Vamos a enfrentarlo. A todos nos encanta comer. Un estudio reciente mostró que el 62% de los adultos americanos y el 34% de los niños sufren de sobrepeso u obesidad. Y en esta época del año todos parecen decidir engordar incluso más.

“Bueno, yo simplemente tengo que aceptar la idea de que voy a subir de peso en Pesaj. Sin embargo, este año voy a tratar de limitar los daños a 2 kilogramos en vez de 4 que subí el año pasado”.

Dios nunca nos obligó a subir de peso en Pesaj. Y aunque no lo creas, es posible evitar los kilos de sobrepeso si comprendemos el profundo significado de por qué debemos evitar el jametz, levadura, en Pesaj.

Los sabios describen la parte más baja, más animal dentro nuestro, el Ietzer hará (la inclinación hacia el mal), como la levadura en la masa. Es por esto que la Torá le da tanta importancia al hecho de evitar el jametz durante Pesaj y a comer matzá en vez. Se come matzá porque Dios quiere que evitemos el "poder" de la inclinación hacia el mal que se encuentra en el jametz.

Si el jametz representa la negativa característica de la arrogancia, ¿por qué es casher durante todo el resto del año?

La Torá enfatiza que “el pan no tuvo tiempo de leudar”. Los místicos explican que la hinchazón de la masa representa la negativa característica de la arrogancia – el sentimiento de un espíritu elevado y altanero que se encontraba en la cultura egipcia en esa época. Dios quería trasladar al pueblo judío de la arrogante cultura egipcia del ‘jametz’ a un ambiente de ‘matzá’. La matzá, que no leuda, simboliza el atributo de la modestia, que es un sello del pueblo judío.

Pero si el jametz representa la negativa característica de la arrogancia, ¿por qué es casher durante todo el resto del año? ¿Por qué nos preocupamos de no ingerir esta mala inclinación sólo durante Pesaj?

Rav Moshe Chaim Luzzatto responde esta fundamental pregunta:

“Con el éxodo, los judíos fueron separados del resto de las naciones del mundo para que purificaran sus cuerpos y se prepararan para la Torá y el servicio de Dios. Para lograrlo, ellos fueron comandados a deshacerse de su levadura (jametz) y comer matzá. Dios determinó que el pan sea la comida principal del hombre. La levadura es un elemento natural en él, haciéndolo mas digerible y sabroso. Dios quería apartarnos del mundo físico para que lucháramos contra la mala inclinación. Esta es la razón de porqué durante todo el año el jametz es una comida apropiada para el hombre. Sin embargo, durante Pesaj, debemos abstenernos de ingerir levadura para de esta manera reducir el poder de la mala inclinación y los deseos físicos. Nosotros fortalecemos nuestra conexión espiritual al comer solamente matzá en Pesaj.

 Pero sería imposible para nosotros nutrirnos solamente de matzá durante todo el año. Esta práctica se realiza solamente en Pesaj, cuando debemos estar en un nivel más elevado” (El Camino de Dios, 4:8:1).

El resto del año Dios quiere que estemos sumergidos en lo físico, luchando en contra de los deseos de autoindulgencia y elevando la materialidad del mundo. Esto es parte de nuestro propósito en el mundo – Ser desafiados y utilizar nuestro libre albedrío para sobreponernos a la tentación. Las cosas materiales son apropiadas con moderación.

Por lo tanto, en Pesaj, no ingerimos nuestra canasta normal de alimentos. Pesaj es la fiesta anual donde debemos debilitar nuestros deseos físicos para el resto del año. Es el momento para tomar un descanso de nuestros hábitos alimenticios regulares y trabajar en limitar nuestro gran deseo por la comida, el cual puede escaparse fácilmente de nuestras manos.

¿Por qué las dietas no funcionan?

La industria de los productos dietéticos en Norteamérica es una empresa multi-billonaria. Los expertos están constantemente pensando en nuevas dietas y productos para ayudar a bajar de peso. Pero todos sabemos por experiencia que la mayoría de las dietas simplemente no ayudan a la persona a bajar de peso de manera estable. Seguro, inicialmente sí se pierde peso, pero más tarde se recupera la misma cantidad o más. ¿Por qué ocurre esto?

Una persona no puede vivir por siempre siguiendo una dieta específica para bajar de peso. No puedes vivir sin carbohidratos por siempre. Hasta cierto punto uno aguanta pero después te cansas de una dieta sólo en base a proteínas. Y así, sucesivamente.

Las dietas no funcionan porque no nos enseñan a cambiar nuestros hábitos alimenticios. Comemos con el mismo fuerte deseo, sólo que ahora es otra comida que se supone nos ayuda a perder peso. Ingerimos productos dietéticos para poder seguir comiendo helado y tortas, sólo que con menos calorías. Nuestras "ansias de comida" son remplazadas por "ansias de comida dietética".

Perder peso por un período prolongado requiere del entrenamiento de uno mismo; comer menos y consumir menos calorías.

El único cambio en la comida que hará realmente a una persona a perder peso a largo aliento es simplemente entrenarse para comer menos y consumir menos calorías. Es por esto que doctores y nutricionistas llaman a controlar el tamaño de las porciones y el hábito de comer entre comidas. Si comes menos de lo que gastas pierdes peso. Es por esto que el ejercicio es tan importante –de esta manera quemas más calorías de las que normalmente quemarías sin ejercicio. Es un método muy simple, y es el único que puede ser realmente exitoso - reducir el deseo de comer.

Puedes comer todo tipo de comidas cuando vives de esta manera. Sólo tienes que estar atento a no comer demasiado de algo. Comer un pedazo chico de torta de vez en cuando, sólo no te descontroles y te comas toda la torta. Come una porción de helado pero déjalo ahí. La verdad es que nuestras papilas gustativas se satisfacen tanto con una porción como con todo el pote. Si sentimos el sabor y lo comemos despacio tiene el mismo efecto en nuestros censores. Nuestro estómago se puede sentir lleno con cualquier cosa; podemos llenarlo de la misma manera con comida más sana y con menos calorías.

Debemos dejar de utilizar la comida como un anestésico emocional, y Pesaj es el momento perfecto para hacerlo. Incluso si nos sentimos bien y nos olvidamos de los problemas durante el corto período en el que estamos comiendo, sin soluciones reales, nuestros problemas vuelven poco tiempo después, y todo lo que ganamos al final es exceso de calorías.

¡Este año come bien y evita los kilos de Pesaj!