Los milagros de Janucá, encender las velas, deliciosos bocadillos… estos son sólo algunos de mis aspectos favoritos de Janucá. También espero estos días probar nuevas recetas y preparar platillos especiales y un poco más indulgentes. ¡Tenemos 8 noches para disfrutar de una variedad de comidas con aceite! Estas son algunas de mis nuevas recetas favoritas de Janucá. Son divertidas, deliciosas y crocantes (¡la fiesta del aceite!).

BOCADILLOS CROCANTES DE POLLO FRITO

Fotos de foodnetwork.com y paleoleap.com

Rinde 6 porciones

¡Janucá es el momento para freír! Durante el año, casi nunca prepara comida frita, así que guardo para estos días mis recetas favoritas. Esta receta es diferente porque la salsa para marinar tiene un sabor cítrico ácido y salsa de soya.

  • ¼ taza jugo de limón fresco

  • ¼ taza de salsa de soya

  • 1 cucharada de azúcar negra

  • 750 gramos de muslo o pechuga de pollo sin piel ni hueso, cortados en trozos de 3 centímetros

  • Unas 2 tazas de aceite vegetal

  • ½ taza de harina multipropósito

  • ½ cucharadita de pimentón dulce

  • ½ cucharadita de ajo en polvo

  • 1 cucharadita de sal

  • ½ cucharadita de pimienta negra fresca molida

Mezclar en un bol pequeño el jugo de limón, salsa de soya y azúcar hasta que el azúcar se haya disuelto. Agregar el pollo y revolver para cubrir. Dejar marinar unos 25 minutos.

Poner 2,5 centímetros de aceite en una sartén de 30 centímetros de diámetro, a fuego medio-alto. Calentar el aceite hasta que empiece a burbujear ligeramente.

Mientras el aceite se está calentando, mezclar la harina, pimentón, sal, ajo y pimienta en un bol no demasiado profundo. Sacar el pollo de la salsa y secarlo un poco. Pasarlo por la harina, sacudir el exceso y dejarlo en un plato.

Freír el pollo en 3 tandas, volteándolo ocasionalmente, hasta que esté de un color dorado intenso y completamente cocido, 6 a 7 minutos cada tanda. (Si el pollo se oscurece demasiado rápido, bajar el fuego). Escurrir sobre toallas de papel.

COLIFLOR FRITA CON LIMÓN Y CÚRCUMA

Foto de saveur.com

Me encanta el sabor y la contextura de esta receta. La coliflor tiene un gusto suave y realmente absorbe el rico sabor del limón y del aceite de oliva. Puedes usar coliflor fresca o congelada, pero asegúrate de descongelarla por completo, escurrirla y secarla muy bien antes de usarla.

  • 1 cabeza de coliflor (aprox. 1 kilo), cortada en racimos de 2,5 cm.

  • 1 ½ taza de harina

  • 1 cucharada de ralladura de cáscara de limón, y algunos cuartos de limón para servir.

  • 1 cucharadita de cúrcuma

  • ½ cucharadita de pimienta de cayena

  • 1 cucharadita de sal gruesa

  • ¼ cucharadita de pimienta negra fresca molida

  • 5 huevos

  • Aceite de canola, para freír

  • Perejil picado, para decorar

Llevar a hervor una olla grande de agua con sal. Agregar la coliflor y cocinarla hasta que esté apenas tierna, unos 5 minutos. Con una espumadera, transferir la coliflor a un baño de hielo hasta que se enfríe; colar y secar completamente con toallas de papel.

Calentar 5 cm de aceite en una olla de 6 litros, hasta que el aceite burbujee. Mezclar la harina, ralladura, cúrcuma, cayena, sal y pimienta en una fuente para horno poco profunda. Trabajando por tandas, sumergir la coliflor en harina, sacudir el exceso, luego pasarla por huevo y una vez más por harina. Freír, girar cuando sea necesario, hasta que esté dorada y crocante, entre 30 segundos y 1 minuto. Sacar con una espumadera y escurrir sobre toallas de papel. Sazonar con sal y pimienta. Decorar con perejil y servir de inmediato.

