Dos de las principales costumbres de comida de Pesaj en el mundo ashkenazí se centran en si utilizar o no migajas de matzá en su comida. Aquí hay algunas deliciosas recetas que incorporan ambas costumbres. Yo crecí en una casa en que mi madre, una gran cocinera, utilizaba harina de matzá, y luego me casé y empecé a celebrar Pesaj al otro lado del océano con un "nuevo" juego de costumbres sin utilizar harina de matzá. Así que tengo recetas que abarcan ambos tipos de preparación de comida de Pesaj. La primera receta es una que mi madre me dio y las otras son "sin-gebrojts" ya que no tienen harina de matzá en ellas.

"Panecillos" de Harina de Matzá

Para unos 11-12 "panecillos"

  • 2 tazas de harina de matzá.
  • 1 cucharadita de sal.
  • 1 taza de azúcar.
  • 1 taza de agua caliente.
  • ½ taza de aceite.
  • 4 huevos.

Precalienta el horno a 180°C.

Combina la harina de matzá, la sal, el azúcar, y deja aparte.

En un recipiente, agrega el agua caliente y el aceite. Agrega los ingredientes secos. Comienza a batir, agregando los huevos de a uno a la vez. Debería convertirse en una masa espesa.

Mi madre (de quien aprendí esta receta; yo la preparo durante el año porque nosotros no comemos gebrojts en Pesaj) dice que se debe dejar reposar la masa durante 15 minutos en este momento, antes de formar los panecillos. Sin embargo, yo lo hice directo del recipiente y funcionó muy bien.

Humedece un poco tus manos y forma panecillos pequeños, alargados o redondos. Ponlos en una fuente de horno forrada, con una pequeña cantidad de espacio entre ellos. Estos panecillos toman forma muy parecida a kneidalej o bolitas de matzá regulares cuando los estás formando. La principal diferencia es que estos serán horneados.

Hornea por 50 minutos, hasta que estén ligeramente agrietados y dorados, por arriba y por abajo.

¡Pártelos por la mitad y disfruta!

* * *

Hay que reconocer que la siguiente receta es un poco trabajosa, pero el resultado es tan especial que simplemente siento que tenía que incluirla aquí. Pesaj no es todos los días y no todos los días me tomaría el tiempo de hacer un "kugel" como este…

Kugel de Verduras de Tres Capas

Para 10 porciones

Para cada capa, hierve los ingredientes, cuélalos y muélelos en tres recipientes separados.

Recipiente 1: Capa de Zanahoria o Batata (papa dulce):

  • 4 zanahorias.
  • 1 batata (papa dulce) grande.

Recipiente 2: Capa de Papas

  • 5 papas peladas.

Recipiente 3: Capa de Zapallitos Italianos (Calabacines).

  • 6 zapallitos italianos (calabacines) verdes, firmes y grandes.
  • 1 papa grande.

También:

  • 4 cebollas grandes, en cubos.
  • 3 cucharadas de aceite de oliva.

Saltea las cebollas en el aceite de oliva hasta que estén doradas. Divide esto equitativamente y agrega una parte a cada recipiente.

También agrega a cada recipiente:

  • 2 huevos (es decir, 6 huevos en total).
  • 3-4 cucharadas de fécula de papa, para cada recipiente.
  • 2 cucharadas de mayonesa, para cada recipiente.
  • 1 cucharita de sal, para cada recipiente.
  • Una pequeña pizca de pimienta, para cada recipiente.

Mezcla cada combinación por separado hasta que todos los ingredientes estén incorporados. Saca una fuente redonda de 30 centímetros con lados removibles, y cúbrela muy ligeramente con una muy pequeña cantidad de aceite.

Vierte la capa de papas y espárcela. Vierte encima la capa naranja de zanahorias y espárcela. Agrega la capa verde de calabacines y espárcela. Hornea por 45-55 minutos hasta que esté firme y un poco dorado por arriba. Presenta esto en una linda bandeja, corta una rebanada para mostrar sus capas y sirve.

