Haz clic aquí para imprimir un archivo pdf de las bendiciones y declaraciones que se recitan por los simanim.
Cortesía de Artscroll

Comemos dátiles, tamari en arameo, y le pedimos a Dios que "nuestros enemigos sean consumidos" (yetamú).

Comemos granada y pedimos que "nuestros méritos sean tan numerosos como las semillas de la granada".

Untamos manzanas en miel, para simbolizar nuestro deseo de un año dulce.

Comemos diferentes vegetales cuyos nombres aluden a lo bueno:

Comemos zanahorias (guezer) y pedimos a Dios que destruya cualquier decreto (guezerá) malo contra nosotros.

Comemos puerros, karsi en arameo, que también significa "cortar". Le pedimos a Dios que corte a nuestros enemigos.

Comemos remolacha (betarraga), silka en arameo, que también significa "remover", y rezamos que nuestros adversarios sean removidos.

Comemos calabaza, kara en arameo, y pedimos a Dios que rompa (kara) cualquier juicio negativo de nosotros, y que proclame (kara) nuestros meritos.

Comemos pescado con una petición de "ser fructíferos y multiplicarnos como los peces".

Comemos (o al menos mencionamos) la cabeza de un pescado o un cordero, con el deseo de ser como líderes (cabeza) y no "cola".

Haz clic aquí para imprimir un archivo pdf de las bendiciones y declaraciones que se recitan por los simanim.
Cortesía de Artscroll