La unidad representada por el sacrificio de Pésaj

El sacrificio de Pésaj se realizaba en la víspera de Pésaj, por la tarde, y era comido a la noche. Encontramos varias particularidades en las leyes del Korbán Pésaj 'Sacrificio de Pésaj', estas nos llevan a la conclusión de que lo que la Torá busca en esta fiesta es una sola cosa: ajdut, la ‘unión’ y unidad del pueblo de Israel.

  • El animal del sacrificio no se cocinaba en agua, sólo se asaba. El agua de la cocción separa y desmenuza la carne; el asado hace que la carne sea más compacta, la une.
  • Al comer, no se podían romper los huesos del animal. Eso muestra separación.
  • El korbán debía ser comido en jaburá, en ‘grupo’. Todos juntos.

El Séder en familia

Ahora bien, si el Séder de Pésaj es tan importante, ¿por qué se hace en el hogar y en familia, y no en la sinagoga?

Porque el hogar es el verdadero forjador de la moral y los valores.

La Torá pone énfasis en la familia. Cuando los judíos descendieron a Egipto, el texto dice que cada uno de los hijos de Yaakov “llegó con su familia” (Shemot 1:1).

¿Y qué pasó en Egipto? “La tierra se llenó de ellos”, de los israelitas (Shemot 1:6).

En Egipto los judíos fueron a teatros y circos. Pensaron que saliendo de la casa encontrarían bienestar espiritual. Pero antes de salir de Egipto Hashem les ordenó comer en familia: “Que tomen un cordero por casa paterna, un cordero por casa” (Shemot 12:3).

¡La última cena en Egipto fue en familia!

¿Cómo podemos restituir la centralidad de la familia en la vida judía? ¿Cómo podemos llegar a los niños que no logramos inspirar?

¡Nuestros Sabios nos enseñan que no debemos dejar de lado a ninguno de ellos! Por eso en la Hagadá se habla de “los cuatro hijos”. Porque debemos incluirlos a todos.

La Hagadá de Pésaj para toda la familia

Debido a la situación actual, en algunos casos la unidad familiar se verá truncada y muchas personas tendrán que hacer el Séder a solas en sus casas. Algunas harán el Séder sólo con su núcleo familiar más cercano, así como hicieron los judíos en aquel primer Pésaj en Egipto.

Pero sin importar cuál sea el caso, la importancia de tener una Hagadá traducida al español con explicaciones, con leyes y con comentarios es fundamental.

Es por eso que ponemos a disposición de ustedes en dos formatos, digital y formato impreso, “La Hagadá de Pésaj para toda la familia”. Una obra que fue preparada con mucho esfuerzo y dedicación y que sirve tanto para sefaradim como para ashkenazim.

Si quieres ordenar tu copia digital haz clic aquí: www.payhip.com/hagadadepesaj 

Para comprar el libro impreso (con envío dentro de Israel), contactar a Menashe: (WhatsApp) 050-681-4709. Para más información haz click aquí.

¡Pésaj Kasher Vesaméaj!

Rav Iona Blickstein