Me gusta alegrar mi comida de Purim con ítems súper divertidos que son especiales de la festividad y que no serviría en ningún otro Iom Tov. Algunos tienen sabores únicos o vigorizantes, otros están cocinados con licor y algunos son divertidos para los niños. Todos están en mi lista de este año. ¡Jag sameaj!

sopa condimentada de garbanzos

Rinde 8-10 porciones.

  • 3 cucharadas de aceite de canola.
  • ½ taza de cebolla en cubos.
  • 4 dientes de ajo, picados.
  • 1 cucharadita de garam masala (mezcla india de especias).
  • 1 cucharadita de jengibre deshidratado molido.
  • 2 latas grandes de garbanzos, escurridos y enjuagados.
  • 1 lata mediana de tomates molidos.
  • ½ taza de jugo de manzana.
  • 1 lata de leche de coco.
  • 1 litro de caldo de pollo o vegetales.
  • ½ taza de cilantro.
  • ½ cucharadita de sal.
  • ¼ cucharadita de pimienta negra molida.

Calienta una cacerola de 8-10 litros a fuego medio. Agrega aceite y luego las cebollas; cocínalas hasta que estén traslúcidas, unos 5 minutos. Agrega ajo, garam masala y jengibre, y mezcla durante 1-2 minutos. Agrega garbanzos, tomates, jugo de manzana, leche de coco y caldo. Lleva la sopa a hervor, luego baja el fuego y cocina destapada durante 8-10 minutos.

Quita del fuego. Agrega cilantro. Con una licuadora de mano, licúa la sopa hasta que quede homogénea. Agrega sal y pimienta. Si es demasiado espesa, agrega más caldo.

Sirve caliente.

Para decorar, rocía con aceite de ají, salsa sriracha, pimienta roja molida, perejil, cilantro o crema amarga tofutti.

Esta sopa queda bien si se congela.

Para hacer garam masala casero:

  • 1 cucharada de comino molido.
  • 1 ½ cucharaditas de cilantro.
  • 1 ½ cucharaditas de cardamomo.
  • 1 ½ cucharaditas de pimienta negra.
  • 1 cucharadita de canela.
  • ½ cucharadita de clavos de olor molidos.
  • ½ cucharadita de nuez moscada.

Carne A LA CERVEZA EN COCCIÓN LENTA

Rinde 10 porciones.

  • 1/4 taza de azúcar negra.
  • 1 cucharada de polvo de chile.
  • 1 cucharada de páprika.
  • 2 cucharaditas de polvo de ajo.
  • 2 cucharaditas de sal.
  • 1 cucharadita de pimienta negra fresca molida.
  • 1 cucharadita de pimienta de cayena.
  • 1 trozo de carne de 2,5 kg (Falda).
  • 2 cebollas, en rebanadas.
  • 1 taza de cerveza.
  • 1 botella de salsa barbacoa de buena calidad.

Mezcla el azúcar negra, el polvo de chile, la páprika, el polvo de ajo, la sal y las pimientas en un bol pequeño. Embadurna la mezcla sobre toda la carne. Envuelve en nylon y refrigera durante horas, preferentemente toda la noche.

Precalienta el horno a 150°C.

Pon las cebollas en una bandeja grande. Pon la carne sobre las cebollas. Hornea hasta que se desmenuce con el tenedor, entre 3½ y 4½ horas. Quita la carne de la bandeja y ponla sobre una tabla de cortar.

Calienta una olla a fuego medio y agrega ½ taza de agua caliente. Raspa la bandeja para aflojar los trocitos que hayan quedado en ella y agrega la cerveza y la salsa barbacoa. Lleva a hervor y luego cocina durante 15 minutos a fuego lento, o hasta que la salsa esté más espesa y menos voluminosa.

Desmenuza la carne con dos tenedores y luego vierte sobre ella la salsa barbacoa hasta cubrirla por completo.

Sirve con salsa sobre hojas de lechuga, sobre pan de hamburguesa o sobre puré.

alitas de pollo picantes

Rinde 10 porciones.

  • 1½ kg de alitas de pollo (pueden usarse enteras o sólo la parte más carnosa).

Para la salsa:

  • 3 cucharadas de margarina vegetal (no láctea).
  • 4 dientes de ajo, picados fino.
  • 1 pieza de jengibre de 2,5 cm de largo, rallada o picada fino.
  • ½ cucharadita de pimienta negra molida.
  • 1/3 taza de salsa picante sriracha.
  • 1 taza de salsa de tomate.
  • 2 cucharadas de salsa de soja.
  • 2 cucharadas de vinagre de arroz.
  • 1 cucharada de salsa inglesa (Worcestershire).
  • 2 cucharadas de azúcar marrón.
  • Chalotas picadas (opcional).
  • Semillas de sésamo (opcional).

Precalienta el horno a 230°C. Saca las alitas del adobo y escurre. Acomoda en una única capa sobre papel de horno y rocía con aceite en aerosol. Hornea durante 30-40 minutos hasta que las alitas lleguen a una temperatura interna de 75° C y estén crocantes y tostadas.

