Mientras el mundo se tambalea después de los sangrientos ataques terroristas en París, los padres enfrentamos un desafío especial: cómo discutir los ataques con nuestros hijos. He aquí cinco estrategias para entablar una conversación y ayudar a nuestros hijos a lidiar con esto.

1. ¿Qué necesitan saber nuestros hijos?

Todos nos beneficiamos cuando procesamos nuestros sentimientos y miedos hablando sobre temas importantes con otros. Pero es importante entender que los niños procesan la información de forma diferente. Cierta información que puede ser apenas desconcertante para un adulto, puede ser seriamente traumática para un niño.

Sorprendentemente, después de tragedias como esta, los niños mayores son los más vulnerables. La Dra. Susie Burke de la Sociedad Psicológica Australiana, una psicóloga con mucha experiencia en este campo, indica que: “No son los niños pequeños —quienes probablemente ni siquiera entienden lo que están viendo—, sino los niños un poco mayores —quienes están suficientemente conscientes como para entender lo que están viendo— quienes son más propensos al trauma. Ellos son los que se ven más afectados, pues no necesariamente entienden que lo acontecido fue un hecho único discreto y aislado”, explica ella.

Antes de discutir los ataques de París con tus hijos, detente un instante y pregúntate: ¿Qué espero lograr con esta conversación? ¿Cuáles son mis objetivos educativos en esta discusión? Intenta mantener las conversaciones enfocadas en los miedos y preocupaciones de los niños, no necesariamente en los tuyos.

2. Explícales que forman parte de una comunidad fuerte.

Como padres, es nuestra labor asegurarnos de que nuestros hijos se sientan seguros y a salvo. Esto puede ser un desafío extra después de eventos como los recientes ataques en París. Afortunadamente no estamos solos. Mostrarles a nuestros hijos que otras personas comparten nuestra indignación y disgusto puede ayudarlos a validar sus sentimientos y ayudarlos a sentirse más seguros en un mundo que repentinamente asusta.

Considera mostrarles a tus hijos fotos de la Knéset, el parlamento israelí, con luces rojas, blancas y azules de la bandera francesa y otros hitos internacionales alrededor del mundo que también exhibieron los colores de Francia. Vean fotos o videos de las vigilias que se llevaron a cabo en Tel Aviv o en otras ciudades en honor a las víctimas de los ataques de París. Estas simples imágenes pueden tener un poderoso impacto en los niños.

3. Fortalece a tus hijos.

Leer sobre tragedias horribles en ciudades lejanas puede hacernos sentir impotentes, puede hacernos sentir que no tenemos cómo ayudar, y a menudo los niños son más propensos a sentirse de esta manera.

Explícales a tus hijos que, incluso al enfrentar violencia horrible en ciudades lejanas como París, hay cosas reales y concretas que todos podemos hacer para ayudar. Intenten pensar en familia en cosas que pueden hacer para ayudar y cómo mostrar solidaridad con las víctimas en París. A modo de ejemplo, podrían recolectar fondos para ayudar a las familias de las víctimas o enviar mensajes de apoyo. Revisa si tu comunidad local está aceptando donaciones para ayudar a las víctimas del ataque en París. O puedes ampliar tu búsqueda y a ayudar a víctimas del terrorismo en otros países, como por ejemplo en Israel.

El rezo es otra poderosa forma de marcar una diferencia, particularmente en épocas estresantes. Considera crear tu propio rezo, o utilizar rezos existentes que se pronuncian en momentos de angustia. El salmo 20 es un rezo judío tradicional que ha proporcionado consuelo a las personas por miles de años.

4. Apaga la TV.

Puede ser tentador estar pegado a la TV, radio o computadora, pero la saturada cobertura de eventos perturbadores puede hacer que la experiencia sea incluso más traumática que vivirlos directamente.

Esa fue la sorprendente conclusión de un gran estudio en el 2013 que analizó la cobertura de los medios del bombardeo de la Maratón de Boston: investigadores de la Universidad de California en Irvine, encontraron que las personas que estuvieron expuestas a intensiva cobertura del ataque por varias horas cada día experimentaron niveles más altos de estrés que las personas que estuvieron en el sitio del ataque.

Intenta apartar ciertos momentos durante el día para actualizarte sobre las últimas noticias en vez de permitir que una transmisión constante eleve el nivel de estrés en tu hogar.

5. Fortalece a tu familia.

El tiempo familiar puede ser un antídoto poderoso contra el estrés. Pasar tiempo juntos puede abrir importantes canales de comunicación, y estar juntos puede ayudar a que los niños se sientan amados y protegidos.