Es “esa” época del año otra vez: Matzá, huevos, torta de almendras. Tal vez nada es más desafiante que pasar por Pesaj con tu salud y tu peso intactos. Aunque pueda parecer desalentador, un par de consejos y autodisciplina te pueden ayudar a atravesar la festividad virtualmente ilesa.

Esencialmente hay tres áreas en las cuales todos nos metemos en problemas:

  1. La cantidad de comida que consumimos sentados en nuestras mesas para las comidas festivas.
  2. El tipo de comida que consumimos
  3. La falta general de actividad y ejercicio durante Pesaj.

Aquí hay 8 caminos prácticos para evitar ganar peso durante la fiesta y mantener una buena salud:

1) No te saltes comidas – especialmente antes del Seder. Asegúrate de comer un desayuno saludable y liviano antes del Seder. Recuerda: No comerás la cena de Pesaj hasta tarde, y si estás muy hambriento, puedes comer demasiado en la cena del Seder y/o picar demasiada matzá.

2) Planea una cena saludable de Pesaj pensando en ti mismo. Igual como planeas el Seder y la limpieza por adelantado, planea también tus comidas para que no estés hambriento y piques bocadillos inconscientemente. Planea tus menús diarios, tus entremeses y tus compras, para que tengas muchas opciones saludables y no te saltes comidas. Asegúrate de que haya alternativas saludables de tus platillos preferidos. Revisa la sección de recetas de Pesaj de AishLatino.com para encontrar muchas recetas saludables.

3) Cuando cocines asegúrate de comer sentada para evitar probar en demasía. Pon un chicle u hoja de menta en tu boca. El segundo extra que toma sacártelo de la boca, ¡te hará pensar dos veces!

4) Evita la aproximación “todo o nada” a la comida. Si ya comiste demasiado en una comida o comiste mucho de algo no saludable, déjalo pasar y empieza a tomar de nuevo opciones balanceadas más saludables. Cada pequeño paso ayuda. Recuerda: un tzadik se cae 7 veces, y se levanta 8.

5) Si no utilizas aceite de canola por los kitniot (legumbres), elige aceite de nuez en vez de aceite de palma, el cual es alto en grasas saturadas. Vale la pena pagar un poco más por tu salud.

6) Asegúrate de tener a mano bocadillos saludables. Comer de más o comer comida no saludable generalmente ocurre por estar demasiado hambriento como para tomar decisiones sabias, o por no haber alternativas saludables. Mantén cortados vegetales, nueces y quesos a la mano para un bocadillo.

7) Mantente activo. No, no hagas una sesión de ejercicios durante el Seder. Pero tampoco te sientes durante toda la fiesta. Un largo y energético paseo, particularmente después de las comidas festivas, es una gran idea. No hay nada peor que caer en un estado metabólico rigor-mortis, yéndote a dormir inmediatamente después de la cena. Cuando hayas terminado el paseo, estírate un poco y luego toma una siesta.

8) ¿Cuánto puedes comer? Es siempre importante contar tus calorías, y Pesaj no es una excepción. Trata de comprar matzá de harina integral o de espelta. La fibra de la matzá te ayudará a sentirte más satisfecha, y puede contrapesar los otros efectos indeseados de la matzá. Aquí hay unas equivalencias básicas entre los ítems con jametz y las comidas de Pesaj.

1 Matzá cuadrada

2 panes

1 Matzá redonda

3 panes

2 Cucharadas de harina de Matzá

3 panes

2 Cucharadas de harina de Matzá para Tortas

3 panes

150 ml de vino

125 calorías

Bolas de Matzá

A todos les encantan los platos de Pesaj, pero ¿Cómo disfrutar y contar calorías a la vez? Aquí hay una guía:

1 Matzá

2 panes

1 Huevo

1 porción de proteínas

1 Cucharada de aceite o mantequilla

1 porción de grasas

Jaroset

La comida marrón, parecida a mortero se encuentra en cada mesa del Seder. Aquí hay una receta saludable para 6 porciones:

  • 2 manzanas rojas ralladas
  • 10 nueces picadas
  • 1 cucharada de miel
  • La ralladura de un limón
  • 2 cucharadas de vino tinto dulce para enlazar.

Mezcla todos los ingredientes juntos.

Después de la Festividad

Este tiempo del año es para estar alegre y feliz, y celebrar junto con nuestra familia. No tenemos que crear más estrés del que ya tenemos en nuestras vidas. En vez de decir “Después de las fiestas…”, resuelve empezar con buenos y saludables hábitos ahora. Fíjate en el tamaño de tus platos, elige opciones saludables y mantente lo más activa que puedas durante las fiestas. ¡No más excusas! Planea ahora para que estés comprometida y lista para seguir un programa que cambie tu salud y “agregue horas a tu día, días a tus años y años a tu vida”.

Gracias a las integrantes del Equipo Lose It! Jennifer Racz R.D. por los consejos, y a la nutricionista Elisheva Rosenberg por las recetas.