Pasteles, galletas, barras de helado, todos perfectos para Pésaj. Estos deliciosos postres son perfectos para un final dulce en una cena de Iom Tov, un bocadillo por la mañana o un refrescante antojo dulce por la tarde. Todos pueden prepararse con anticipación y ya sea congelarse o refrigerarse hasta servir.

Bizcocho de chocolate

Para 8 porciones

  • ¼ de taza de cacao en polvo
  • 1 taza de almendras tostadas sin sal, más 2 cucharadas de almendras picadas
  • 200 gramos de chocolate amargo, picado grueso
  • ½ taza de aceite de oliva
  • 1 cucharadita de sal gruesa
  • ¾ taza de azúcar, dividida
  • 4 huevos grandes, separados
  • 1 cucharada de azúcar

Precalienta el horno a 190°C y engrasa ligeramente un molde para pan de 8½ x 4½ pulgadas con aceite en aerosol. Tritura 1 taza de almendras junto con el cacao en polvo en una procesadora de alimentos hasta que las almendras estén finamente molidas, alrededor de 1 minuto.

Derrite el chocolate con ¼ de taza de agua en un microondas en intervalos de 15 segundos (o puedes derretirlo a baño maría), revolviendo ocasionalmente, hasta que esté derretido. Agrega el aceite, la sal y luego la mezcla de almendras y la mitad del azúcar revolviendo constantemente, finalmente agrega las yemas de los huevos y revuelve un poco más.

Con una batidora eléctrica a velocidad alta, bate las claras de huevo hasta que estén espumosas. Con el motor encendido, agrega gradualmente el resto del azúcar; bate las claras hasta punto nieve.

Incorpora suavemente las claras de huevo a la mezcla de chocolate en dos tandas, mezclando bien cada vez. Vierte la masa en el molde preparado; rocía con almendras picadas y azúcar. Hornea hasta que la parte de arriba esté firme cuando la presiones suavemente y un palillo insertado en el centro salga sólo con unas cuantas migas húmedas pegadas, 50-60 minutos. Transfiere a una rejilla metálica y deja que el bizcocho repose en el molde por 15 minutos. Luego voltéalo en la rejilla y déjalo enfriar por completo.

Preparación previa: Puede hornearse con 4 días de anticipación. Guárdalo envuelto, bien cerrado, a temperatura ambiente.

Mouse de limón con migajas de canela y fruta

Para 8 porciones

Mouse de limón

  • 1 cucharadita de ralladura fina de cáscara de limón
  • ½ taza de jugo de limón fresco
  • ½ taza (1 barra) de margarina sin sal fría, cortada en trozos, dividida
  • 1 taza de azúcar, dividida
  • 4 yemas de huevo grandes
  • 1 huevo grande
  • ½ taza de crema parve fría

Cobertura de migajas de canela

  • 1 cucharada de canela en polvo
  • ½ taza de azúcar rubia
  • 1/3 de taza de nueces pecan picadas
  • 1/3 de taza de nueces picadas
  • 3 cucharadas de margarina, suavizada
  • 2 cucharadas de fécula de papa o harina de matzá para pasteles
  • 1 taza de fresas
  • 1 tazas de arándanos

Para el mouse: hierve la ralladura y el jugo de limón, ¼ taza de margarina y ¼ de taza de azúcar en una olla mediana a fuego medio, revolviendo hasta disolver el azúcar. Retira del fuego.

Bate las yemas, el huevo y el ¼ de taza de azúcar restante en un recipiente pequeño hasta que la mezcla esté pálida y espesa, unos 2 minutos. Batiendo constantemente, vierte lentamente la mezcla de limón caliente en la mezcla de huevo. Transfiere a la olla para cocinar a fuego medio-alto, batiendo constantemente, hasta que la crema esté espesa, unos 5 minutos. Retira del fuego y agrega el ¼ de taza de margarina restante, batiendo hasta que se disuelva y la crema esté suave.

Transfiere la crema a un recipiente y cubre con papel plástico, presionándolo directamente sobre la superficie. Enfría hasta que esté completamente frío, al menos 2 horas.

Bate la crema en un recipiente pequeño hasta punto nieve y suavemente incorpórala a la crema. Mantén el mouse frío.

Para las migajas: en un recipiente mediano, combina la canela, el azúcar rubia y los dos tipos de nueces. Agrega la margarina y la fécula de papa/harina de matzá y trabaja la mezcla hasta que esté pegajosa y tenga grumos. Desmenúzala en migajas.

Precalienta el horno a 180°C.

Pon las migajas en una bandeja para horno en una sola capa. Hornea por 12-18 minutos o hasta que las migajas estén ligeramente tostadas.

Para servir: pon el mouse de limón en vasos decorativos. Vierte las migajas y las fresas encima con una cuchara.

