Toc, Toc… es tu computador.

Sí, tu computador. ¡No estás soñando!

Tengo algo que decirte.

¿Recuerdas hace mucho tiempo cuando convenciste a tu jefe/pareja/padre de comprarme? Tú les prometiste a ellos que me necesitabas para ser más productivo, ¿verdad?

Les vendiste el escenario de que si tan solo pudieras tenerme podrías generar más ventas y traer más clientes, o podrías finalmente reconciliarte con tu estado de cuentas, o podrías hacer más investigación para tu trabajo universitario para obtener una mejor calificación.

Bueno, ¿Qué pasó? ¿Dónde está toda la productividad e investigación que se suponía que ibas a hacer?

Yo sé, es siempre la misma rutina.

Dan las 9 AM y empiezas revisando tu correo electrónico. Luego escaneas las noticias.

En algún momento revisas el nuevo video clip que están transmitiendo en Youtube, o quizás chateas con tus amigos en Facebook.

A veces vez una llamativa publicidad y haces clic en ella por curiosidad y… bueno, cuando te das cuenta, estamos en un lugar en el que sabes que no deberíamos estar.

Aceptémoslo, tú pasas más tiempo conmigo del que deberías. Y no sólo en cosas sanas y puras. Tú sabes a lo que me refiero…

Demasiado tarde, no te preocupes de borrar los rastros de "mis favoritos" o el historial de tu explorador para que nadie más sepa de esto. Porque yo ya lo sé. ¡Y Él lo sabe también!

¿Quién es Él?

Estoy hablando del Gran Jefe en el cielo; Estoy hablando acerca del Súper Administrador; ¡Estoy hablando de Dios!

Él tiene un registro de cada sitio en el que has estado, y no puedes hackear Su computador para borrarlo.

Él tiene un registro de cada sitio en el que has estado, y no puedes hackear Su computador para borrarlo.

¿Fuerte, no?

Pero no ha terminado.

Tan solo en unos días será Iom Kipur y le estarás rezando al Súper Administra… eehh… a Dios que está arriba en el cielo, para que te perdone, pidiéndole que borre la pizarra y tratando de limpiar tu registro en general.

Para poder inclinar la balanza a tu favor, quizás deberías intentar tomar una nueva resolución. Después de todo, tienes que mostrar que eres serio. Dios sabe cuando es solamente una falsa alabanza. Y yo tengo justo la resolución que es buena para ti y para mí.

Relájate – no voy a decirte que hagas algo imposible como apagarme y tirarme por la ventana.

Solamente estoy sugiriendo esto: Antes de que te sientes a navegar, tómate un momento para detenerte y pensar. Has una lista de lo que necesitas llevar a cabo en el computador (sí, ese soy yo) durante la actual sesión y no visites ningún sitio que te desvíe de tu "Misión" en Internet.

Ya está, no estuvo tan mal, ¿cierto?

Yo sé, a veces funcionará y otras veces no, pero por qué no intentarlo. Yo pienso que estarás muy sorprendido de lo que descubrirás.

OK, me estoy cansando y me voy a ir a modo de hibernación. Despiértame si me necesitas. Shaná Tová.

Utiliza la sección de comentarios abajo para decir que solución de administración de uso de Internet funciona para ti, así todos podremos beneficiarnos de ella.