FLORES DE SALMÓN EN SALSA DE LIMÓN

En Shavuot decoramos nuestra casa con flores para recordar la montaña sobre la cual Dios nos entregó la Torá. Esta receta también es presentada en forma de flor para adecuarse al tema de la festividad.

Muchas veces al preparar platillos simples la presentación es clave. A toda dueña de casa le gusta causar una buena impresión. El salmón es un aperitivo bastante básico que se ofrece en muchas cenas festivas pero servirlo en forma de flor lo hace muy especial, ¡y recibe delirantes críticas de mis invitados! Yo sirvo porciones relativamente pequeñas ¡para dejar espacio para el resto de esta espectacular cena!

Ingredientes:

  • 2 cucharadas de jugo de limón.
  • 1 cucharada de aceite.
  • 1 cucharada de páprika.
  • 1 cucharada de cúrcuma (opcional).
  • ½ tomate hecho puré.
  • 2 dientes de ajo frescos molidos.
  • 3 filetes de salmón cortados por la mitad a lo largo.

Instrucciones:

Combina los primeros 6 ingredientes. Haz una pasta y unta generosamente los filetes de salmón por todos lados. Aceita bien una lata para muffins y toma la mitad de un pedazo de pescado y enróllalo en la lata para muffins. Debiera entrar cómodamente. Hornea a 220ºC durante 10 a 15 minutos hasta que el pescado esté dorado. Sirve frío o caliente. Decora con hojas de apio y una rodaja de limón o lima.

Preparación 15 minutos

Para 6 porciones.

SOPA DE CREMA DE CHAMPIÑONES

Ingredientes:

  • 450 gramos de champiñones blancos.
  • 6 cucharadas de mantequilla.
  • 1 cebolla pequeña, picada relativamente fina.
  • 1/3 taza de harina.
  • 3 tazas de agua.
  • Sal y pimienta, a gusto.
  • ½ taza de crema ácida.

Instrucciones:

Lava bien los champiñones, pela la parte de arriba y quita los tallos. Rebana los casquillos, y pica los tallos.

Derrite la mantequilla o aceite en una olla grande o en una olla de hierro fundido a fuego medio. Saltea las cebollas hasta que estén transparentes y agrega los champiñones rebanados a la olla. Saltea hasta que los champiñones estén blandos, aproximadamente 5 minutos.

Utilizando una espumadera, saca algunas rebanadas de champiñones y guárdalas para decorar. En un plato aparte revuelve 1 cucharada de harina con ½ taza de agua removiendo todos los grumos hasta que estén bien combinadas. Agrégala a la olla y agrega gradualmente el agua restante, revolviendo constantemente hasta que se haya espesado. Sazona con sal y pimienta negra a gusto. Haz la sopa puré con una licuadora de inmersión. Agrega crema ácida. Cocina suavemente durante otros 5 minutos. Decora con las rebanadas de champiñones que dejaste aparte.

Sirve en recipientes lindos y ponle crutones encima.

Preparación 20 minutos.

Para 6 porciones.

PASTA CON BRÓCOLI Y PIÑONES

Un delicioso platillo que es fácil de preparar por adelantado y calentar cuando se necesita para la cena de Iom Tov láctea. Cualquier pasta funcionará con este platillo. Mi favorita son los fideos anchos, o fideos penne que aparecen en la fotografía.

La belleza de este platillo, aparte de la rapidez desde la olla al plato, es como el brócoli absorbe la ligeramente cremosa salsa de queso. Siempre me encuentro queriendo que hubiese más brócoli y menos pasta cuando lo como.

Los piñones proveen pequeñas explosiones de sabor con un poco de contraste de textura.

Nota: puedes sustituir los piñones con semillas tostadas de sésamo, de maravilla o de calabaza.

Ingredientes:

  • 400 gr. de fideos anchos, corbatitas o penne.
  • 2 cucharadas de aceite de oliva.
  • 2 puñados de piñones tostados.
  • 2 dientes de ajo, rebanados finos.
  • 900 gramos de brócoli congelado.
  • ½ taza de crema ácida.
  • 2 puñados grandes de queso rallado.
  • Queso rallado o parmesano adicional, para servir.

Instrucciones:

Hierve en una olla muy grande agua con sal.

Calienta el aceite en una sartén grande a fuego medio-bajo. Agrega los piñones o las semillas, el ajo y cocina, revolviendo ocasionalmente hasta que estén dorados. Retira del fuego.

Cocina la pasta de acuerdo a las instrucciones del paquete. Ajusta tu cronometro para que suene tres minutos antes de que la pasta esté lista. Cocina la pasta y cuando suene la alarma, agrega el brócoli y continúa cocinando por los tres minutos restantes o hasta que la pasta esté al dente y el brócoli de color verde brillante y cocido. Reserva una taza del agua de cocción y luego cuela inmediatamente.

Regresa la sartén a fuego bajo y agrega la pasta y el brócoli. Agrega la crema ácida y los piñones. Revuelve para combinar todos los ingredientes, luego agrega queso y revuelve nuevamente hasta que el queso se haya derretido. Si se ve un poco seco, agrega un poco del agua de cocción reservada hasta que la salsa esté como a ti te gusta. Agrega sal y pimienta a gusto.

Sirve inmediatamente.

Preparación 15 minutos.

Para 6 porciones.

ENSALADA DE REPOLLO CON NUECES Y QUESO FETA

Aquí hay una deliciosa y liviana receta de repollo morado en su máxima expresión. El repollo morado es delicioso crudo pero muchos lo sirven cocido o al vapor ¡con resultados igualmente tentadores!

