Hace siete años, un grupo de mujeres se reunió para generar ideas, con el fin de recaudar dinero para la Ieshivá Meón HaTorá, una escuela secundaria judía. El resultado de este encuentro fue A Taste of Pesach (Sabores de Pésaj), una serie de panfletos de recetas que transformaron la forma de cocinar sin jametz para decenas de miles de cocineros. Desde el envío vía email, hace años, del primer panfleto, los devotos seguidores de A Taste of Pesach han enviado innumerables cartas expresando su apreciación por los hermosos panfletos y por las recetas que contenían. Finalmente, lo mejor de esta popular serie, sumado a muchas recetas nuevas, fue compilado en un hermoso libro: A Taste of Pésaj (libro en inglés).

A Taste of Pesach presenta un grupo de recetas asombrosamente diversas, desde entradas elegantes como brochette de espárragos envueltos en pollo hasta favoritos para los niños como los nuggets de pollo. Presentando de todo, desde recetas tradicionales como guefilte fish y bolas de matzá hasta platos modernos como atún chamuscado y torta de chocolate derretido, A Taste of Pesach tiene la receta para satisfacer las necesidades de todo chef y hacer que la cocina para Pésaj sea más fácil (y más deliciosa) que nunca.

A Taste of Pesach presenta más de 150 recetas probadas para Pésaj y todo el año con fotografías magníficas a todo color que acompañan cada receta.

Kúguel de repollo

Después de fotografiar este kúguel, tomé un pedacito para probar. Pensé que no estaba tan mal. A medida que continuó la sesión de fotos me encontré volviendo una y otra vez para seguir probándolo. Luego me di cuenta que no era la única que estaba hurtando pedacitos de la fuente. ¡Para cuando terminamos la sesión la bandeja estaba completamente vacía!

  • 2 cucharadas de aceite.
  • 3 cebollas picadas.
  • 2 bolsas (medio kilo) de repollo verde rallado.
  • 1 cucharada de sal.
  • 1/2 cucharadita de pimienta.
  • 1/4 taza de azúcar, o a gusto.
  • 6 huevos, separados.
  • 1/3 taza de fécula de papa.

Calienta el horno a 180°C. Aceita una bandeja 25x35cm o dos bandejas redondas de 25cm.

En una sartén grande, calienta el aceite. Saltea las cebollas hasta que tomen un color dorado. Agrega el repollo. Cubre la sartén y cocina, removiendo ocasionalmente, hasta que el repollo se languidezca. Agrega sal, pimienta y azúcar, y mezcla para combinar.

Quita del fuego y agrega las yemas de huevo, mezclando rápidamente mientras lo haces para que los huevos no se cocinen por separado. Agrega la fécula de papa.

Usando una batidora eléctrica bate a nieve las claras de huevo. Vierte sobre la mezcla del repollo.

Vierte en la/s bandeja/s preparada/s. Hornea durante 50 minutos o hasta dorar.

Parve. Rinde 20 porciones.

Helado de caramelo

Helado

  • 4 huevos.
  • 1 taza de azúcar.
  • ½ taza de aceite.
  • 1 taza de agua o de jugo de naranja.

Baño

  • ½ taza de azúcar.
  • 100g de nueces pecán picadas.

Preparación del helado: Pon los ingredientes del helado en un envase mediano. Usando una batidora de inmersión, bate hasta que quede suave. Cocina a fuego lento, batiendo constantemente hasta que la mezcla esté muy caliente pero no hirviendo. Asegúrate de batir mientras coces para evitar grumos y huevos que se cocinen por separado. Quita del fuego, enfría y vuelve a batir.

Para helado con sabor: Prepara el helado (paso 1). Agrega los ingredientes del sabor elegido y mezcla. Cubre y pon en el congelador durante 6 horas. Quita del congelador y vuelve a batir. Devuelve al congelador en un contendedor sellado hasta que esté listo para ser servido.

Para helado de caramelo: Prepara el helado (paso 1). Cubre y pon en el congelador durante 6 horas. Continúa con el paso 3.

Preparación de la cobertura: Recubre una bandeja de horno con papel para hornear.

Pon azúcar en un recipiente muy limpio (las impurezas más pequeñas podrían causar que se formen cristales, haciendo que la mezcla se solidifique).

