Las escuelas de todo el mundo se están cerrando. Los padres se preguntan qué hacer.

La verdad es que yo soy muy hogareña, así que aunque este evento puede ser un desafío para todos, a primera vista no me parece algo tan malo. Más bien lo veo como una oportunidad de compartir con nuestros hijos, quedarnos hasta más tarde en pijama, tiempo en familia y, espero, más tiempo para escribir.

Después de haber dicho esto, yo sé que a todos nos viene bien un poco de aliento en estos momentos. Aquí hay 8 cosas que pueden ayudarnos:

1. Elegir tu mantra:

El año pasado mi familia tuvo algúnos desafíos. Una amiga sabia me recomendó fijar para mí misma un mantra, un objetivo. “Toma la decisión de estar alegre, fuerte o calma. Sólo una cosa, no las tres juntas, y entonces hazlo”.

Yo elegí ser fuerte. Mi mantra fue: “Yo soy fuerte, puedo enfrentar esto”. Funcionó. No el 100% del tiempo, pero la mayoría del tiempo. Me negué a decir: “No puedo con esto”, lo cual hasta ese momento era mi proceso de pensamiento.

Por lo tanto, elige un mantra como: “Voy a aprovechar al máximo este período”. Cualquier cosa que funcione y tenga sentido para ti, y apégate a eso.

Puede ser que no te mantenga enfocado todo el tiempo. Sin duda habrá momentos estresantes, pero tener un foco claro sin duda ayuda a mantenerse centrado.

2. Ser positivo:

Queremos transmitir a nuestra familia una vibración positiva. Como padres, somos los capitanes del barco. Si tomas una postura negativa, eso definitivamente afectará a toda la familia.

Por lo tanto, en vez de decir: “¡No puedo creerlo! ¡Qué horrible, todos en casa tantos días! ¿Qué vamos a hacer?”. Di: “¡Qué maravilloso! ¡Unas mini vacaciones! Estaremos en casa durante muchos días. También puede ser un desafío, pero sé que nuestra familia puede superarlo. ¡Nuestra familia sabe divertirse donde sea que esté!”.

Algo más, no dejes que tus hijos te escuchen cuando hablas con amigos sobre lo difícil que es tener a todos en casa. Si necesitas descargarte, y lo precisarás, trata de hacerlo en privado.

3. Rivalidad entre hermanos:

Tener mucho tiempo en familia implica que inevitablemente habrá peleas. Simplemente esa es la realidad de la situación.

En vez de decir: “¡Mejor que no haya peleas!”, trata de ser realista al respecto: “Puede que haya algunas peleas, eso es lo que ocurre cuando las personas pasan mucho tiempo juntas”.

“Con seis personas en la casa, seguramente habrá desacuerdos…”

Luego puedes continuar con una declaración más positiva:

“Es bueno que seamos una familia que se concentra en las soluciones…”

“Encontraremos una forma de llevarnos bien…”

4. Tener una reunión familiar:

Por lo general mantenemos nuestras discusiones importantes a la hora de la cena.

Trata de pensar en los siguientes puntos:

  • Formas de minimizar las peleas

  • Actividades divertidas que puedan hacer

  • Reglas para el uso de las pantallas

  • Alguna clase de programa y horario (ver el número 5)

Es importante recibir muchas ideas de los niños. Ellos pueden tener ideas maravillosas que realmente funcionan. Entonces, cuando se ponga en acción el plan, estarán más comprometidos a cumplirlo.

5. Respecto a un programa y horario:

Todos funcionamos mejor cuando tenemos un programa. Queremos disfrutar y divertirnos, (ver número 7) pero como padres necesitamos imponer alguna estructura. Lo mejor es que la hora de la comida, el tiempo de pantalla, el tiempo de estudio, la hora de bañarse, actividades dentro/fuera de la casa formen parte de un programa. Seguirá quedando mucho lugar para la flexibilidad, por ejemplo la hora de irse a dormir puede ser más tarde de lo habitual, pero de todas maneras hay una hora de ir a la cama.

Recuerda, todos pueden beneficiarse de un poco de tiempo a solas, especialmente los padres. Es bueno para todos que cada uno se retire a su habitación con un libro o con un juego silencioso entre media hora y una hora cada día. Los adolescentes lo harán de forma natural. Sin embargo los niños pequeños necesitarán un incentivo. Una madre organizó una caja especial con juguetes que sus hijos sólo tienen permitido usar durante esa hora tranquila. Es una maravillosa manera de permitir que todos recarguen sus baterías.

6. Salir:

El Dr. Sender, un pediatra de nuestra zona, dice que el aire fresco es una de las mejores formas de mantener alejado al virus. Salgan. En este momento, si están en cuarentena no pueden ir más allá de su balcón o su patio, pero también eso ayuda.

7. Disfrutar:

Ya sé que parezco mi abuela, pero no me importa. Disfruten el tiempo con sus hijos. Crecen demasiado rápido. Esta oportunidad especial no volverá a presentarse (esperemos) muy pronto.

Asegúrate de tener algunas diversiones “antiguas”. Lean, horneen, planten flores, hagan masa, construyan un fuerte con almohadones, carpas con colchas y salgan a mirar las nubes.

8. Actos de bondad:

Es útil fijar cierto tiempo para que tu familia piense en otros. No podemos ir de visita ni recibir huéspedes, y la organización de bikur jolim de nuestra zona no recibe comida casera como generalmente lo hace. Tenemos que ser creativos. Quizás llamadas de teléfonos a abuelos en cuarentena. También se puede rezar por nuestra salud y por la de todos los habitantes del mundo.