A diferencia de otras festividades, no hay un menú completo para Tu B'Shvat. Sin embargo hay una antigua y aún practicada costumbre entre algunos de comer 15 frutas, porque la fecha de la festividad es 'Tu', el valor numérico en letras hebreas para el 15avo día del mes de Shvat. Eso suena intimidante, pero cuando consideras que cualquier cosa que crece en un árbol cuenta como fruta (incluyendo las nueces) este número no es tan difícil de alcanzar.

Aquí hay algunas recetas que doblan y triplican el cuociente de frutas, permitiéndote comer 15 frutas fácilmente.

PASTEL DE TU B'SHVAT

Esto es más un muffin que un pastel. Sabe mejor cuando se acompaña de un café caliente o una taza de te chai o el simple y clásico chocolate caliente.

Cierne:

  • 3 tazas de harina integral para pastel
  • 3 cucharitas de polvos de hornear
  • ½ cucharita de sal

y luego agrega:

  • ¾ taza de azúcar rubia
  • 1 huevo (preferiblemente de campo)
  • 2 cucharadas de mantequilla o margarina derretida
  • 1 taza de una mezcla de nueces y frutas secas picadas (yo hice el mío con cáscaras de etrog confitadas, pero puedes agregar almendras, avellanas, dátiles, pasas, higos, damascos y lo que se te ocurra).

Hornea a 175°C en una fuente engrasada por 50 minutos o hasta que esté seco.

También es rico tostado.

MANZANAS HORNEADAS DE TU B'SHVAT

Es increíble cuán cremosas y deliciosas quedan las manzanas cuando las pones en el horno. Este es un postre fácil, clásico y saludable que puede prepararse en minutos.

  • Manzanas verdes firmes o cualquier otra manzana para hornear (no las rojas porque son muy blandas).
  • Silan (miel de dátiles).
  • Almendras rebanadas, pasas, trozos de dátiles (opcional).

Utilizando un descorazonador de manzanas has un hoyo hasta dos tercios hacia abajo a través de la manzana para crear un bolsillo.

En ese bolsillo vierte silan y agrega pasas, rebanadas de almendras y avellanas, trozos de dátiles y todo lo que te guste.

Hornea a 180°C por 40-45 minutos hasta que estén blandas.

Sirve de inmediato. Si realmente quieres algo rico, agrega una porción de crema batida sobre cada manzana.

BROWNIES DE ALGARROBAS

Los algarrobos crecen por todos lados en Israel. Cuando yo era niña las vainas de algarrobo, las cuales llamábamos bukser, siempre estaban incluidas en las canastas de fruta israelí que recibíamos para Tu B'Shvat. Las algarrobas son una alternativa sin cafeína para el chocolate.

Precalienta el horno a 175°C.

En una olla, derrite un cuarto de taza de mantequilla y una taza de azúcar rubia. Revuelve hasta que la mezcla esté suave.

Deja enfriar ligeramente y luego agrega un huevo, ½ taza de harina, una cucharita de polvos de hornear, una cucharita de vainilla y una pizca de sal.

Agrega 3 cucharadas de polvo de algarrobas.

Hornea por 20-25 minutos en una fuente engrasada de 23x23 cm.

Pueden almacenarse congelados.

CONFITE DE CÍTRICO (MERMELADA DE ETROG)

Mi vecina Gilslaine Assouline colecciona etroguim, el cítrico usado para propósitos rituales en Sucot, de todo el vecindario y los agrega en esta singular receta dulce. Luego ella lo regala a mujeres embarazadas como segulá (buen augurio) para un parto fácil.

No es difícil de preparar pero es un proyecto que requiere un poco de planificación adelantada. Los resultados son deliciosos y es un excelente uso para los etroguim después de la fiesta de Sucot.

  • Etroguim
  • Azúcar
  • Agua

Limpia los etroguim bien con agua y jabón. Con un rallador o un pelador raspa la cáscara ligeramente para retirar cualquier suciedad o restos de insectos.

Con un cuchillo afilado, rebana la fruta en rodajas y luego en trozos rectangulares más pequeños. Descarta la pulpa.

Esta mermelada se hace con la cáscara.

Cubre los trozos de etrog con agua y una cucharada de sal gruesa. Cubre el frasco.

Déjalo estar por un día, luego tira el agua salada y remplaza con agua fresca.

Cambia el agua una vez al día durante los siguientes dos días.

Para el tercer día, el agua de remojo se habrá puesto de color amarillo brillante.

Luego cocina los trozos de etrog junto con el agua a fuego bajo durante 40 minutos y cuela.

Luego agrega azúcar. Para una taza de rebanadas de etrog agrega ¾ de taza de azúcar y ¼ de taza de agua.

Hierve todo junto en una olla cubierta revisando de vez en cuando para ver que el azúcar se esté derritiendo.

Tu meta es crear una especie de jarabe. Prueba a ver si la mermelada está lista sacando una gota del jarabe de la olla. Si la gota está pegajosa al tacto, entonces está lista.

Cuando esté lista, apaga el fuego y deja la mezcla en una olla cubierta sobre la estufa durante 12 horas. Luego guarda en frascos de vidrio o plástico y refrigera.