Nos acercamos a Rosh HaShaná, el Día del Juicio, con esperanza y alegría, y comemos alimentos dulces como augurio para tener un dulce año nuevo.

Aquí hay algunos platillos para agregar a tu mesa de Rosh HaShaná.

ACOMPAÑAMIENTOS

Zanahorias asadas

Adaptada de Martha Stewart.

La antigua tradición de comer zanahorias en Rosh HaShaná se basa en el significado de la palabra en idish para zanahoria, meren, la cual significa "aumentar"… ¡y nosotros queremos que todas las cosas buenas aumenten durante el año!

Piensa en esto como una alternativa a los tradicionales tzimes de zanahorias guisadas. El proceso de asado saca a la luz la dulzura natural de las zanahorias. La verdad es que ni siquiera es necesario agregar la miel, pero es lindo hacerlo en el año nuevo.

  • 12 zanahorias peladas y cortadas en cuatro.
  • 2 cucharadas de aceite de oliva.
  • Una pizca de sal y un poco de pimienta negra fresca molida.
  • Opcional: 2 cucharadas de miel.

Pela y corta las zanahorias en cuatro. Ponlas sobre una hoja de papel mantequilla. Rocía el aceite, la miel y agrega las especias.

Precalienta el horno a 245°C y hornea hasta que estén blandas. Cómelas inmediatamente.

Arroz de Rosh HaShaná

Este platillo está inspirado en parte por mi madre, quien nació en Hungría y por lo tanto constantemente asocia arroz con ciruelas, y en parte por mi suegra, quien nació en India y convirtió al curry en mi especia favorita. Es fácil de preparar y al ser de color amarillo se ve hermoso en el plato.

  • 2 cucharadas de aceite de oliva.
  • 2 tazas de arroz.
  • 1 taza de ciruelas deshuesadas.
  • 1 taza de pasas sin semilla.
  • 1 cucharita de sal.
  • 1 cucharita de curry en polvo.
  • Una pizca de canela.
  • 2 tazas de agua hirviendo.

Calienta el aceite, agrega las pasas, las ciruelas, el arroz y las especias.

Saltea todo junto por unos 2 minutos.

Vierte el agua sobre la mezcla.

Baja el fuego y hierve hasta que se cocine (18 minutos).

PLATILLOS PRINCIPALES

Pollo con manzana y miel

Adaptado de Joan Nathan, "Quiches, Kugels and Couscous. My Search for Jewish Cooking in France”.

Este platillo, el cual incorpora tanto manzanas como miel, es un antiguo favorito de Rosh HaShaná para los judíos de Metz, Francia.

  • 1 pollo grande para asar (1 ¾ kilo).
  • ¼ de cucharita de pimienta negra molida fresca.
  • 1 cucharita de canela.
  • 1 cebolla pelada y rebanada en trozos grandes o media docena de chalotes pelados.
  • Unos cuantos dientes de ajos pelados y enteros. Agrega todos los que quieras.
  • 1 1/3 taza de vino blanco.
  • 1 taza de caldo de pollo.
  • 3 manzanas sin semillas y cortadas en trozos grandes (Nathan recomienda Fuji o Pippins ya que su cáscara roja hace que el platillo se vea más lindo. Yo no pude encontrarlas por lo que las sustituí por Granny Smith, y tuvo un buen sabor).

Precalienta el horno a 190°C.

Friega las especias en el pollo.

Pon el pollo en una fuente asadera grande. Agrega los pedazos de cebolla o los chalotes, los dientes de ajo, el vino y el caldo de pollo.

Hornea cubierto por 45 minutos.

Agrega las manzanas y hornea otros 30 minutos.

Quita la tapa. Hornea destapado por 10 minutos.

Gedempte fleish con miel (Antigua carne a la cacerola con miel)

Un clásico judío. Es la carne a la cacerola más sabrosa y rica que existe. Agrega miel para un toque especial de Rosh HaShaná.