* * *

No puedo creer que alguien haya pensado que no se puede hacer sopa de cebolla en Pesaj. Las cebollas son la verdura que más utilizamos en Pesaj (secundada sólo por las papas). ¿Pero sabías que podía saber tan rico?

Sopa de Cebolla

Para 6-8 porciones

  • 5-6 cebollas grandes, en cubos.
  • ¼ taza de aceite o mantequilla (la mantequilla por supuesto tiene mejor sabor pero todos sabemos que agrega calorías).
  • 2-3 cucharadas de fécula de papa, suavizada con 4-5 cucharadas de agua fría.
  • 11 tazas de agua para la sopa.
  • 2-3 cucharaditas de sal.
  • 1 cucharadita de azúcar.
  • ¼ cucharadita de pimienta (hasta ½ cucharadita si te gusta más picante).
  • ½ taza de vino blanco seco o semi-seco.
  • 3 cucharadas de polvo para sopa de cebolla.

Saltea las cebollas en el aceite/mantequilla durante 15-20 minutos, hasta que estén blandas y estén empezando a ponerse café claro. Disuelve la fécula de papa y el agua en un recipiente pequeño, luego agrega esto a la mezcla de cebollas. Agrega toda el agua, la sal, el azúcar, la pimienta y el vino. Pon un poco del líquido de la sopa en un recipiente pequeño, agrégale el polvo de sopa y disuélvelos juntos. Luego agrega esto a la sopa. Lleva la sopa a hervor, y luego baja la llama y déjala cocinar durante 2 horas. Se congela bien.

Para una sopa láctea, sólo agrega un pequeño puñado de parmesano, mozzarella o queso amarillo rallado al plato de cada persona cuando la sirvas. Y un ramito de perejil fresco en el centro de cada plato es un gran adorno.

* * *

Y aquí hay otra refrescante idea de sopa que inventé cuando estaba intentando pensar en nuevas formas de servir frutas…

Sopa Helada de Mango & Frutilla

Para la parte de mango:

  • 4 mangos medianos, muy maduros, pelados y sin cuesco.
  • 3 cucharaditas de gelatina sin sabor.
  • 3 cucharadas de concentrado de jugo de manzana.
  • 4 cucharadas de agua soda.

Licua todo esto en un procesador de alimentos hasta que esté suave y espeso. Viértelo en vasos y refrigéralos hasta que el siguiente paso esté listo.

Para la parte de frutilla:

  • 1 paquete de frutillas congeladas (400 gramos).
  • 2 tazas de trozos de piña, (reservar el jugo aparte).
  • 1 taza de jugo de naranja natural.
  • ½ taza de agua soda.
  • Un puñado de cubos de hielo pequeños.

Pon las frutillas y los pedacitos de piña en el procesador de alimentos. Agrega el jugo de piña y hazlos puré hasta que estén suaves. Vierte esto en un recipiente y agrega el resto de los líquidos. Mézclalos para formar tu "sopa".

Justo antes de servir, saca los vasos con la mezcla de mango del refrigerador. Vierte sobre el mango suficiente sopa de frutilla para llenar el vaso hasta una pulgada antes de la parte superior. Pon un cubo de hielo en cada vaso y una bombilla. ¡Sirve y observa como tus invitados se deleitan! Puedes incluso poner una rebanada de naranja en el borde de cada vaso.

Yo personalmente disfruto estos postres después de una cena de Iom Tov (o Shabat). Todo lo que hago es servir un poco de pastel de chocolate en un plato en el centro de la mesa y luego le sirvo a cada invitado un vaso de esta "sopa". Es muy especial y es una excelente forma de terminar una hermosa cena. Y si quieres una buena receta de pastel de chocolate para Pesaj, bueno, ¡tendrás que buscarla en Internet en las recetas de AishLatino, o sacarla de mi libro de cocina de Pesaj sin gluten!

Que tengan un gran Pesaj,

Tamar Ansh