Dado que mi hijo mayor apenas tiene siete años, escribir Kids Cooking Made Easy (Cocina fácil con los niños) no sólo fue para enseñarles a los niños a cocinar, sino que también me ayudó a construir un repertorio de platillos que mis hijos realmente comerían: una solución para los quisquillosos.

Así que esta mañana, antes de que el rey de los quisquillosos se fuera a la escuela, le pregunté qué quería cenar.

“¡Sopa de pizza!”.

Dice que le gusta más que los dulces. Pero solamente cuando también hago esas pitas crocantes con queso de acompañamiento para que pueda remojar.

En la casa de Leah, los nuggets de pollo con salsa de barbacoa y miel se han convertido en la cena preferida.

Así que, mientras la sopa está hirviendo en mi cocina y los nuggets de Leah están saliendo del horno, aquí te dejo dos de nuestras recetas favoritas de Kids Cooking Made Easy para agradar también a los quisquillosos de tu casa.

Sopa de pizza (lácteo)

4-6 porciones

Nos encanta la salsa de tomate y el queso, ya sea encima de nuestra pasta o nuestra pizza. Pero, ¿cuándo tenemos una excusa para comerla sola? Si hay quisquillosos en tu casa a los que no les gustan los trocitos de cebolla, usa una licuadora de inmersión para molerlos en la sopa.

  • 1 cebolla pequeña, en cubos.
  • 2 cucharadas de aceite o mantequilla.
  • 1 diente de ajo, picado.
  • 1 lata (800 gramos) de tomates machacados.
  • 1 cucharadita de azúcar.
  • 1 cucharadita de sal.
  • 1 cucharadita de albahaca seca.
  • 1 cucharadita de ajo en polvo.
  • 2 tazas de leche.
  • ¼ taza de agua.
  • ½ taza de queso triturado.

1. Calienta el aceite en una olla grande a fuego medio. Agrega la cebolla y el ajo. Con una cuchara de madera, saltea la cebolla hasta que esté blanda, 5-7 minutos.

2. Agrega los tomates machacados y cocina por 8-10 minutos. Agrega azúcar, sal, albahaca, ajo en polvo, leche y agua, y revuelve para combinar. Cocina por 5 minutos adicionales.

3. Agrega el queso. Revuelve hasta que el queso se derrita. Vierte cucharones en pocillos para servir.

Para preparar los chips de pita con queso: corta un pan pita por la mitad y corta cada mitad en mitades o cuartos. Rocía con queso triturado, albahaca seca y ajo en polvo. Hornea a 220ºC por 7-8 minutos, o hasta que estén crocantes.

Nuggets de pollo con salsa barbacoa y miel

4-6 porciones

¡Levanta la mano si te gusta untar nuggets de pollo en kétchup! ¿Qué pasaría si actualizamos el kétchup y hacemos una salsa para untar incluso mejor? Me gusta hacer el doble de receta de salsa porque a mi familia le encanta untar y untar.

  • 700 gramos de pechuga de pollo, cortada en nuggets (trozos pequeños).
  • 2 cucharadas de aceite.
  • 6 cucharadas de miel.
  • 6 cucharadas de kétchup.
  • 1 cucharadita de mostaza amarilla.
  • ½ cucharadita de chile en polvo (opcional).
  • 1½-2 tazas de migajas Panko (u otra para apanar).

1. Precalienta el horno a 190ºC. Forra una bandeja de horno con papel aluminio y rocía con aceite para cocina en aerosol.

2. En un recipiente pequeño combina el aceite, la miel, el kétchup, la mostaza, el chile en polvo (opcional). Utiliza una cuchara para revolver la mezcla hasta que esté suave. Vierte la mitad de la salsa en un recipiente para usarla como salsa para untar; deja aparte.

3. Pon las migajas Panko en otro recipiente.

4. Remoja los nuggets de pollo en la mezcla de miel hasta cubrir completamente. Luego, úntalos en las migajas de Panko hasta que el pollo esté completamente cubierto por ambos lados.

5. Pon el pollo en la bandeja de horno preparada. Rocía los nuggets por arriba con aceite de cocina en aerosol. Hornea por 25 minutos. Para nuggets extra crujientes, voltea el pollo a mitad de camino, hornea 12-13 minutos por lado.

6. Sirve con la salsa para untar.

Sándwich helado de Rice Krispies (lácteo)

Rinde: 24 cuadrados

Siempre supe que me encantaban las golosinas de Rice Krispies, pero ahora me gustan muchísimo más cuando tienen helado en el medio. Nunca más voy a hacer golosinas simples de Rice Krispies.

  • ¼ taza de margarina o mantequilla.
  • 1 tarro (de 450 gramos) de marshmallow fluff.
  • 8 tazas de Rice Krispies.
  • 1 litro de helado, ligeramente descongelado.
  • ¾ taza de dulces de decoración o chispas de chocolates.

1. Derrite la margarina en una olla mediana a fuego medio. Agrega el fluff y mezcla hasta que la margarina y el fluff estén completamente combinados. Agrega los Rice Krispies, 1 taza a la vez.

2. Divide la mezcla de Rice Krispies en 2 bandejas de horno de 23x33 y presiona para formar una capa delgada en cada una.

3. Cubre una de las capas de Rice Krispies con el helado y los dulces de decoración o chispas de chocolate. Congela la capa del helado por 30 minutos a 1 hora, hasta que el helado esté firme.

4. Pon la segunda capa de Rice Krispies sobre el helado firme. Utilizando un cuchillo afilado, corta las golosinas en cuadrados (esto es más fácil cuando la capa de arriba todavía no está 100% congelada). Regresa al congelador hasta que esté listo para servir.

(Es más fácil aplastar los Rice Krispies cuando los repartes por todo el fondo de la bandeja en vez de echarlos en un solo lugar. También puedes poner un pedazo de papel mantequilla sobre los Rice Krispies a medida que los presionas para ayudar a que se aplanen de forma pareja).


Extraído de Kids Cooking Made Easy