La col rizada está de moda. Tanto en forma de 'papas fritas' como de ensalada, la col rizada está apareciendo en los supermercados como una colación y en los menús de los restaurantes más finos. Tiene enormes beneficios para la salud, pues se trata de una verdura de hoja verde que contiene muchas vitaminas además de un excelente sabor.

Yo me sumé a la tendencia y he estado probando y degustando recetas con col rizada durante semanas. Me gusta usar las hojas verdes grandes en ensaladas (quitando el tallo y centro) y las hojas más pequeñas en sopas o salteadas como acompañamiento.

Aquí les dejo algunas de mis recetas favoritas.

Pesto de col rizada

Rinde 1 taza

Me gusta utilizar este pesto sobre papas pequeñas y asarlas unos 45 minutos en el horno precalentado a 200°C. También me gusta rociarlo sobre espárragos asados o ejotes. Para una buena presentación puedes colocar una capa de quínoa, espárragos asados y luego rociar con el pesto de col rizada.

  • 1 racimo de col rizada.
  • ½ taza de almendras.
  • 2 dientes de ajo pequeños.
  • ¼ cucharadita de hojuelas de ají.
  • 1 cucharadita de sal.
  • ½ taza de aceite de oliva extra virgen.
  • ¼ taza de queso parmesano rallado fresco (OMITE si lo haces parve).
  • 2 cucharadas de agua.

Quita los tallos gruesos de las hojas de la col rizada. Lava las hojas y ponlas en una olla con ¼ de taza de agua a fuego medio. Cubre y deja hervir hasta que la col esté blanda pero todavía tenga forma, unos 4 minutos. Cuela el exceso de agua de las hojas y mételas en el recipiente de un procesador de alimentos.

Combina la col, almendras, ajo, ají y sal en el recipiente de un procesador de alimentos y tritura hasta que las almendras estén finamente molidas. Agrega lentamente el aceite de oliva y procesa hasta que todo esté suave. Transfiere el pesto a un recipiente y agrega el queso parmesano rallado. Si la consistencia es demasiado espesa suavízalo con una o dos cucharadas de agua. Sazona con sal y pimienta y deja aparte.

“Papas fritas” de col rizada

Para 4 porciones

  • 1 racimo de col rizada, lavado y bien colado (unos 280 gramos).
  • Aceite para cocinar en aerosol.
  • ½ cucharadita de sal.
  • Cualquier aliño que te guste como ají triturado, polvo de cebolla, queso parmesano, ajo picado, etc.

Precalienta el horno a 180°C. Remueve y descarta los tallos gruesos de la col y corta las hojas en pedazos grandes. Acomoda las hojas en una sola capa sobre 2 bandejas grandes para horno. Rocía las hojas con el aceite de cocina en aerosol para cubrirlas ligeramente. Rocía con sal y los aliños de tu elección. Hornea hasta que las “papas fritas” de col estén crujientes, pero no doradas, 12 a 15 minutos. Enfría en las bandejas o sobre una rejilla.

Sopa de lentejas y col rizada

Para 6 porciones

  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • 450 gramos de salchicha italiana casher —o kielbasa—, picada o rebanada.
  • 4 dientes de ajo, picados finos.
  • 2 hojas de laurel, frescas.
  • 2 racimos de romero, fresco.
  • 1 zanahoria, picada fina.
  • 2 cebollas medianas, picadas.
  • 1 papa, pelada y cortada en cubos pequeños.
  • 2 cucharadas de pasta de tomates.
  • 1 racimo de col, sin tallos y picada.
  • Una pizca de nuez moscada.
  • ½ taza de vino seco (tinto o blanco).
  • 6 tazas de caldo de pollo.
  • 1¼ taza de lentejas.

Calienta el aceite de oliva en una olla sopera a fuego medio-alto. Agrega la salchicha y saltéa, revolviendo con una cuchara de madera, hasta que esté dorada. Agrega el ajo, hojas de laurel, romero, zanahorias, cebollas y papas y sazona con sal y pimienta. Cocina hasta que las verduras estén blandas, de 7 a 8 minutos.

Agrega la pasta de tomate y cocina 1 minuto más. Agrega la col y la nuez moscada. Agrega el vino para hacer una salsa con todo lo que hay en la olla, revolviendo y raspando todos los pedazos dorados del fondo. Agrega el caldo de pollo y 2 tazas de agua y lleva a hervor (para una sopa más espesa, utiliza 2 tazas menos de líquido).

