Una mascota puede aliviar la ansiedad, la soledad y ayuda a que las personas se concentren en algo más que no sea la pandemia. Las mascotas requieren cuidado y tiempo, ambas demandan atención personal, acciones importantes para cambiar el foco de atención de los problemas cotidianos.

Se dice que un perro es el "mejor amigo del hombre". Los perritos son animales fieles, devotos a sus amos y siempre tienen una actitud positiva. Son compañeros cariñosos que responden de inmediato al trato que reciben. Perciben el peligro y lo expresan, por lo que su compañía, además de hacer más llevadero el aislamiento, también provee seguridad.

El cuidado de los animales implica responsabilidad y obligación. Ello enseñan lo que es ser humilde al depender de otros para comer. Muestran agradecimiento hasta por una galleta pequeña y sin mucho sabor. El tener una mascota nutre el sentimiento de compasión y nos hace mejores personas.

Quizás para un amante de los animales estos conceptos son obvios ya que su experiencia los ha sensibilizado. Pero para las personas que no tienen la relación con alguna mascota, se hace difícil entender los beneficios de esta relación tan especial.

Las personas que tienen una mascota y la cuidan con gusto, sus niveles de estrés disminuyen, el estímulo de tener una compañía compensa la necesidad de salir a la calle o a trabajar y reduce las carencias que el distanciamiento social generó.

Estudios establecen que al tener cerca una mascota en el momento de recibir malas noticias, la persona puede tolerar un poco mejor el dolor que siente, ya que no está sola. También puede hablar de problemas íntimos con su mascota desahogándose y liberar su malestar verbalizando aquello que le lastimó. Aunque no se recibe una respuesta verbal, generalmente las personas se sienten comprendidas.

Ahora bien, hay que recordar que la mascota por más linda y buena que sea, no debería nunca sustituir las relaciones humanas.

Se puede pensar que la forma en que una persona trata a los animales debería ser un reflejo de la forma en que trata a otras personas, sin embargo, hay muchas personas que sienten más cariño, compasión y tolerancia con los animales que con sus propios parientes.

Una mascota es un ser vivo, el cual aporta grandes beneficios y enriquece la calidad de vida de muchas familias o personas que viven solas. Pero las relaciones humanas, por más complicadas que sean, son necesarias.

Es bueno comunicarse con alguien que pueda contestar en el mismo idioma y que te ayude a pensar ofreciendo sus opiniones y sus distintos puntos de vista.

Por ahora, y a pesar de las consideraciones descritas, los nuevos padres de mascotas dicen que están agradecidos por el nuevo "miembro de la familia" en esta pandemia y muchos dicen que: “Adoptamos esta mascota porque la vida continúa, todo saldrá bien y de esta, juntos vamos a salir”.

La receta: Buscando esperanza

Ingredientes:

  • Servicio – ayudar a otros con gusto y sin condiciones
  • Compasión – cariño y comprensión ante seres más indefensos
  • Ilusiones – deseos de un porvenir alentador
  • Agradecimiento – gratitud y humildad para recibir las cosas buenas

Afirmación positiva para tener esperanza junto a una mascota:

Tengo fe en que todo va a estar bien. Me aferro a la vida y a todo lo bueno que ésta me regala. Mi mascota me enseña que las cosas pequeñas me pueden hacer feliz. Una caricia y la buena compañía son suficientes para vivir otro nuevo día con esperanza y alegría. Cuidar, proteger y ayudar a las personas y a las mascotas que me necesitan, me hace ser mejor persona.

Cómo encontrar esperanza:

  1. La esperanza es el ingrediente esencial para poder vivir. La esperanza nutre el optimismo y la alegría. Cuando uno tiene esperanza tiene todo lo que necesita para luchar y encontrar nuevas salidas.
  2. La esperanza que se cultiva, crece y se fortalece. En el momento en que uno siente y reconoce que no está solo, surge un rayito de esperanza, el cual alumbra el alma y alienta al corazón.
  3. Tener esperanza es ver la vida con un buen color. La esperanza es un ingrediente positivo que permite encontrar la paz en los pensamientos, enseña lecciones importantes y transforma momentos ordinarios en pruebas invaluable con sentido, consuelo y compasión.

"Tener esperanza es tener todo lo que se necesita para vivir".


Extraído de recetasparalavida.com