CLÁSICO PASTEL DE NARANJA Y ACEITE DE OLIVA

Foto de bowlofdelicious.com

Rinde 8-10 porciones

Un giro al tradicional pastel de vainilla. Esta receta combina el sabor del aceite de oliva y la naranja. Es dulce y rico, pero suficientemente ligero como para comerlo en el desayuno. Se puede servir tibio o frio. Si lo deseas, puedes prepararle un glaseado y decorarlo con más ralladura de naranja.

  • 8 cucharadas de margarina sin sal

  • 1 ¾ taza de harina multipropósito

  • 1 ½ cucharadita de polvo de hornear

  • ¼ cucharadita de sal

  • ¾ taza aceite de oliva extra virgen

  • 3 cucharadas de leche de soya, leche no láctea o crema no láctea

  • 4 huevos grandes, a temperatura ambiente

  • 1 taza de azúcar

  • Ralladura de la cáscara de una naranja

Precalentar el horno a 180°C. Aceitar un molde redondo de 20 centímetros de diámetro.

En un bol mediano, cernir la harina, polvo de hornear y sal. En otro bol mediano, batir la margarina derretida con el aceite de oliva y la leche de soya.

En el bol de la batidora eléctrica, batir los huevos con el azúcar y la ralladura de naranja hasta que quede pálido y espeso, unos 3 minutos. Agregar los ingredientes secos y líquidos, alternando con la mezcla seca de harina y la líquida (margarina con aceite), comenzando y terminando con los ingredientes secos. Verter la mezcla en el molde preparado.

Hornear unos 30 minutos, hasta que el pastel esté dorado y los lados se despeguen del molde. Transferir el pastel a una rejilla y dejar enfriar antes de servir.

GALLETAS FRITAS

Foto de Taste of Home

Rinde 8 porciones

Otro favorito de niños y adultos. Lo lamento, pero te van a pedir que las prepares una y otra vez. He probado esta receta en varias fiestas y siempre resultan grandiosas, ¡especialmente recién salidas del congelador! Usa cualquier galleta u oblea, mini tarta o pastel, todos quedan espectaculares.

  • 18 galletas tipo Oreo, su equivalente parve, o cualquier galleta de tu elección

  • Aceite vegetal para freír

  • 1 taza de mezcla de galletas (comprado si es posible, hay una receta más adelante)

  • 1 huevo grande

  • ½ taza de leche de soya, crema no láctea o leche

  • Azúcar glas para espolvorear

  • 18 palitos de madera

En cada uno de los palillos de 10 centímetros, poner una galleta, insertando la punta del palillo en el relleno de la galleta. Congelar hasta que estén firmes, aprox. 1 hora.

En una sartén de hierro fundido profunda o en una freidora, calentar aceite a 190°C. Colocar la mezcla de galletas en un bol poco profundo. En otro bol, combinar el huevo con la leche no láctea. Unir con la mezcla de galletas y mezclar sólo hasta que apenas que humedecido (no mezclar en exceso).

Sosteniéndolas por el palillo, sumergir las galletas en la mezcla para galletas para cubrir ambos lados; sacudir el exceso.

Freír las galletas, unas cuantas por vez, hasta que estén doradas, 1-2 minutos de cada lado. Escurrir en toallas de papel. Espolvorear con azúcar glas antes de servir.

MEZCLA CASERA PARA GALLETAS

Se puede preparar la mitad de la cantidad

  • 9 tazas de harina multipropósito

  • ¼ taza de polvo de hornear

  • 1 cucharada de sal

  • 2 tazas de shortening (margarina) (yo uso la variedad que no tiene grasas trans)

En un bol grande, mezclar la harina, polvo de hornear y sal; incorporar la margarina hasta que la mezcla quede como migajas gruesas. Guardar en un contenedor hermético en un lugar fresco y seco o en el congelador hasta 8 meses.