Cocina a fuego medio bajo, mezclando continuamente hasta que todos los grumos se disuelvan. Sube el fuego a medio y cocina hasta que se derrita el azúcar y tome un color marrón claro. Si se forman cristales en el borde de la sartén, pueden fomentar la formación de cristales en toda la mezcla haciendo que el azúcar se solidifique. Usa una brocha para repostería o una toalla de papel humedecida con agua tibia para cepillar los costados de la sartén con mucho cuidado para evitar la solidificación.

Tan pronto el azúcar se haya derretido y haya tomado un color marrón claro, quítala del fuego y agrega las nueces pacanas picadas. Vierte la mezcla en una capa delgada sobre la bandeja de horno preparada. La mezcla se endurecerá mientras se enfríe, tardando unos diez minutos.

Usa algo duro para romper en pedacitos las nueces acarameladas. Procesa durante unos segundos guardando algunos pedazos grandes para decorar.

Saca el helado del congelador y vuelve a batir. Agrega el caramelo en pedacitos y mezcla para integrar. Decora con los pedazos de caramelo grandes que reservaste.

Nota: incluso si la mezcla se solidifica y el azúcar se cristaliza, ¡todavía será un helado delicioso!

Parve. Rinde entre 8 y 10 porciones.

Para hacer los siguientes sabores, agrega los ingredientes a la mezcla antes de congelar:

  • Vainilla: 2-3 cucharaditas de extracto de vainilla.
  • Chocolate: 70 gramos de chocolate amargo de buena calidad, derretido.
  • Café: 1 cucharadita de café disuelta en 1 cucharada de agua caliente.
  • Frutillas: ½ bolsa de frutillas congeladas batidas hasta que no haya pedazos demasiado grandes.

Ensalada de batatas crocantes

Parve. Rinde 8 porciones

  • 1 batata grande.
  • ¾ taza de aceite para freír.

Ensalada

  • 1 (200 gramos) bolsa de lechuga romana.
  • ½ pimiento rojo en corte juliana.
  • ½ pimiento amarillo en corte juliana.
  • 1 (200 gramos) lata de palmitos escurridos.
  • 1 cebolla roja pequeña picada.

Aderezo

  • ½ taza de aceite de oliva.
  • 1/3 taza de vinagre.
  • ½ taza de azúcar.
  • 3 dientes de ajo pisados.
  • 1 cucharadita de mostaza artificial.

1. Prepara las batatas para freír: Pela la batata. Usando un pela papas, continúa pelando cintas de batata del espesor de un papel.

2. Calienta el aceite en una sartén profunda. Cuando el aceite esté caliente, agrega las cintas de batata poco a poco. Cuando estén doradas y crocantes (5-7 minutos), sácalas con una espumadera. Puedes hacer esto con unos días de anticipación. Almacena en un contenedor no hermético a temperatura ambiente.

3. Prepara el aderezo: Pon los ingredientes del aderezo en un bol pequeño. Bate para integrar.

4. Prepara la ensalada: Mezcla los ingredientes de la ensalada en un bol grande. Mezcla con el aderezo. Pon las batatas en la superficie justo antes de servir.

Carne desmenuzada

Basarí. Rinde de 6 a 8 porciones

  • 750 gramos de carne (pecho).
  • 1 cucharada de rábano picante preparado.
  • 1 cucharada de mostaza artificial.
  • ½-1 taza de kétchup, a gusto.
  • 1 taza de agua.
  • 2 cucharadita de ajo pisado.
  • ¼ taza de azúcar negra.
  • ¼ taza de vinagre.
  • Sal al gusto.
  • Pimienta a gusto.

1. Calienta el horno a 180° C.

2. Mezcla los ingredientes (menos la carne) en una cacerola y cocina a fuego lento durante 10 minutos mezclando ocasionalmente.

3. Pon la carne en un sartén y vierte la salsa sobre la carne. Cubre y hermetiza la sartén. Hornea durante 15 minutos.

4. Reduce la temperatura del horno a 100° C. Hornea toda la noche o, al menos, 6 horas. Quita la sartén del horno y deja enfriar hasta que no te queme las manos. Usando si quieres guantes descartables, quita la grasa de la carne y tírala.

5. Usa dos tenedores para desmenuzar la carne. Recalienta la carne desmenuzada en la salsa.