Los Sabios instituyeron cuatro lecturas de Torá especiales en cuatro Shabatot diferentes durante la época de Purim. Esas lecturas son leídas como la porción de Maftir en la sinagoga en la mañana de Shabat, siguiendo inmediatamente a la parashá semanal.

1. PARASHAT SHEKALIM

Éxodo 30:11-16 es leído en conmemoración del medio shekel que trajo todo judío durante el mes de Adar, para pagar por las ofrendas públicas en el Templo Sagrado.

Esta porción es leída en el Shabat que precede a Rosh Jodesh Adar (o Adar II en un año bisiesto). Si Rosh Jodesh cae en Shabat mismo, entonces ese Shabat es Parashat Shekalim.

¿Cuál es la conexión entre el Medio Shekel y Purim? Cuando Hamán le propuso a Ajashverosh la aniquilación de los judíos, ofreció pagarle 10,000 “kikares” por el derecho a hacerlo (Ester 3:9). Dado que un kikar equivale a 3,000 shekels, Hamán estaba de hecho poniéndole un precio a los judíos de 30 millones de shekels.

Como hay 600.000 almas principales en la nación judía (ver Números 2:32), y 50 shekels es el valor de la donación de un hombre adulto (como es especificado en Levítico 27:3), esta cantidad multiplicada por 600,000 almas equivale a 30 millones.

2. PARASHAT ZAJOR

El Shabat que precede inmediatamente a Purim es llamado Shabat Zajor. Se lee la porción de Amalek (Deuteronomio 25:17-19), dado que Hamán fue un descendiente de Agog, Rey de Amalek.

Uno debería ser muy cuidadoso al escuchar todas las palabras, dado que la mayoría de las autoridades halájicas consideran una mitzvá de la Torá escuchar esta porción una vez al año.

Zajor significa recordar, y la Torá nos ordena “recuerda lo que Amalek te hizo en tu salida de Egipto” (Deut. 25:17). Los Sabios explican que la definición de “recordar” es hablar del tema en voz alta una vez al año.

Como esta no es una mitzvá dependiente del tiempo, las mujeres también están obligadas a escuchar la lectura.

Si uno perdió accidentalmente la Parashat Zajor, la obligación puede ser cumplida escuchando la lectura de la Torá en Purim mismo, o escuchando la lectura semanal de la parashá Ki Tetzé (y de acuerdo a muchas autoridades, la parashá Beshalaj también).

Te darás cuenta que el lector repite la palabra zeijer y zejer en el último versículo, debido a que hay dos opiniones diferentes sobre cómo esa palabra debe ser pronunciada. Esto acentúa la importancia de escuchar cada palabra correctamente.

3. PARASHAT PARÁ

La Parashat Pará (Números 19:1-22) es leída en el Shabat posterior a Purim. Estos versículos tratan sobre la Vaca Roja utilizada en el proceso de purificación espiritual en la época del Templo Sagrado. Este tema es importante en esta temporada del año porque antes de Pésaj, cada judío era cuidadoso en mantener pureza espiritual para participar en las ofrendas de la festividad.

Muchas autoridades sostienen que esta lectura es un precepto de la Torá.

4. SHABAT HAJODESH

Finalmente, en el Shabat precedente a Rosh Jodesh Nisán, leemos el Maftir especial de Éxodo 12:1-20. Estos versículos contienen el mandamiento de hacer a Nisán el primero de los meses. Esta fue la primera mitzvá dada al pueblo judío, mientras estaban todavía en Egipto.

Al declarar el nuevo mes, el pueblo judío tiene la habilidad y la responsabilidad de santificar la vida y el paso del tiempo.