Cuando pienso en un Séder de Pésaj imagino a mi familia alrededor de la mesa, compartiendo el relato de la esclavitud en Egipto y cómo salimos siendo un pueblo libre. Puedo sentir las lágrimas cuando nos pasamos el recipiente con agua salada, puedo escuchar la risa cuando nos conectamos y puedo sentir el confort de estar todos juntos.

Pero este año Pésaj será muy diferente. No todos estaremos rodeados de parientes y amigos al relatar cómo salimos de Egipto. Algunos tendremos que hacer el Séder solos.

Consulté un poco y compilé algunas ideas respecto a cómo hacer tu celebración de Pésaj significativa, incluso si haces el Séder solo.

Coloca en la mesa algunos platos de más

Si pudieras, ¿con quién te gustaría pasar el Séder? ¡El tiempo no es una limitación! Puede ser alguien del pasado, del presente o del futuro. Puede ser alguien que conoces o alguien que no ves la hora de conocer (como tu alma gemela). Quizás puedes recibir a un pariente que falleció y que extrañas mucho.

Hace poco hicimos esto en nuestra mesa de Shabat y colocamos un lugar adicional para mi mamá, que falleció hace cuatro años un día antes de Pésaj. Fue muy fuerte que hubiera un espacio físico reservado para ella en la mesa. De alguna manera, en ese momento todos sentimos cierto consuelo.

Adelante, coloca uno o más lugares en tu mesa del Séder. No te limites a imaginar que están contigo, conviértelo en realidad colocando platos y cubiertos. Pon la mesa para ti y para los huéspedes que más te gustaría tener.

Prepara alimentos que te traigan buenos recuerdos

Quizás sea matzá y sopa con kneidalaj (bolitas de matzá). No importa si es una receta simple o algo más complejo. Prepara algún alimento que te alegre, que te haga sonreír. Es tu menú y tienes que planearlo con alimentos que te ayuden a celebrar esta festividad y que te hagan sentir bien.

Si no eres un gran cocinero o no puedes preparar comida kasher para Pésaj, este es el momento de comprar una buena cena preparada, incluso si es un poco cara.

¡Canta en voz alta!

¿Daieinu es tu canción favorita? ¡Cántala a todo volumen! Canta y disfruta el momento. Esfuérzate para cantar todas las canciones de Pésaj que conozcas; ellas llenarán el silencio y tu corazón.

¡Dilo en voz alta!

La Hagadá se construye alrededor de preguntas. De hecho, la ley judía establece que si estás solo en la mesa del Séder, de todas formas debes relatar la historia del Éxodo con preguntas y respuestas. Nada abre nuestra mente y nuestro corazón a nuevas ideas como una buena pregunta, incluso si tú eres quien formula y responde la pregunta.

Focaliza tu atención en algo positivo respecto a esta oportunidad singular

“¡Por primera vez voy a terminar el Séder antes de la medianoche!”, dijo una persona soltera que conozco. Ya sea que esperes relatar la Hagadá a tu propio paso o comprar o preparar exactamente lo que te gusta comer, recuerda encontrar lo bueno de este momento. Probablemente este será tu primer y último Séder para uno solo. Busca algo que te haga sonreír sobre la situación y escríbelo. Esta idea te ayudará a llevar adelante tu Séder para uno.

¡Lejaim! Bebe, amigo

La obligación es beber cuatro copas de vino para demostrar nuestra libertad. Asegúrate de tener tu vino preferido. Disfruta tus cuatro copas de vino. A veces la libertad se ve diferente de lo que imaginamos. La verdadera libertad es la capacidad de servir a Dios. Gracias a Dios vivimos en una época en la que somos libres y no esclavos. Podemos conectarnos con Dios y observar nuestras festividades. Por lo tanto, siéntate y relájate, reclínate hacia el lado izquierdo y disfruta la libertad mientras bebes tus cuatro copas de vino.

Al finalizar el Séder decimos: “El próximo año en Jerusalem”. Me gustaría agregar que el próximo año puedas celebrarlo en Jerusalem junto con tu alma gemela.

Cuéntanos en la sección de comentarios cómo planeas hacer que tu Séder para uno sea significativo.