Qué es Januca sin latkes y rosquillas! Tradicionalmente comemos platillos lácteos para celebrar la victoria de nuestra heroína Yehudit sobre el malvado general Helifornis, mientras que al mismo tiempo freímos nuestros deliciosos alimentos en aceite para celebrar la victoria de los Macabeos.

Aquí hay algunas recetas lácteas y/o tradicionales para realzar cualquier cena.

Tradicionales Latkes de Papa Crujientes

Los latkes son un alimento básico de la comida de Januca. Si planeas servir latkes, haz muchos, porque seguramente desaparecerán rápidamente.

Ingredientes:

  • 6 papas.
  • 1 cebolla pequeña.
  • 4 huevos.
  • ½ cucharita de sal.
  • 1/8 de cucharita de pimienta negra (opcional).

Instrucciones:

Ralla las papas en un procesador de alimentos con tu cuchilla favorita; yo prefiero la trituradora ya que los pedazos son un poco más grandes y los latkes salen más crujientes. Exprime el líquido a través de un colador. Agrega el resto de los ingredientes. Mezcla bien.

Calienta aceite en una olla o sartén profundo. Vierte la mezcla a cucharadas y fríe hasta que estén dorados por ambos lados. Seca con toalla de papel para absorber el aceite.

Sirve caliente con salsa de manzana o crema ácida, si lo deseas. Sin nada también son geniales.

Tiempo de preparación: 12 minutos.

Tiempo de cocción: 18 a 24 minutos.

Para 8 porciones.

Cremosos Latkes de Coliflor

Me encanta la coliflor de cualquier forma que se sirva. En honor a Januca aquí hay unos latkes preparados en base a la deliciosa coliflor.

Ingredientes:

  • 1 bolsa de 1 Kg. de coliflor congelada.
  • 2 ajos frescos prensados.
  • ½ cucharita de sal.
  • 6 cucharadas de queso crema bajo en grasas.
  • 2 huevos.
  • 1 cucharada de harina.
  • 1 cucharada de aceite de oliva.

Instrucciones:

Lleva a hervor una olla grande de agua. Agrega la coliflor y hierve durante 10 minutos o hasta que se ablande. Cuela y regresa la coliflor a la olla. Utilizando un moledor de papas, muele la coliflor cocida. Agrega el ajo, la sal, el queso crema, los huevos, la harina y el aceite de oliva, y mezcla bien hasta que estén combinados.

Calienta 3 cucharadas de aceite en una sartén. Vierte la mezcla de coliflor de a cucharadas en el aceite caliente. Cocina hasta que estén bien dorados por ambos lados.

Sirve inmediatamente con una cucharada de crema acida.

Estos se congelan bien, y son deliciosos cuando son calentados en el horno a 150 °C por unos 15 minutos.

Nota: Esta receta es deliciosa cuando se sirve como puré de coliflor, en vez de puré de papas. Solamente debes omitir la harina.

Tiempo de preparación: 7 minutos.

Tiempo de cocción: 25 minutos.

Para 6 porciones.

Quesadillas de Verduras

Las tortillas son muy populares en estos días. La tortillas vienen en varias texturas; de harina blanca, integrales, de tomate o de espinaca. Por consecuencia sus colores varían. Son útiles para cualquier ocasión y son fáciles de servir. La variedad de formas para servirlas es interminable. Aquí hay una receta simple que es casi una cena; a los niños de seguro les encantará esta comida para comer con la mano. Agrégale vitalidad a este platillo contrastando colores de tortillas y sirviéndolas en una variedad de colores.

Ingredientes:

  • 4 tortillas de tu variedad favorita.
  • 2 cucharadas de aceite.
  • 1 cebolla mediana picada.
  • 3 dientes de ajo (opcional).
  • 1 puerro grande cortado en tiras.
  • 1 zapallo italiano (calabacín) en cubos.
  • 1 pimiento rojo cortado en tiras delgadas.
  • 2 cucharadas de salsa Marinera.
  • Sal y pimienta a gusto.
  • 200 gramos de queso Mozzarella rallado o queso para pizza.

Instrucciones:

En un sartén grande saltea las cebollas picadas y el ajo hasta que estén transparentes (8-10 minutos). Agrega los puerros lavados y rebanados, los zapallitos italianos en cubos y el pimiento rojo. Déjalo cocinar durante otros 10-15 minutos hasta que las verduras estén blandas.

Para armar, rocía una bandeja de horno con aceite en aerosol. Pon dos tortillas en la bandeja de horno y espolvorea ligeramente queso Mozzarella sobre ellas. Vierte la mezcla de verduras encima del queso, pon una pequeña capa de salsa Marinera. Espolvorea más queso encima y cubre con las tortillas restantes. Hornea en horno precalentado a 200 °C durante 5 minutos o hasta que el queso esté derretido. Retira del horno, córtalo en las rebanadas deseadas y sirve.

Tiempo de Preparación: 15 minutos.

Para 8-12 porciones.