Preparación previa: el mouse de limón y las migajas pueden prepararse con 3 días de anticipación. Guarda el mouse refrigerado y cubierto. Guarda las migajas en un recipiente hermético o en el congelador. Rebana las fresas justo antes de servir.

Barras de helado cubiertas de chocolate

Estas son una delicia fantástica en Pésaj. Saben dulce y salado y son un favorito para las cenas de Iom Tov. También son excelentes porque pueden prepararse con semanas de anticipación y guardarse en el congelador, bien cubiertas. Descongela un poco antes de cortar.

Para 12-16 barradas

  • ½ taza de nueces (60 gramos)
  • ¾ taza de farfel, tostado y desmigajado o ½ taza de harina de matzá para pasteles
  • ½ taza de galletas de Pésaj en trozos
  • 1 barra más 2 cucharadas de margarina sin sal
  • ¼ de taza llena de azúcar rubia
  • ¼ de taza de cacao en polvo
  • 1 huevo grande, batido
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • 1 litro de helado de Pésaj parve (a mí me gusta usar de menta con chispas de chocolate, de chispas de chocolate o de vainilla), ligeramente blando o sorbet
  • 150 gramos de chocolate amargo, picado
  • 2 cucharadas de crema parve para batir

Precalienta el horno a 180°C. Forra un molde para horno de 8 x 8 pulgadas con papel encerado, dejando unos cuantos centímetros sobrantes por cada lado.

Pon las nueces en una bandeja para horno y hornea por unos 5 minutos, hasta que estén ligeramente tostadas. Enfríalas, pícalas y transfiérelas a un recipiente grande.

En un procesador de alimentos, muele el farfel hasta que sean migajas finas; agrega a las nueces. En una bolsa de plástico resellable, aplasta las galletas con un uslero hasta que haya trozos pequeños; agrega a las nueces.

En una olla grande, derrite la barra de margarina a fuego muy bajo. Agrega el azúcar rubia y el cacao en polvo y bate hasta que esté suave. Lentamente agrega el huevo y la vainilla en la olla, batiendo hasta que espese, 2 minutos. Agrega la mezcla de nueces. Presiona la mezcla en el molde preparado en una capa homogénea y refrigera la base de galleta por 30 minutos.

Agrega el helado sobre la base de galleta y congela por 2 horas.

En una olla mediana, combina el chocolate, la crema parve y las 2 cucharadas de margarina restantes. Calienta a fuego muy bajo y revuelve hasta que el chocolate esté derretido y suave. Deja enfriar a temperatura ambiente.

Vierte el chocolate derretido sobre el helado y espárcelo homogéneamente. Congela por 2 horas, hasta que esté duro. Corta en barras pequeñas y sirve.

Tarta de chocolate y nueces

Esta es una tarta de merengue así que es ligera y está rellena de chocolate y nueces. Es húmeda y no tiene ni harina ni yemas de huevo. No contiene gluten. A mí me gusta con un poco de crema parve batida encima.

Para 10-12 porciones

  • 1 taza de nueces en trozos (o ½ taza de nueces molidas)
  • ½ taza más 2 cucharadas de azúcar, dividida
  • 250 gramos de chocolate amargo, picado
  • La ralladura de la cáscara de 1 naranja (opcional)
  • 1/8 de cucharadita de sal
  • 7 claras de huevo
  • Crema batida parve para decorar

Precalienta el horno a 180°C. Engrasa el fondo y los lados de un molde de fondo desmontable de 9 pulgadas.

En una procesadora de alimentos, muele las nueces con 1 cucharada de azúcar hasta que estén finamente molidas (como alternativa puedes usar ½ taza de nueces picadas y mezclar con azúcar). Saca las nueces del procesador y ponlas en un recipiente aparte. Usando el mismo procesador, muele el chocolate picado con 1 cucharada de azúcar, hasta que haya trozos de varios tamaños, grandes y pequeños. Agrega el chocolate a las nueces y luego agrega la ralladura de naranja (si usas) y la sal.

Usando una batidora, bate las claras de huevo hasta que estén blancas y cremosas, a punto nieve. Gradualmente, agrega la ½ taza de azúcar restante hasta que las claras de huevo estén brillantes y duras, pero no secas.

Vierte la mitad de la mezcla de chocolate sobre las claras y mezcla. Repite con la mezcla de chocolate restante y mezcla hasta que todo esté bien combinado, pero no mezcles en exceso.

Vierte la mezcla en el molde y reparte uniformemente. Hornea por 25-30 minutos hasta que la tarta esté inflada y dorada por arriba. Un palillo insertado en el centro debiera salir húmedo y con un poco de chocolate derretido pegado.

Pasa un cuchillo por los bordes del molde antes de desmoldar. La tarta puede prepararse hasta 3 días antes y guardarse cubierta a temperatura ambiente (o congelada, bien envuelta, por hasta 3 meses). Sirve a temperatura ambiente con crema batida y fruta.