Para la salsa, calienta la margarina vegetal (no láctea) hasta que se derrita y hazla burbujear un poquito sobre fuego medio. Agrega ajo, jengibre y pimienta negra; mezcla para combinar. Agrega la sriracha, la salsa de tomate, la salsa de soja, el vinagre, la salsa inglesa y el azúcar. Mantén a fuego lento hasta que se espese un poquito.

Pasa la salsa a un bol grande, agrega a ella las alitas y mezcla para embadurnarlas.

Rocía con chalotas picadas y semillas de sésamo, si lo deseas.

papas griegas al horno

Rinde 8 porciones.

  • 8 papas grandes, peladas y cortadas en gajos grandes (unos 6-7 gajos por papa).
  • 6 dientes de ajo, picados en trozos pequeños.
  • ½ taza de aceite de oliva.
  • 1 taza de agua.
  • 1 cucharada de orégano deshidratado.
  • 1 limón, exprimido.
  • 1 cucharadita de sal gruesa.
  • ½ cucharadita de pimienta negra.

Precalienta el horno a 220°C. Cubre una hoja de papel para hornear con aceite en aerosol antiadherente o usa papel manteca.

Pon los ingredientes en una bandeja lo suficientemente grande como para que quepan todos juntos. Condimenta generosamente con sal y pimienta negra. Mezcla para asegurar que todos los ingredientes estén cubiertos.

Hornea durante 40 minutos. Mezcla una vez mientras horneas.

Agrega ½ taza más de agua si la bandeja parece secarse y devuelve al horno para dorar el otro lado de las papas. Sirve caliente. Recalienta sin cubrir.

madalenas de mantequilla de maní y malvaviscos

Rinde 12 madalenas

Adaptado de la receta original de howsweeteats.com

  • 1/4 taza (4 cucharadas) de margarina vegetal (no láctea), ablandada.
  • ½ taza de mantequilla de maní cremosa.
  • 1 taza de azúcar granulada.
  • 2 huevos grandes.
  • 2 cucharaditas de esencia de vainilla.
  • 1 ½ taza de harina.
  • 1 1/4 cucharadita de polvo para hornear.
  • 1/3 taza de leche de soja o leche parve.
  • ½ taza de chips de mantequilla de maní.
  • 2/3 taza de pasta de malvaviscos.

Precalienta el horno a 180°C.

Mezcla la margarina vegetal (no láctea) y la mantequilla de maní en el recipiente de una batidora hasta que tengan una consistencia suave y cremosa. Agrega azúcar y huevos y bate hasta que quede espumoso. Agrega la esencia de vainilla y bate otro minuto más.

Mezcla los ingredientes secos en un bol. Agrega la mitad de los ingredientes secos, mezclando sólo hasta que estén mezclados. Agrega la leche de soja. Una vez mezclado, agrega el resto de los ingredientes secos. Agrega gentilmente los chips de mantequilla de maní y la pasta de malvaviscos.

Vierte en moldes de madalenas y llena hasta 2/3 de la altura. Hornea durante 15-18 minutos. Deja que se enfríen por completo antes de bañar.

Baño de mantequilla de maní

  • 2 cucharadas de margarina vegetal (no láctea), ablandada.
  • 1/4 taza de mantequilla de maní cremosa.
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla.
  • 3/4 taza de azúcar en polvo.
  • 1-2 cucharaditas de leche de soja, si es necesario.

Mezcla la margarina y la mantequilla de maní en el recipiente de una batidora eléctrica hasta que quede cremoso. Agrega la esencia de vainilla. Luego, con la batidora a baja velocidad, agrega el azúcar en polvo. Aumenta la velocidad a media/alta y bate durante 2-3 minutos hasta que la mezcla quede bien hecha, raspando los bordes. Si la cobertura es demasiado espesa, agrega la leche de soja y bate 1-2 minutos más. Llena una manga de pastelería con el baño utilizando una cuchara, haz un hoyo en la madalena y retira unos dos centímetros de torta desde el centro. Rellena con la mezcla.

Baño de malvaviscos y mantequilla de maní

  • 1 taza de margarina vegetal (no láctea), ablandada.
  • 1 cucharada de esencia de vainilla.
  • 1 ½ tazas de pasta de malvaviscos.
  • 3 tazas de azúcar en polvo.

Bate la margarina en el recipiente de una batidora eléctrica hasta que quede cremosa. Agrega la pasta de malvaviscos y bate 2-3 minutos, luego agrega la esencia de vainilla. Con la batidora a baja velocidad, agrega el azúcar en polvo de a 1 taza por vez, hasta terminar. Una vez que agregaste todo el azúcar, bate a velocidad media/alta durante 2-3 minutos. Si la mezcla es demasiado líquida, agrega un poco más de azúcar. Si es demasiado espesa, agrega un poco de leche de soja, de a una cucharadita por vez. Baña los muffins y, si deseas, rocía con mantequilla de maní derretida.