Para una versión incluso más fácil omite las verduras; sólo deberás rociar las tortillas con queso y salsa marinera, cubre con otra tortilla y hornea hasta que el queso esté derretido; obtendrás resultados igualmente deliciosos.

Apetitosos Palitos de Queso con Salsa Marinera para Untar

Probé estos palitos de queso en un restaurante lácteo mientras visitaba familia fuera de la ciudad. Eran tan deliciosos que quedé enviciada; no me sorprendió que los niños pidieran repetición.

Ingredientes:

  • 12 palitos de queso Mozzarella.
  • 1 huevo ligeramente batido.
  • ½ taza de migas de pan Panko o de migajas de hojuelas de maíz trituradas.
  • 3 cucharadas de aceite de canola.

Instrucciones:

Calienta el aceite en un sartén grande.

En un recipiente bate ligeramente el huevo. Remoja los palitos de queso en el huevo. Luego cubre cada palito con Panko o con las migajas de cereal. Ponlos en aceite caliente y cocina durante 3-4 minutos por lado. Sácalos del sartén y déjalos secar en una toalla de papel. Sirve con salsa marinera o simplemente con ketchup.

Nota: estos palitos de queso también pueden ser horneados durante 5-6 minutos; los resultados no son tan diferentes y se pueden ahorrar muchas calorías de la receta original.

Preparación: 5 minutos.

Para 6 porciones.

Mini Rosquillas Horneadas

Hoy en día hay fuentes de todos los tamaños y variedades para adecuarse a cualquier necesidad. Las rosquillas son mejores fritas, pero si quieres darte el gusto con rosquillas más de una vez en Januca, estas rosquillas horneadas también sirven. Estas útiles fuentes pequeñas hacen fácil el producir rosquillas horneadas. Si no están disponibles, las rosquillas pueden hornearse en latas para panquecitos, las cuales permitirán tu relleno favorito. Las rosquillas horneadas no tienen la corteza crujiente de las rosquillas fritas, pero igualmente saben deliciosas. ¡Vale la pena el cambio para aquellos que son concientes de la salud!

Los niños adorarán ayudarte a decorar estas rosquillas con todo tipo de dulces de colores. Tu imaginación es el límite. Chocolate derretido también es un gran glaseado.

Ingredientes:

  • 1 ¾ taza de harina sin polvos de hornear.
  • ½ cucharita de bicarbonato de soda.
  • ½ cucharita de polvos de hornear.
  • ¼ cucharita de sal.
  • ½ taza de azúcar rubia.
  • 1 huevo grande.
  • 2 cucharadas de mantequilla, derretida y fría.
  • 1 cucharita de extracto de vainilla.
  • ½ taza de leche.

Instrucciones:

Engrasa ligeramente una fuente para rosquillas mini o una lata para panquecitos. En un recipiente para mezclas mediano, junta la harina, el bicarbonato de soda y la sal.

En un recipiente mezclador grande, bate juntos el azúcar rubia, el huevo y la mantequilla derretida hasta que la mezcla esté suave. Agrega batiendo el extracto de vainilla y luego la mitad de la mezcla de harina. Agrega la leche y luego el resto de la mezcla de harina. Mezcla solamente hasta que los ingredientes estén combinados y que no se vean restos de los ingredientes secos. Vierte la mezcla en una bolsa plástica de un litro y enfría durante 1-2 horas. Precalienta el horno a 160°C y saca la bolsa del refrigerador.

Corta la punta de la bolsa y vierte la mezcla en las cavidades de mini rosquillas, llenando cada una hasta 2/3 de capacidad. Hornea durante 9 minutos, hasta que la masa vuelva a levantarse cuando la presiones ligeramente. (Para rosquillas de tamaño regular en una fuente para rosquillas más grande, hornea 12-15 minutos).

Saca las rosquillas de la fuente y ponlas en una rejilla para enfriar. Baña la parte de arriba de las rosquillas en glaseado cuando las rosquillas estén completamente frías y decóralas con dulces, azúcar, especias o lo que se te ocurra.

Deja que el glaseado se seque durante al menos 1 hora antes de guardarlas, ¡o simplemente cómelas y disfruta!

Glaseado de Vainilla:

  • 1 ¼ taza de azúcar glas, cernida.
  • 1 cucharita de extracto de vainilla.
  • 3-4 cucharitas de leche.

Bate todos los ingredientes en un recipiente pequeño y profundo, agregando leche a medida que sea necesario para hacer al glasé lo suficientemente espeso para que se pegue fácilmente en las rosquillas. Si se pone demasiado poco espeso simplemente agrega un poco más de azúcar glas.

Siéntete libre de rellenar con tu mermelada o salsa favorita.

Preparación: 20 minutos.

Receta para alrededor de 18 mini rosquillas o 12 rosquillas de tamaño panquecito.