  • ¾ cucharita de sal.
  • ½ cucharita de pimienta negra fresca molida.
  • 1 cucharada de páprika.
  • 2 kilos de carne (idealmente pecho de res).
  • 4 cebollas picadas.
  • 2 dientes de ajo picados.
  • 2 cucharadas de miel.

Combina las especias y la miel, y frótalas en la carne para que el sabor penetre.

Calienta una cacerola grande. Agrega una cucharada de aceite y dora la carne por todos lados.

Agrega la cebolla y el ajo. Continua dorando a fuego medio durante 10 minutos.

Cubre. Agrega 2 tazas de agua y cocina a fuego lento por dos horas y media o hasta que la carne esté blanda.

Voltea la carne frecuentemente, agregando agua en la medida que sea necesario (debieran haber al menos 2 centímetros de agua bajo la carne en todo momento).

Rebana y sirve con salsa. Para 8 porciones. Se congela bien.

POSTRES

Pastel de manzana de la tía Lilian

Extraído de "Inside the Jewish Bakery", por Stanley Ginsberg y Norman Berg.

Por años estuve buscando el pastel de manzana perfecto: que fuera liviano, esponjoso y lleno de manzana. Hasta que lo encontré. Es divino.

  • 4 manzanas verdes (Granny Smith) descorazonadas, peladas y cortadas en trozos.
  • 1 ½ cucharada de azúcar.
  • 2 cucharitas de canela.
  • 3 tazas de harina (harina integral para pasteles está bien).
  • 1 cucharada de polvos de hornear.
  • ½ cucharita de sal.
  • 4 huevos grandes.
  • 1 taza de aceite.
  • 2 tazas de azúcar.
  • ½ taza de jugo de naranja o leche de soya.
  • 1 cucharita de extracto de vainilla.

Precalienta el horno a 175°C.

Mezcla los pedazos de manzanas con el azúcar y la canela, y deja aparte para que absorban el azúcar.

Tamiza juntos todos los ingredientes secos.

Bate los huevos usando una batidora eléctrica hasta que estén espesos y de color amarillo suave. Agrega el aceite y el azúcar, y mezcla bien.

Agrega la mezcla de harina de a una taza por vez, alternando con el jugo de naranja (o leche de soya) y mezclando bien entre cada adición.

Rocía tres fuentes para pan o una fuente con orificio al medio con aceite en aerosol.

Vierte 1/3 de la mezcla en tu fuente y luego acomoda 1/3 de los pedazos de manzana. Repite hasta terminar.

Hornea por 50-60 minutos en una fuente rectangular o 60-70 minutos en una fuente con orificio al medio. Si perforas con algo para ver si está listo saldrá húmedo por las manzanas.

Es delicioso y se congela bien.

Peras escalfadas al vino

Extraído del libro "Jewish Home Cooking", de Arthur Schwartz.

Debido a que el nombre en idish para peras —fruchtbarren— connota fertilidad (fruta que lleva), algunos judíos se preocupan especialmente de servirlas en la mesa de Rosh HaShaná. Estas adorables peras teñidas de morado son una golosina refrescante después de una pesada cena. Cúbrelas bien y tus peras durarán en el refrigerador por semanas. Arthur Schwartz dice que si uno le agrega un poco de soda al jugo restante obtendrá un delicioso refresco.

  • 1 taza de azúcar.
  • 1 taza de agua.
  • 1 y ½ tazas de vino tinto dulce.
  • 6 peras (Bosc) firmes (en Israel solamente pude conseguir Anjou, las cuales no absorben el vino tan bien como las Bosc pero aún así saben bien).

Pela las peras dejando el tallo intacto (no es necesario quitarles las semillas).

Hierve juntos el azúcar, el agua y el vino.

Inserta las peras peladas. Hierve todo junto por una hora, volteando las peras de vez en cuando para que puedan absorber el color.

Refrigera en un recipiente bien cerrado y sirve muy helado.