Ingredientes:

  • 1 repollo morado, rebanado (utiliza dos bolsas de repollo revisado).
  • 240 gramos de queso feta, desmigajado.
  • 2 ramilletes de perejil, picados.
  • 100 gramos de piñones, asados o tostados en una sartén.
  • 1/3 taza de aceite de oliva.
  • 1/3 taza de jugo de limón, recién exprimido.

Instrucciones:

Rebana el repollo morado o vierte el contenido de las bolsas en un recipiente.

Adereza con el aceite de oliva y el jugo de limón.

Cubre con el queso feta desmigajado, el perejil picado y los piñones o semillas. Mezcla bien y sirve en lindos pocillos de ensalada, ¡o como parte del platillo principal!

Sugerencias:

Puedes sustituir el queso feta con tu queso favorito y servirla como platillo principal. Sustituye los piñones con otras semillas como sésamo o maravilla. Sustituye el perejil por cilantro u otras hierbas frescas de tu elección.

Preparación 10 minutos.

DELICIOSO CHEESECAKE DE AMARETTO

Ingredientes:

Para la corteza:

  • 1 taza de migajas de galletas Graham.
  • ¼ taza de azúcar.
  • ¼ taza de mantequilla, derretida.

Para la cobertura:

  • ¼ taza de almendras rebanadas, machacadas.
  • ½ cucharada de mantequilla derretida.
  • 1 cucharita de azúcar.

Para el relleno:

  • 450 gramos de queso crema regular, suavizado.
  • 1/3 taza de azúcar.
  • 2 huevos grandes.
  • 1-1/3 taza de crema ácida.
  • 1 cucharada de mantequilla derretida.
  • 1 cucharada de extracto de vainilla.
  • 1 cucharadita de extracto de almendra.
  • 3 cucharadas de licor Amaretto.

Instrucciones:

Prepara la corteza:

Precalienta el horno a 160°C y coloca una rejilla en la parte más baja. Combina las migajas de galletas Graham, el azúcar y la mantequilla derretida en un recipiente pequeño hasta que todo esté bien mezclado. Transfiere a una fuente de fondo desmontable de 23 cm. y presiona firmemente para formar una capa pareja en el fondo. Deja aparte.

Prepara la cobertura:

Con el cuchillo de un procesador de alimentos tritura las almendras en trozos grandes. En un recipiente pequeño, mezcla las almendras con la mantequilla derretida y el azúcar. Extiende en una fuente para horno forrada con papel aluminio y ponla a tostar ligeramente en el horno mientras preparas el relleno, unos 7 u 8 minutos. Deja aparte.

Prepara el relleno:

En un recipiente grande, bate el queso crema, el azúcar y los huevos hasta que estén suaves. Agrega la crema ácida, la mantequilla derretida, el extracto de vainilla, el extracto de almendras y el Amaretto y mezcla hasta que todos los ingredientes estén completamente combinados y suaves. Vierte en la fuente de fondo desmontable, pon en una bandeja de horno y hornea por 45 minutos. El pastel debería parecer listo pero aún moverse en el centro si se agita suavemente de lado a lado.

Cuando el cheesecake esté listo, apaga el horno, y deja el pastel en el horno por unos 30 minutos. Los cambios graduales de temperatura ayudan a prevenir que la parte de arriba se quiebre. Retira del horno, rocía con la cobertura uniformemente sobre el pastel y pon en una rejilla para enfriar durante otros 30 minutos. Transfiere al refrigerador por un mínimo de 4 horas.

Preparación 20 minutos.

Para 12 porciones.

Notas:

Para coberturas diferentes: Guarda una cucharada de migajas de galletas Graham para cubrir. También puedes hacer una versión de naranja – sustituye el extracto de almendra por extracto de naranja y el Amaretto por Grand Marnier (o Triple Sec). Cubre con un poco de chocolate amargo en láminas.

JALÁ DE FLOR ORIGINAL

Receta Basica de Jalá

Ingredientes:

  • 2 tazas de agua.
  • 2 cucharadas de miel.
  • 1 cucharada de levadura seca o 50 gramos de levadura fresca.
  • ½ taza de aceite (nosotros usamos canola, pero vegetal está bien).
  • 6 tazas de harina blanca.
  • 2 cucharaditas de sal.
  • 1 yema de huevo para pintar.
  • Semillas de sésamo o de amapola o azúcar de canela para cubrir (opcional).

Instrucciones:

Mezcla ½ taza de agua con ½ cucharada de miel y la levadura. Déjala activarse hasta que se formen burbujas, aproximadamente 10 minutos. Deja aparte. En un recipiente agrega sal, 1½ cucharada de miel, harina, aceite y 1½ taza de agua y agrega la levadura fermentada. Amasa hasta que una masa suave y semi-firme se forme. Deja la masa leudar por 1 hora, golpéala para que baje y luego déjala leudar otra media hora.

También puedes usar tu propia receta favorita de Jalá.

La masa ahora está lista para ser usada para la flor.

Toma una bola de masa y forma un círculo. Pon el círculo de masa en papel pergamino dejando espacio para que crezca.

Luego córtale 5 hendiduras a la circunferencia del disco de masa para hacer 5 pétalos.

Para crear una segunda capa de pétalos, corta tiras de masa de 2,5 cm. amásalas y pon un pedazo sobre cada pétalo. Para terminar la flor pon unas cuantas pequeñas bolas de masa encima haciendo una hendidura al medio de la masa para que todas las capas se mantengan en su lugar.

Deja leudar por otros 30 minutos.

Pincela la jalá en forma de flor con el batido de huevo. Rocía con tus semillas favoritas.

Hornea a 180ºC hasta que esté dorada, aproximadamente ½ hora.

¡Jag Sameaj!