Rosquillas de Azúcar Condimentadas con un Giro

"La variedad es el condimento de la vida" dice el dicho; luego de darnos el gusto con las mismas rosquillas una y otra vez, esta receta es un bienvenido cambio para los atrevidos. La calabaza o papa dulce/calabacín les aporta un sabor ligeramente dulce que es muy sabroso.

Rosquillas

Ingredientes:

  • 3 ½ tazas de harina sin polvos de hornear.
  • 4 cucharitas de polvos de hornear.
  • ½ cucharita de bicarbonato de soda.
  • 1 cucharita de sal.
  • 1 cucharita de canela en polvo.
  • ½ cucharita de jengibre en polvo (opcional).
  • ¼ cucharita de clavos de olor en polvo (opcional).
  • 1/8 de cucharita de nuez moscada en polvo (opcional).
  • 1 taza de azúcar.
  • 3 cucharadas de mantequilla, suavizada.
  • 2 huevos.
  • 1 cucharita de vainilla.
  • ½ taza más 1 cucharada de suero de leche (para hacerlo tú mezcla 1 cucharada de vinagre con ½ taza de leche).
  • 1 taza de calabaza cocida y hecha puré (puede usarse enlatada), papa dulce o calabacín (tú elijes).
  • Aceite de canola (para freír).

Azúcar Condimentada:

  • 2 tazas de azúcar.
  • 1 ½ cucharita de canela.
  • ½ cucharita de jengibre en polvo (opcional).
  • ¼ cucharita de clavos de olor en polvo (opcional).
  • 1/8 cucharita de nuez moscada en polvo (opcional).

Instrucciones:

Mezcla la harina, los polvos de hornear, el bicarbonato de soda, la sal y las especies en un recipiente mediano. En un recipiente grande, bate la margarina y el azúcar. Agrega los huevos de a uno. Agrega la vainilla, el suero de leche y la calabaza. Agrega suavemente la mezcla de harina hasta que esté completamente incorporada. Cubre el recipiente con un paño de tela y refrigera durante al menos 1 hora. Espolvorea dos bandejas para horno con harina. Trabajando con 1/3 de la masa por vez, amasa la masa enfriada en una superficie ligeramente enharinada, hasta que quede de un espesor de aproximadamente 1,5 centímetros. Usando un molde redondo de 6 centímetros o un vaso de boca ancha, corta círculos y ponlos en una bandeja de horno. Usa un molde de 2,5 cm. o una copa de licor pequeña para cortar el centro del círculo, y pon también el hoyo de la rosquilla en la bandeja de horno. Repite hasta que hayas usado toda la masa. Puedes volver a amasar las sobras. Debieras terminar con 24 rosquillas y 24 hoyos.

En una olla grande, calienta 5-7 centímetros de profundidad de aceite a 185°C. Haz una pila gruesa de toallas de papel para escurrir las rosquillas en ellas. Fríe las rosquillas al igual que los hoyos hasta que estén doradas, como 1 minuto por lado. Retira las rosquillas para escurrirse y enfriarse bien en las toallas de papel.

En un recipiente, mezcla el azúcar y las especias. Cubre las rosquillas y los hoyos de las rosquillas con la mezcla de azúcar. El azúcar se pegará el resto de aceite (aunque a nadie le gusta pensar en eso). ¡Disfruta!

Receta para alrededor de 24 rosquillas y 24 hoyos, pero puede hacerse media receta.

Fáciles Galletas de Januca

¿Qué les gusta a los niños más que comer galletas? ¡Hacer galletas! Mezcla la masa, saca el rodillo y moldes de galletas de Januca (menorá, lámparas de aceite, estrellas y más), y dales a tus hijos una experiencia de Januca memorable y deliciosa. Es una actividad genial para ayudarlos a anticipar la ceremonia de encendido de velas.

Ingredientes:

  • 1 taza (200 gramos) de mantequilla o margarina parve, a temperatura ambiente.
  • 1 taza de azúcar.
  • 2 huevos.
  • 2 cucharadas de jugo de naranja.
  • 1 cucharada de vainilla.
  • 2 tazas de harina sin polvos de hornear.
  • ½ cucharita de polvos de hornear.

Preparación:

Mezcla la margarina y el azúcar hasta que estén suaves. Agrega los huevos, el jugo y la vainilla. En un recipiente aparte, mezcla la harina y los polvos de hornear. Agrega la mezcla de harina a la masa y mezcla hasta que estén combinadas. Cubre la masa con un paño y enfría por al menos una hora.

Precalienta el horno a 180 °C.

Engrasa bandejas para horno. Pon harina en una superficie y en el rodillo. Amasa la masa hasta que tenga aproximadamente 1 centímetro de espesor. Agrega harina si la masa está demasiado pegote. Corta la masa con moldes de galletas de Januca. Pon las galletas con formas de Januca en la bandeja para horno engrasada.

Hornea a 180°C durante 6-8 minutos o hasta que estén ligeramente doradas.

Decora con dulces o rocía con chocolate derretido.

Preparación: 10 minutos.

Receta para alrededor de 18 galletas.