Agrega las lentejas y cocina a fuego lento hasta que las lentejas estén blandas, de 30 a 35 minutos. Quita los tallos de romero y las hojas de laurel. Sirve la sopa en pocillos.

Col rizada en vinagreta de jengibre y sésamo

Para 4 porciones

  • 3 cucharadas de salsa de soya.
  • 2 cucharadas de vinagre blanco.
  • 1 cucharadita de jengibre fresco pelado y rallado.
  • 1 diente de ajo pequeño, molido.
  • 1 cucharadita de semillas de sésamo.
  • 900 gramos de col rizada, tallos descartados y las hojas picadas.
  • Sal.

Llena un recipiente grande con agua fría. En un recipiente mediano, mezcla la salsa de soya, el vinagre, jengibre, ajo y las semillas de sésamo. En una olla grande llena de agua hirviendo con sal, cocina la col hasta que esté blanda, unos 3 minutos.

Cuela y enfría la col en el recipiente con agua fría. Cuela bien y exprímela para secarla. Coloca la col en un recipiente y agrega la vinagreta, mezcla para cubrir y sazona con sal.

Ensalada de quínoa, col rizada y palta

Para 4 porciones

  • 1 taza de quínoa cruda.
  • 2 tazas de agua.
  • Una pizca de sal.
  • ¼ taza de aceite de oliva extra virgen.
  • 2 cucharadas de vinagre balsámico.
  • Ralladura de la cáscara de un limón mediano.
  • 1 cucharada de jugo de limón fresco.
  • 1 cucharadita de mostaza Dijon.
  • ¼ cucharadita de sal.
  • Pimienta negra molida fresca, a gusto.
  • 3 tazas de col rizada picada.
  • 1 palta grande, sin semilla, pelada y cortada en cubos.

Combina la quínoa, agua y sal en una olla mediana. Lleva el agua a hervor y después de que comience a hervir, baja el fuego y tapa la olla.

Hierve tapado por 15 minutos. Retira del fuego.

Manteniendo la olla tapada, déjala estar por 5 minutos o hasta que el agua restante se haya absorbido.

Quita la tapa y separa cuidadosamente la quínoa. Deja aparte para enfriar.

En un recipiente mediano, mezcla el aceite de oliva, el vinagre balsámico, la ralladura de limón, el jugo de limón, la mostaza, sal y pimienta. Deja aparte.

En un recipiente grande, mezcla la quínoa cocida, la col rizada y la palta. Agrega el aderezo y sirve a temperatura ambiente o fría.

Ensalada cesar de col rizada

Para 8 porciones

  • 5 tazas de col rizada cortada en tiras.
  • 3 rábanos, rebanados delgados.
  • 1 hinojo, rebanado delgado.
  • ¼ taza de aceite de oliva extra virgen.
  • Jugo y ralladura de 1 limón.
  • Sal.

Aderezo:

  • Sal.
  • 1 diente de ajo, pelado y molido.
  • 1 cucharadita de salsa inglesa.
  • 1 yema de huevo (hierve el huevo si la contaminación es un problema con tus huevos, usa solamente huevos frescos, bien refrigerados, limpios, grado A o AA con cáscaras intactas y evita el contacto entre las yemas y claras y la cáscara. Para hervir el huevo: pon el huevo crudo en agua hirviendo por 30 segundos).
  • 2 cucharadas de aceite de oliva.

Cobertura:

  • 1 cucharadita de aceite de oliva.
  • ½ taza de migajas de pan tostadas.
  • 1 cucharadita de ralladura de limón.
  • 1 cucharadita de jugo de limón.
  • ¼ de taza de perejil fresco picado.
  • Un pizca de sal.

Para la ensalada: en un recipiente grande combina la col, rábanos e hinojo. Agrega el aceite de oliva, jugo de limón, ralladura y pizca de sal y revuelve para combinar. Deja aparte.

Para el aderezo: bate juntos la pizca de sal, ajo, salsa inglesa, yema de huevo y aceite de oliva. Deja aparte.

Agrega el aderezo a la mezcla de col y revuelve para combinar.

Para la cobertura: en una sartén, calienta aceite a fuego medio. Agrega las migajas de pan, ralladura de limón, jugo de limón, perejil y sal. Luego rocía sobre la ensalada.