coloca el pescado, un filete a la vez, sobre el aceite de oliva caliente y cocina unos 3 a 4 minutos de cada lado, o hasta que el pescado esté cocido. Ponlos en un plato y deja a un lado.

En la misma sartén, agrega el aceite de oliva para el chutney y calienta a fuego medio-alto. Con una cuchara de madera raspa los pedacitos cocidos que quedaron en el fondo de la sartén y mezcla con el aceite. Agrega la cebolla en rodajas y saltea durante 4 a 5 minutos hasta que la cebolla se haya cocinado. Añade el ajo, mezcla con la cebolla y saltea durante otros 30 segundos; luego añade los duraznos y los nectarines en cubos. Mezcla y saltea todo durante unos 4 minutos, luego agrega el jugo de naranja y el vino blanco. Deja que la mezcla se cocine hasta que se hayan evaporado en su mayoría los jugos y se hayan espesado con la fruta, unos 4 o 5 minutos más.

Retira del fuego y sazona con sal y pimienta a gusto. Sirve sobre los filetes de tilapia.